¿Me pueden dar información sobre la crisis de los ocho meses?

Pregunta completa: Encantada con todas sus informaciones…Soy una mamá feliz y enamorada de mi hijito de 8 meses. Leí un poco de la crisis de los 8 meses o crisis de ansiedad y estoy interesada en saber más al respecto. Les agradecería. Abrazos

Hola querida mamá, gracias por acercarte a nosotras.

Es muy bueno buscar información relacionada con el comportamiento típico de tu bebé a cierta edad. Aunque, cada bebé es un mundo y pudiera ser que tu bebé no experimente esta angustia, o que la viva con mucha intensidad.

Aquí te comentaremos a qué se debe, cómo identificarla y te daremos algunos tips para manejar con calma esta etapa.

¿A que se debe la angustia de los ocho meses?

La angustia o ansiedad de separación comienza al rededor de los ocho meses, porque es a esta edad aproximadamente, cuando el bebé toma conciencia de su autonomía. Puede gatear y desplazarse lejos de su cuidador principal o su figura de apego, casi siempre su madre.

Descubren e identifican a otras personas y lo último que quieren hacer es compartir la atención de la madre con estas otras personas.

¿Cómo identificarlo?

El bebé se muestra celoso y presta toda su atención a la madre. De la misma manera, demanda la total atención de ella hacia su persona.

Llora fácilmente cuando otra persona lo toma en brazos. Se angustia y desespera cuando no puede ver a mamá o estar cerca de ella.

Cuando mamá lo toma en brazos, se calma automáticamente.

Antes, tu bebé sonreía a cualquier desconocido. Ahora, no quiere que nadie se le acerque y llega a experimentar verdadera angustia si alguien distinto a ti lo carga o lo besa.

¿Que lo angustia tanto?

Tu pequeño a esta corta edad no tiene noción del tiempo.

Para el bebé de ocho meses, es igual de angustiante que lo dejes 5 minutos o que te tardes dos días. Sólo ve que te separas de él y no entiende cuanto tiempo te vas a tardar, ni por que debes separarte de el, pues no tiene todavía esa capacidad de razonamiento.

Solo sabe que mamá lo abandona y se siente en peligro inminente. De ahí el llanto incontrolable y el sentimiento de terrible angustia que experimenta.

A esta edad, lo que no está en su campo visual, no existe. Por esto llora desconsoladamente si lo dejas, así estés en la habitación contigua.

¿Y mamá, que siente?

Para la mamá es igualmente angustiante y agobiante, puesto que no nos gusta ver sufrir a nuestro bebé, ni dejarlo llorando.

A veces nos angustia «ni siquiera poder ir al baño sola unos minutos». Casi siempre nos vemos en la necesidad de dejarlo al cuidado de otra persona y su sufrimiento, se convierte en el nuestro.

¿Que hacer para sobrellevar esta etapa?

En primer lugar, lo que tu haces. Reconocer que es algo que va a ocurrir y prepararnos para ello:

Comprender

Comprende que es algo normal. Comprender a tu bebé te ayuda a buscar la mejor manera de calmarlo y entenderlo. Esta etapa es parte importante de su desarrollo psiquico y representa el descubrimiento de su incipiente autonomía.

Organizarte

Trata de organizarte para no separarte de el. Lo se, suena loco. Pero en esta etapa, él verdaderamente no entiende razones. Como adultos, debemos organizarnos para evitarle ese sentimiento de abandono al pequeño.

Fluir

Entiende que es una etapa y que como todo, pasará. Una vez el aprenda a compartir y compartirte con otras personas, todo irá fluyendo.

Brindarle afecto

Trata de estar con él y de brindarle amor y cariño. Transmitele seguridad con frases como «mamá está aqui». Recuerda que lo que siente no son «Caprichos» o «malcriadez». Tu bebé realmente necesita tu contacto físico para superar la angustia que siente. Cuando debes alejarte, explícale que esta separación es momentánea: «ya vuelvo hijo».

Respeto

Respeta los temores de tu hijo en presencia de otras personas: acércate lentamente, preséntale a las personas que te rodean y dale tiempo para que pueda observarlas a su ritmo. Nunca dejes que un desconocido lo tome en brazos directamente. Ni lo obligues a saludar.

Juega

Juega «Donde está mamá?», tápate la cara con las manos, o escóndete detrás de un pañuelo o detrás de la puerta y vuelve a aparecer de repente. La mayoría de los bebés  adoran este juego y les permite ir aceptando la idea de tu ausencia y entender que cuando te vas, luego vuelves otra vez.

Permanece cerca

Nunca te alejes de tu bebé sin decirle que te vas y que volverás pronto. Por ejemplo, si debes dejarlo en la guardería o con una niñera, no te escabullas y explícale que volverás a buscarlo al final del día.

De todas formas, esta actitud del bebé de 8 meses, es transitoria. Pronto entenderá más e irá comprendiendo que vuelves. Mientras tanto, ¡paciencia y amor!

Un abrazo de mamá a mamá.

 

Equipo Editorial de PreguntaMama.com

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.