Image

Mi hijo tiene 3 años y aun no se le entiende lo que dice. Cuando le repito, le cuesta articular palabras. Quisiera aprender tips para estimular su lenguaje. Gracias.

Hola querida mamá, gracias por acudir a nosotras. Te presentamos los consejos de la Dra. Gabriela Velazco, conocida en Instagram como @terapiadelenguaje:

  1. Un niño de más de 2 años de edad debe tener un vocabulario expresivo de al menos 200 palabras y debe lograr la unión de dos palabras, como "dame más" o "no quiero" o "sí mamá". Si tu pequeño no logra expresarlas o se le dificulta la comunicación oral, te recomiendo que sea evaluado por un médico neuropediatra y en caso que realmente presente un retraso en la adquisición de su lenguaje, te sugiero iniciar con un plan de estimulación con un Terapeuta de Lenguaje. Recuerda, mientras más pronto se traten estas dificultades, más rápido podrían ser superadas.
  1. La mejor manera de corregir las fallas de pronunciación es haciéndole saber al niño cual es el problema y reforzando su discriminación auditiva. Te preguntarás "ajá y cómo hago eso?" pues muy sencillo! Si tu hijo te dice "e tao" tú le dices "tao o carro?" al darle las dos opciones, le enseñas cómo lo está diciendo él/ella y cómo debe decirse y así le demuestras cual es la diferencia a nivel fonético entre ambas para que pueda poco a poco ir identificando sus propias fallas. Trata siempre de decir primero lo que él/ella dijo y luego como es la forma correcta para que pueda recordar que siempre la correcta es la segunda opción y última que escuchó y sea más fácil para repetir.Un ejemplo para esto sería:

Hij@: e tao

Tú: ¿Cómo se dice, tao o carro?

Hij@: tao

Tú: ¿tao? O Ca-rro.

Si al 3er intento no logra corregirlo, ¡no te preocupes! Felicítalo por su esfuerzo y lo vuelves a corregir en otra oportunidad. Esto se hace para que no se canse, no se frustre y siempre esté dispuesto a corregir como tú le indiques.

