¿Cómo puedo superar mis inseguridades como mamá?

Muchas madres, tantos primerizas como las que ya no lo son, suelen sentir ansiedad e inseguridad respecto a como crían a sus hijos. Solemos atacarnos fuertemente a nosotras mismas cuando cometemos un error y en los momentos en donde las cosas están saliendo mejor, nos damos poco crédito ¿Por qué será?. Pero si una amiga nos llama para contarnos algo similar que le pasó con su peque, solemos ser más condescendientes, brindándole apoyo y haciéndole ver que puede transformar la situación en positivo.

inseguridad

Muchas veces en el proceso de la crianza solemos perder nuestra paciencia y actuamos de formas poco agradables, y de cuyos actos luego nos estamos arrepintiendo y sintiendo mal.

Algunos ejemplos:

  • Si nuestro peque hizo una rabieta en pública podemos perder los estribos y tratar mal a nuestro hijito, sabiendo que la filosofía que estamos practicando es la crianza respetuosa. Entonces que pasa luego, no atacamos a nosotras mismas diciéndonos que mala madre eres, cómo pudiste hacer eso…
  • Si olvidamos una cita que teníamos con el pediatra del peque, nos decimos a nosotras mismas, pero cómo pudiste olvidarlo, que idiota, soy la peor madre del mundo…
  •  Si escuchamos opiniones sobre nuestros hijos, cómo por ejemplo: «Tú hija está muy malcriada» «Qué maleducada» «tu hijo si es amargado» entre otras tantas opiniones de los demás, solemos cuestionarnos a nosotras misma y con mil y un pensamientos negativos sobre nuestra crianza.

inseguridad

Tips para superar inseguridades

El libro de Miguel Ruíz, los Cuatro Acuerdos nos regala una sabiduría sencilla pero poderosa para superar inseguridades. Aquí te nombramos algunos tips en base a esa sabiduría.

No existe la perfección

Parque, Chico, Familia, La Mamá Con Los Niños, Otoño

El culparnos por todo, generar inseguridades que solo se encontrarán en nuestra cabeza, y que a la larga pudiese salpicarle a nuestros peques. Tenemos que aceptar que No existe la perfección, lo que en realidad existe es: dar lo mejor de ti en cada momento. El dar lo mejor de ti en cualquier circunstancia evita arrepentimientos.

Ser coherentes

inseguridad

Para poder amar a nuestros hijos, debemos amarnos a nosotras mismas también. Esto quiere decir, que debemos ser coherentes con lo que pensamos, hacemos y decimos. Nuestros hijos valorarán mucho ver que su madre o su padre sienten también compasión por ellos mismos, ya que esta actitud les ayudará a sentirse libres de ser auténticos.

No tomarse las cosas de forma personal

Mamá, Hija, Amor, Hacer Tonterías

Los comentarios que los demás hagan sobre tu manera de criar o cualquier aspecto que te cause ruido, simplemente no te lo tomes de forma personal. Realmente detrás de todo eso hay es amor, aunque venga en palabras no muy agradables. Esa persona puede estar reflejando algo que no pudo hacer y quiso hacerlo o en su defecto algo que hizo en exceso y busca advertirte. El no tomarte las cosas de forma personal permite que no te generes ninguna inseguridad.

No des las cosas por sentado

Familia, Bebé, Mamá, Nena, Personas, Joven, Amor, Chica

Cuando supones cosas, comienzas a crear e inventar historias que van invadiendo completamente tu mente, esto no crea más que inseguridades y sufrimientos. Así que si tienes alguna duda intenta buscar a alguien a ver si te la aclara. En lo posible trata de expresar lo que realmente quieres decir, de forma efectiva y concisa. Así evitarás dramas, malentendidos y tristezas.

Te podría interesar este artículo: ¿Cómo puedo gestionar las rabietas con respeto?

Tratemos de ser amables con nosotras mismas, si nos equivocamos no pasa absolutamente nada, pedimos disculpas, nos levantamos y seguimos mejorando día a día.

Técnica que puedes practicar para estar consciente de tus inseguridades 

Eckhart Tolle, considerado un guía o maestro espiritual, nos regala esta hermosa técnica para ayudarnos a hacernos conscientes de nuestras inseguridades.

inseguridad

Básicamente Eckhart propone que la desdicha o la inseguridad está creada por la narrativa mental (lluvia de pensamientos que generamos para juzgar una situación) la cual nace a través de nuestros pensamientos acerca de una situación en particular. En vez de estar reactivos, quejándonos o juzgandonos acerca de algo que hicimos o de algo que está ocurriendo, intentemos lo siguiente:

Experimentar el momento o la situación sin interpretar lo que está sucediendo, es decir, sin darle la connotación de bueno o malo.

Por ejemplo: Si tu hijo hizo un berrinche en público y tu actuaste un poco fuera de tus cabales porqué te sentiste avergonzada. Discúlpate con tu peque y antes de ponerte a rumiar con la situación, detente, mira a tu hijo, respira profundo, y no juzgues la situación, y tal vez sientas que te quitas un peso de encima. Ese peso, no es más que pensamientos que crean narrativas desdichadas.

¿Qué hacer cuando surjan emociones negativas?

Cuando surjan emociones de miedo, depresión, resentimiento, lastima o lo que sea, traten de utilizar esa emoción como alarma para preguntarse: ¿De donde surgió esta emoción? ¿Cómo es que estoy viviendo esta sensación de infelicidad?, estas preguntas dirigirán tu atención hacia la vitalidad del momento presente (fuente).

inseguridad

Por supuesto que es muy bonito cuando pasan cosas lindas y no es tan bonito cuando pasan cosas desagradables. Pero si tratamos de estar conscientes en los momentos donde ocurren cosas desagradables y comprendemos que si podemos tomar alguna acción la tomamos y si no podemos, simplemente no se toma ninguna acción, dejamos de estar a merced del condicionamiento exterior. Esto nos ayudará a dejar de vivir una vida llena de frustración.

Al ego le encanta juzgar la situación, le encanta indicar que toda la situación está equivocada, entonces la narrativa mental comienza a generar pensamientos que dice: «esto no debería estar sucediendo», pero sabes qué, está sucediendo, la situación es como es. Muchas veces se suele vivir con sufrimientos o desdicha a través de los años porque nunca se aprende a diferenciar entre las situaciones en las que se encuentra y aquello que la mente le agrega a esa situación (fuente).

Entonces recuerda la calve es preguntarse: ¿Cómo sería este momento o esta situación en la que me encuentro sin el agregado de ese pensamiento? (fuente).

Nota concluyente:

inseguridad

No existe nada bueno ni malo, es el pensamiento humano el que lo hace parecer así (Shakespeare-Hamlet; fuente). Esta frase nos está indicando que básicamente son nuestros pensamientos o la narrativa como diría Eckhart la que condiciona  el «bien-estar» o el «mal-estar» humano. Así que el «bien-estar» depende completamente de ti, ve a tu interior, suelta la narrativa innecesaria que te hace infeliz.

 

Esperamos esta información te haya sido de gran utilidad, con muchísimo cariño Tu Equipo Editorial de Preguntamama

Más información

Health Energy Coaching. 2017. Links para descargar los 5 libros de Eckhart Tolle: descubre este gran maestro.

Biblioteca Virtual Universal. 2003. Hamlet (Obra completa).

Jan Anguita. 2014. 7 Maravillosas Frases de Hamlet que Te Sorprenderán por Su Sabiduría y Profundidad.

Solange Pérez. 2019. Superando mis inseguridades como madre.

Video de Eckhart Tolle, en donde te explica la técnica de soltar esa narrativa mental.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.