Mi bebé no come nada, ¡Ayuda!

Acá te compartimos una pregunta de una mamá que piensa que su bebé no come nada.

Pregunta completa: «Mi bebé desde que iniciamos su alimentación complementaria nunca le ha gustado la proteína animal. No come carne, pollo, pescado, huevo, queso. Absolutamente nada de esto le gusta. Ahora acaba de cumplir su primer año y entró supongo que en crisis porque no come absolutamente nada. Las frutas que e gustaban ya no las come, no me recibe nuevas. Hace mala cara a las comidas y la verdad estoy desesperada porque no encuentro que darle de comer =( Ayuda»

Respuesta:

Querida mamá, muchas gracias por escribirnos. Puede llegar a ser lo más frustrante del mundo cuando nuestro bebé no quiere comer. Sentimos que se puede enfermar y se nos viene el mundo abajo. te entendemos y te enviamos un abrazo de mamá. Estamos contigo.

Ahora bien, hemos identificado tres temas que queremos plantearte basados en tu pregunta: Las proteínas, la cantidad de comida que tu bebé ingiere y las crisis de crecimiento. ¡Comencemos!

Mi bebé no come nada de proteínas

Caraotas o black beans
Los granos son una excelente fuente de proteínas

Es entendible que puedas pensar que tu bebé no come nada de proteínas porque siempre asociamos las proteínas con huevo, carne o pollo. Sin embargo, tal y como lo indica la doctora Susej Fernández, «Si tu hijo no quiere proteína de origen animal podrás sustituir en las cantidades apropiadas por proteína de origen vegetal como legumbres, cereales y frutos secos; garbanzos, lentejas, frijoles, judías, caraotas, porotos, maní/cacahuete, avellanas, almendras, trigo integral, quinoa, avena»

Te invitamos a probar este tipo de proteínas e incorporarlas en la alimentación de tu bebé. Es posible que tu bebé sienta que estás ansiosa a la hora de la comida y relacionar el hecho de comer, conque mamá se pone estresada. Por esto trata de estar traquila, de cantar, jugar y hacer de la hora de la comida un rato más bien divertido.

La cantidad de comida adecuada para tu bebé:

cremas

A veces sentimos que nuestro bebé no ha comido nada. Nos preocupamos y nos sentimos mal, terrible. A partir de este momento te invitamos a hacer una lista de todo lo que tu bebé come durante el día y la noche. Separa los días en 24 horas, por ejemplo, a las 8 am comienza un nuevo día, así que lo que comió durante la madrugada anterior cuenta como del día de ayer. Junto a la lista, anota las cantidades. Por ejemplo, tres cucharadas de sopa, dos palitos de avena, una arepita pequeña. Acá te dejamos algunas recetas para bebés: Recetas para bebés.

Para ayudarte, puedes usar aplicaciones para llevar las cuentas de las calorías y macros (proteínas, carbohidratos y grasas) que consume tu bebé a diario. Te sorprenderás de todo lo que come tu bebé. En estas aplicaciones no se encuentra la leche materna pero ten por seguro que la leche materna sigue siendo un alimento maravilloso al año de edad. Un ejemplo de estas aplicaciones es MyFitnesspal.

Al mismo tiempo, queremos invitarte a leer el libro «Mi niño no me come». De acuerdo al pediatra español Carlos González, quien es el autor de ese maravilloso libro, como padres tenemos unas altas expectativas sobre lo que debe comer nuestro bebé, y creemos que debe comerse porciones que serían más adecuadas para un adulto o un niño grande. A la edad de un año, un bebé necesita aproximadamente entre 800 y 900 calorías al día. Ten esto en cuenta cuando saques la cuenta de las calorías diarias que ingiere tu bebé, para esto, puedes combinar tu lista y la app que te ayuda a contar calorías.

Las crisis de crecimiento:

come
Bebé modelo: Luciano Ramírez

Finalmente, parece que tu ya sabes a lo que se refieren las crisis de crecimiento y efectivamente, al año de edad parece que todos los bebés se pusieran de acuerdo y todas las mamás piensan que su bebé no come nada. Lee acá sore las crisis de crecimiento: Crisis de crecimiento. Ahí puedes leer que «Justamente al año de edad, los bebés dejan de crecer de forma tan acelerada y más bien entran en una etapa de crecimiento lento. Necesitan menos calorías y ante la elección entre comida y pecho materno, preferirán el pecho».

Querida mamá, esperamos haber sido de ayuda. Por favor no dudes en contactarnos y recuerda siempre que ante la duda, quien mejor puede ayudarte es tu médico pediatra de confianza.

¡Un abrazo de mamá!

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.