A mi bebé anterior no lo amamanté por tener pezón invertido. Estoy embarazada de nuevo y deseo amamantar ¡Ayuda!

Pregunta completa: Hola, tengo una bebé de apenas 1 año y estoy embarazada de 27 semanas. Mi primera bebé nació por cesárea ya que tuve problemas con la placenta e indicios de preeclapsia; por lo pronto de el nuevo embarazo este bebé nacera por cesérea también. Cuando nacio mi beba me encontré de golpe con que tengo pezón invertido y nunca, por más que leí, no sabia que seria un problema y ¡no pude establecer la lactancia! Aunque mi bebé tomó leche materma exclusivamente por 3 meses, ¡pero en tetero (biberón)! Ahora me gustaria tener la información necesaria para poder establecer la lactancia con mi bebé que esta por nacer, ya que aqui en Venezuela no es tan fácil que el personal de la clínica u hospital ayude con eso, ni siquiera el pediatra, al menos eso me sucedió al nacer mi bebé, eso me preocupa mucho. Agradeceria mucho su ayuda.

Hola querida mamá. ¡Gracias por contactarnos!

Espero poder ayudarte. En primer lugar debemos diferenciar entre pezón pequeño, pezón plano y pezón invertido. Para las dos primeras condiciones, la lactancia puede establecerse rápidamente después del nacimiento, pues el bebé no se prende del pezón como tal, sino del pecho, tomando bastante areola en el momento de hacer el agarre.

En el caso de pezón invertido, éste no de protuye al ser estimulado por la succión del bebé, sino más bien queda hacia adentro, de forma umbilicada. En este caso, la lactancia también es posible, sin embargo puede tomar algunos días para que el bebé se adapte a el pezón de su mamá, pudiendo ocurrir que el pezón aflore hacia afuera con presencia de un leve sangrado e incomodidad para la mamá. Una vez logrado el agarre, bien sea que el pezón se invierta hacia afuera o nó, las tomas transcurrirán normalmente y sin problemas.

Estadísticamente, la mayoría de las mujeres con el pezón invertido logra amamantar satisfactoriamente, al encontrar el bebé un agarre óptimo, involucrando la mayor parte de la areola en el agarre. Asi que desde ya ¡Pensamientos positivos! Acá te diré que sirve y que no sirve para lidiar con el pezón invertido:

¿Que sirve caundo tengo pezón invertido?

    • Confiar en ti misma, y en tu capacidad de amamantar a tu bebé. Visualízate a ti misma haciéndolo. Aleja cualquier sentimiento de culpa que puedas tener por no amamantar a tu primer bebé, después de todo, eres una excelente mamá y tu bebé es sano e inteligente. El pasado quedó atrás. ¡Tu puedes!
    • Localiza a un grupo de apoyo a la lactancia materna cercano. Apóyate en ellas. Contáctalas desde el embarazo.
    • Haz todo lo posible porque no te separen de tu bebé luego de su nacimiento, excepto para los chequeos rutinarios. ¡Que te lo devuelvan lo más pronto posible! El apego precoz facilita siempre la lactancia materna.
    • Evita que le den tetero o biberón en el centro hospitalario. Además de los inconvenientes de suministrar fórmula artificial a un recién nacido y que el calostro no sea lo primero que entre en su sistema digestivo, puede ocurrir una confusión tetina-pezón y tu bebé podría preferir el biberón a tu pecho.
  • Practica la «postura primal», en la cual tu estás acostada y el bebé está sobre ti, boca abajo. Esta es la postura natural para el ser humano en el momento de amamantar.
  • Prueba estimulando tus pechos con el extractor.

¿Que no sirve?

  • Estimular el pezón durante el embarazo. Probablemente ya has leído sobre los «ejercicios de Hoffman», que consisten en una serie de ejercicios que estimulan el pezón. Diversos estudios han demostrado que estos ejercicios no representan ninguna diferencia o mejora en la lactancia materna.
  • Utilizar pezoneras. El uso de las pezoneras puede ayudar momentáneamente, sin embargo, retrasan el aprendizaje efectivo del niño, impidiendo que mame adecuadamente y saque o moldee el pezón.
  • Ofrecer biberones para que «el niño practique», puesto que nada es menos parecido que una mamila y un pezón invertido. De hecho son todo lo contrario y esto no contribuirá a que el niño mame correctamente.
  • Otros detalles que desfavorecen cualquier lactancia: Comentarios negativos por parte de allegados, poco apoyo y credibilidad en la capacidad de amamantar de la madre, apego tardío, horarios estrictos para amamantar (la lactancia debe ser «a demanda»), etc.

Espero haber sido de utilidad, no dejes de contactarnos nuevamente si surge alguna otra duda. Síguenos en redes sociales donde también estamos pendientes de tus dudas y comentarios.

Un abrazo de mamá a mamá.

Ing. Ivonne Vicuna, Asesora Certificada en Lactancia Materna

6 comentarios de “A mi bebé anterior no lo amamanté por tener pezón invertido. Estoy embarazada de nuevo y deseo amamantar ¡Ayuda!”

  1. Que lindas las opciones que propones para cuando se tiene pezón invertido. Cuando dices Confiar en ti misma y en tu capacidad de amamantar a tu bebé creo que es la primordial y fundamental de todas, como madres debemos forjar esta autoestima, todos los conocimientos están allí en nuestros registro universales de todos nuestros ancestros. Muchas Gracias, muy bueno este artículo.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.