  1. Recuerda que al hablarle a un niño debes colocarte a su altura, sobre todo si quieres explicarle algo. Esto permitirá mayor contacto visual y atención, lo cual fomenta una mejor comprensión del mensaje.
  1. Para muchos padres, hablarle “chiquito” a los niños es irresistible, pero transcurridos los primeros 6 meses de vida no es conveniente este tipo de actitud. Es necesario hablarles claramente para que puedan aprender cuales son las palabras correctas. Recuerden que los niños aprenden a hablar por repetición. ¡Eso sí! Que no les deban hablar chiquito, no significa que no les hablen con amor.
  1. Existen profesionales que recomiendan que para corregir las fallas de pronunciación se le diga al niño "No te entiendo" a pesar de que llore, se frustre o se sienta triste. A mí particularmente no me agrada esta técnica pues existen muchas otras en las que no hacemos sentir mal a nuestro pequeño y lo ayudan muchísimo más. Por ejemplo, en lugar de decirle "No te entiendo", yo prefiero decirle "me estás diciendo CADO o CARRO?" o le dices "Qué es un CADO? Aaaaah un CARRO? A ver intenta decirlo tú". Puedes enseñarle como se mueve tu lengua y tus labios al pronunciar, demuéstrale frente a un espejo también para que logre verse a sí mismo. Cuando un niño se frustra porque no puede pronunciar bien un sonido, en ocasiones puede bloquearse y evitar decir palabras que conlleven ese sonido o simplemente se niegan a intentar corregir cuando se los pides, porque saben que vas a hacerlos sentir mal nuevamente por esto.  Así que en opinión propia, prefiero utilizar otras técnicas para corregir, antes de usar el "No te entiendo" y esto aplica para todos los niños en todas sus edades.
  1. Si observamos que nuestro niño está notablemente más retrasado en el lenguaje, con respecto a otros niños de su misma edad, es importante que consultes con un Médico Foniatra o un Terapeuta de Lenguaje, pero ¿Por qué? muchas veces nos dicen "todavía está chiquito, dale tiempo", "cada niño tiene su ritmo", "ya hablará..." pero, sabes qué sucede cuando lo dejamos pasar y esperamos hasta que cumpla los 5 años para llevarlo a tratar un retraso en la adquisición del lenguaje? En este período pueden pasar muchas cosas, entre ellas, la más importante es el retraso a nivel académico y el rechazo social. He escuchado a algunas mamás que no quieren llevar a su niño a Terapia (de lo que sea), porque los va a "traumatizar" pero... No crees que pueda afectarle más el repetir de nivel o de grado escolar, ser rechazado por sus amiguitos por "hablar como bebé" (como se dicen entre los niños), que la maestra no le entienda cuando le hable o que su mamá y papá tengan que ser sus traductores oficiales? La terapia de lenguaje para niños está enfocada en tratarlos desde los primeros meses, de acuerdo a la necesidad que presenten y nunca van a ser demasiado chiquitos para recibir terapia, todo lo contrario, la terapia estimula y potencia las áreas del desarrollo lingüístico que no estén de acuerdo a su edad y esto previene todo lo anterior mencionado.
  1. Si tienes duda de si tu pequeño requiere o no terapia, aquí te dejaré los puntos de alerta para niños menores de 5 años: si el niño tiene 2 años y no habla, si tiene 3 años y no arma frases de dos palabras, si tiene 4 años y no expresa oraciones de más de tres palabras o si tiene muchas fallas de pronunciación. Y si todavía tienes dudas... Confía en tu instinto de mamá/papá... Necesita apoyo por terapia de lenguaje o podemos esperar un poco más?
  1. A continuación les daré una guía de ejercicios que pueden realizar con sus pequeños desde la casa para ESTIMULAR la movilidad de su lengua. Estos ejercicios le podrían facilitar el aprendizaje de puntos de articulación para a pronunciación, mejorar la tonicidad y la coordinación. Sin embargo, es importante que conozcan que no son ejercicios de REHABILITACIÓN por lo que si tu pequeño tiene alguna dificultad en su habla o alimentación, es importante que consulte primero con un médico especialista (Pediatra y Neuropediatra) y luego con un Médico Foniatra o Terapeuta de Lenguaje.

 A partir del primer año puedes realizar actividades que fomenten la movilidad de su lengua, a continuación las detallo.

*Sacar la lengua de la boca.

*Sacar y meter la lengua a repetición.

*Lateralizar la lengua hacia la derecha y luego hacia la izquierda.

*Sacar la lengua y moverla hacia abajo, como si quisiera tocar el mentón.

A partir de los 2 años de edad.

*Abriendo la boca, debe sacar la lengua sin tocar el labio superior.

*Tocar con la punta de la lengua la encía de los dientes inferiores por detrás, en los alvéolos.

*Empujar cada mejilla por dentro y con fuerza.

*Tocar el labio superior con la punta de la lengua.

*Colocar la lengua flaquita y después gorda.

*Elevar la punta de la lengua y tocar la encía de los dientes superiores por detrás, en los alvéolos.

*Colocar la lengua lo más atrás que pueda.

A partir de los 3 años de edad en adelante.

 *Tocar todos los dientes superiores e inferiores por detrás, lentamente y coordinado.

*Mantener la punta de la lengua pegada a la encía de los dientes superiores por detrás (alvéolos palatinos), entre 2, 5 y 10 segundos.

*Mover la lengua de atrás hacia adelante sin tocar los labios.

*Mover la lengua de atrás hacia adelante tocando todo el paladar.

*Mover la lengua en forma de círculos fuera y dentro de la boca de manera coordinada.

*Sacar la lengua e intentar tocar la nariz sin tocar el labio inferior.

Estos ejercicios de estimulación los puedes realizar con tu pequeño frente al espejo para que pueda observarse y detallar cada paso en cada ejercicio.

Esperamos haber sido de ayuda, no dudes en escribirnos nuevamente, si así lo deseas.

Un abrazo de mamá.

Equipo Editorial de PreguntaMama.com