Image

¿Cómo puedo preparar mi casa para recibir a mi bebé, en un ambiente cómodo, seguro y tranquilo?

Cuando te conviertes en mamá, hay algo que no tiene precio: la comodidad de tu bebé y la tranquilidad de toda la familia. Durante nueve meses, planeas y te preparas para recibir a tu más grande tesoro, de la mejor manera posible. Lees sobre lactancia y parto, preparas su habitación, su ropa, juguetes.

Aquí te ayudamos a ir un poco más allá y estar preparada para que recibas a tu bebé en total confort y estabilidad. En la siguiente imagen, describimos la habitación de tu bebé, para que consideres los aspectos que allí se describen.

Una habitación cómoda para tu bebé

¿Qué aspectos debo considerar?

Lo primero que debes considerar es que durante el post parto, estarás bastante cansada, así que es importante tratar de organizar todo de la manera más eficiente posible. En esta oportunidad te hablaremos del Gas Natural, como recurso óptimo para lograr una bienvenida agradable y cómoda a tu bebé.

El Gas Natural es una energía económica, limpia y eficiente, capaz de satisfacer necesidades como luz, calor, y comodidad en general. Repasamos los principales puntos que debes tener en cuenta en tu lista:

  • La temperatura adecuada: Recuerda que tu bebé estuvo nueve meses a gusto dentro de tu cuerpo, a 37°C. Es por esto que la temperatura de su habitación no debe estar muy baja, pues podría resfriarse. El Gas Natural provee calor homogéneo en toda la casa, regulable y programable por franjas horarias y días de la semana. Es más eficiente y cómodo de usar, siendo adaptable a sistemas tradicionales y de baja temperatura.

  • Su confort: Un baño tibio le ayuda a relajarse y dormir mejor. Es una experiencia realmente placentera para tu pequeño, y es muy necesario contar con agua caliente disponible para preparar este momento de aseo y confort. Prepara con mucho cuidado su baño y recuerda probar la temperatura con el codo antes de bañar a tu bebé. Con Gas Natural, el agua se calienta con mayor rapidez proporcionando agua caliente al instante y de forma abundante. Adicionalmente, con este tipo de energía, solo se calienta agua cuando es necesario, por lo que no se necesita mantener el agua en un tanque continuamente caliente.

  • Seguridad para dormir: Si elegiste la cama familiar como opción para dormir, recuerda que existen precauciones a la hora de compartirla con tu bebé, como evitar el consumo de alcohol antes de dormir y maximizar la limpieza. Recuerda que no es recomendable si alguno de los miembros toma medicamentos para dormir, o si es obeso. Si han seleccionado la cohabitación o dormitorios separados, es importante evitar usar cobijas muy gruesas y pesadas en la cuna de tu bebé, así como evitar el uso de peluches, almohadas o juguetes en la cuna.

El gas natural es una energía muy segura, y más si tomas en cuenta todas las recomendaciones para disfrutar del servicio con toda tranquilidad. Además, en Gas Natural ponen a tu disposición un servicio de urgencias las 24 horas del día, los 365 días del año.

  • Comodidad y tranquilidad para mamá: Trasnochar, el cambio en la rutina, el hecho de cuidar a una nueva personita, son hechos que pueden estresarte, así que debes evitar sumar cualquier otro tipo de preocupaciones, como cuando no puedes usar agua caliente en dos puntos simultáneos de la casa, o cuando se acaba el agua caliente en mitad de tu ducha. El sistema de Gas Natural se instala rápidamente, y sin muchas obras. Permite ahorrar dinero, ya que es la energía de suministro continuo más económica del mercado, con bajos costes de mantenimiento y con los precios más estables. Como mamá estarás más tranquila, sabiendo que tu familia está mucho más cómoda, con el agua caliente siempre disponible y ahorrando tiempo y dinero.

  • Decoración: Los calentadores de Gas Natural son de tamaño reducido y vienen en una amplia gama de modelos, que se adaptan a la decoración seleccionada para las habitaciones de tu casa.

  • Ecología: Eres una mamá ecológica, y es bueno que sepas que el gas natural es la energía convencional más limpia, menos contaminante y con menor contenido de carbono. Su combustión emite menos CO2 a la atmósfera, contribuyendo así a la disminución del efecto invernadero. Los equipos tienen un elevado rendimiento, puesto que, con la justa cantidad de combustible, ofrecen una gran potencia calorífica. Por eso consumen menos energía y los gastos de instalación/sustitución se recuperan antes.

Si estás pensando en cambiar de sistema de calefacción, o mudarte, Gas Natural es una excelente opción para toda la familia, busca más información en la página web y bríndales a tu bebé y a toda tu familia, un hogar acogedor, confortable, cómodo y seguro. ¡Ahorra tiempo, dinero y preocupaciones!

Post patrocinado por Gas Natural

Equipo Editorial de PreguntaMama.com