Cambios fisiológicos durante el embarazo

Nuestro cuerpo, durante el embarazo, realiza cambios físicos acelerados para que el bebé pueda desarrollarse de la mejor manera en el vientre, pues dentro de nosotras le brindaremos el calor de hogar durante las 37 a 40 semanas de gestación.

Siempre es recomendable llevar un control mensual del embarazo con el especialista de confianza para que todo el proceso llegue a su feliz término sin ninguna complicación.

A continuación te mencionaremos algunos cambios que pueden presentarse durante el embarazo para que no te asustes y puedas hacer algo al respecto.

Calambres y lumbagos

embarazo

Los calambres son frecuentes y suelen generarse por la comprensión que tiene el útero sobre el sistema circulatorio o venoso. Para mejorar esta situación, se recomienda aplicar calor local.  El aumento de peso puede provocar lumbagos, recomendándose el uso de zapatos cómodos o deportivos, por lo que trata de evitar los tacones.

Articulaciones y músculos en el embarazo

embarazo

La pelvis se está haciendo más flexible y aflojando los ligamentos y articulaciones, preparándose para el momento del parto, ganando así espacio para que el útero aumente su tamaño y cambiando la postura de la madre. Con esto, aparece el dolor de espalda, el cual suele manifestarse con más regularidad, ya que la columna está equilibrando el peso del útero.

Te recomendamos que evita usar tacones y levantar peso, además trata en lo posible de mantener una postura correcta.

Hematológico

mamá primeriza

La falta de hierro durante el embarazo produce un cansancio sin justificación, conocido como «anemia fisiológica de la gestación«. Debes asistir a tu médico de control quien recetará un multivitamínico, en caso de necesitarlo.

Como la hemoglobina disminuye y aumenta el volumen total de sangre, se necesita tomar suplementos de hierro para evitar una disminución notable de la misma.

Aparato reproductor durante el embarazo

hidratación
Water photo created by freepik – www.freepik.com

Tu abdomen mostrara un pequeño abultamiento a las 12 semanas de embarazo y a las 20 semanas se notará hasta la altura del ombligo, aumentando hasta ocupar el borde inferior de la caja torácica.

Debemos cuidar nuestro aparato reproductor de una infección vaginal, puesto que suelen ser comunes. Entre ellas están: la tricomoniasis (infección por protozoarios) y la candidiasis (infección por levaduras). Debes estar atenta a los cambios en tu secreción vaginal, si cambia de color u olor y sientes escozor (picazón), debes visitar al médico especialista lo antes posible para que te recete un tratamiento.

El embarazo y las mamas

lactancia

Los senos tendrán cambios notorios, entre ellos se destacan color oscuro en los pezones y areolas, estrías, picores e hinchazón, se vuelven más sensibilidad y aumentan su tamaño. Todas estas transformaciones son señales de la preparación para la producción de leche materna.

Semanas antes de dar a luz y pocos días después del parto, estas glándulas productoras de leche, producirán una secreción fina y amarillenta llamada calostro, con suficientes minerales y anticuerpos para tu bebé. Es beneficioso usar sujetador sin aro o ballena, no tan ajustado y con tejidos naturales como el algodón.

Endocrino

hidratación
People photo created by yanalya – www.freepik.com

Durante el embarazo la mayoría de las hormonas modifican su funcionamiento. La placenta puede generar la producción de más glándulas tiroideas, haciendo que:

  • El corazón lata más rápido.
  • Sientas inestabilidad emocional.
  • Haya mayor sudoración.
  • Puede ocurrir que se agrande la glándula tiroidea. No obstante, el hipertiroidismo sólo se produce en un porcentaje muy bajo durante el embarazo.
  • La placenta estimula las glándulas suprarrenales, pudiendo retener más líquidos.
  • También aumenta el estrógeno y la progesterona durante la semana 9 de embarazo, para que los ovarios segreguen gonadotropina coriónica humana, ayudando a mantener la formación del feto.

Otro cambio interesante es la concentración de azúcar (glucosa) en la sangre, la cual puede aumentar y descender sutilmente, necesitando de la insulina (hormona que regula el azúcar) durante el embarazo. Algunas gestantes que tengan diabetes, pueden empeorar o comenzar a desarrollar otras formas, como la llamada diabetes gestacional.

 

Esperamos esta información pueda orientarte querida futura mamá. Con cariño Tu Equipo Editorial de Preguntamama.com

 

Más información en:

5 cambios fisiológicos que ocurren durante el embarazo

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.