¿Es malo que mi bebé solo quiera estar en mis brazos?

Pregunta completal: Hola, mi beba tiene cinco meses y solamente puede estar a upa (en mis brazos), lo cual no me molesta ya que porteamos y a la vez amamanta alli. Mi pregunta es, cada vez que la bajo y la dejo en su alfombra para que pueda jugar en unos minutos ya empieza a chillar como que no le gusta, cabe resaltar que hace unos dias aprendió a darse la vuelta boca abajo y le entretiene muy poco tiempo sus juguetes. Como si no tuviera tanta paciencia. No se que hacer, me preocupa mucho.

Respuesta:

Hola querida mamá, esperamos que tú y tu pequeño se encuentren muy bien. A continuación te brindamos algo de información que te ayudará a comprender por qué tu bebé quiere estar en tus brazos el mayor tiempo posible.

Aunque no todos los bebés son iguales y cada uno comienza a desarrollar su personalidad desde muy pequeños, hay algo que si tienen muchos en común. Se trata de su preferencia por los brazos de mamá y su deseo de estar sobre ella todo el tiempo. Esto a menudo se vuelve una necesidad que causa frustración en los cuidadores, sobre todo cuando no logramos comprender el motivo de su llanto.

¿Estoy alzando mucho a mi bebé?

brazos

Uno de los mitos más difundidos sobre la crianza y los bebés, es que si alzamos mucho a nuestros pequeños estos pueden “malacostumbrarse” a nuestros brazos. Sin embargo, las investigaciones indican que la necesidad de los bebés por ser cargados es un comportamiento completamente normal, que les garantiza su supervivencia.

Asimismo, tal como indica el Dr. Campbell (2015), el porteo o cuidados de canguro ofrecen grandes beneficios a nuestros bebés. Entre ellos se encuentra la regulación de la temperatura corporal, reducción del llanto, regulación cardiaca y respiratoria, además de promover el aumento de peso y un ritmo de crecimiento adecuado. Estos beneficios son evidentes tanto en niños nacidos a término como en pequeños que han nacido de manera prematura.

El porteo en fular o portabebé ergonómico también fortalece los vínculos con los cuidadores e incrementa la interacción entre la madre y su bebé. Además, es una manera de facilitar la lactancia, pues llevamos a nuestros pequeño cerca de nuestro pecho, lo que lo hace más accesible y cómodo. En conclusión, como aseguran los expertos en pediatría y desarrollo infantil, es imposible que un bebé esté siendo cargado de más.

Los bebés quieren y necesitan ser sostenidos

brazos

La necesidad de los bebés por ser cargados y estar con su madre el mayor tiempo posible, se relaciona en gran medida con su limitación de movimientos. Es por ello que si tu bebé aún no se desplaza por sí solo, preferirá estar contigo para poder mirar todo a su alrededor y observar con atención lo que hacen sus padres. Esto no solo les resulta fascinante, sino que les prepara para el desarrollo del lenguaje y de diversas capacidades sociales.

De esta manera, los bebés comienzan a fomentar sus bases de la comprensión del lenguaje al escuchar a mamá platicar con los demás. Por otro lado, Solter (2004) explica que dejar llorar a los bebés sin alzarles, puede resultar muy perjudicial para su salud mental y desarrollo cognitivo. Además, cuanto más seguro se siente un bebé durante sus primeros meses de edad, más confianza tendrán al momento de comenzar a moverse y desenvolverse por sí mismo.

Ansiedad por Separación

bebé

La seguridad que les transmiten nuestros brazos a los bebés hace que estos prefieran estar sobre nosotras a estar en sus cunas o alfombras. Por lo que se recomienda el uso de cargadores ergonómicos para cuidar a nuestro bebé y permitirnos también un descanso en los brazos.

Por otra parte, alrededor de los 6 meses de edad, algunos niños pueden comenzar a experimentar ansiedad por separación. Esta se trata de una fase normal del desarrollo por la que atraviesan los bebés.

Durante esta fase de desarrollo fisiológico y emocional, los bebés comienzan a comprender la permanencia de los objetos y las personas. Esto suele hacer que los pequeños sientan mucha angustia cuando sus madres salen de su campo visual. Es por eso que no es de extrañar que tu pequeño se altere o llore cuando lo dejas sobre su alfombra y sales de la habitación o de su entorno. Además, los expertos de la Academia Americana de Pediatría explican que la situación puede volverse más irritante si tu bebé se encuentra hambriento o con sueño.

¿Me está manipulando mi bebé?

bebé

Es importante comprender que los bebés usan el llanto como su única forma de comunicar a los cuidadores sobre sus necesidades. Atender el llanto de nuestros pequeños garantiza que estos se desarrollen de manera óptima y aprendan a confiar en el mundo que les rodea. Un bebé puede llorar apenas unos minutos después de que su madre les deja en su cuna o habitación, simplemente porque se sienten incómodos, solos o si están cansados.

Además, como aseguran los profesionales en desarrollo de los niños de Healthline Media, la sensación de seguridad que les transmitimos a nuestros bebés no solo les hace ser más confiables, sino que promueve su independencia en el futuro.

¿Cómo puedo sobrellevar la situación?

brazos

A pesar de comprender toda esta información, es normal que nos frustremos cuando nuestros pequeños solo quieren estar con nosotras. Es por ello que contar con una red de apoyo resulta tan importante, sobre todo en los momentos donde el cansancio nos sobrepasa. Busca apoyo con tu pareja, familiares y amigos. Recuerda también que tu cuidado y estabilidad son muy importantes.

Una forma de ayudar a tu bebé a sentirse más cómodo en su habitación o alfombra es compartir tiempo con él, jugar y enseñarle que se trata de un lugar seguro. Puedes interactuar con sus juguetes, poner música suave y cantarle. Siempre debes garantizar que tu bebé no tenga hambre, sueño o se sienta incómodo, para realizar estas actividades. Aunque ahora parece que tu bebé nunca querrá salir de tus brazos, cuando comience a desplazarse por sí mismo y se desarrolle un poco más, verás cómo se interesa por otras actividades.

Más información en:

¿Por qué es importante cargar al bebé?

Campbell-Yeo, M. L., Disher, T. C., Benoit, B. L., & Johnston, C. C. (2015). Understanding kangaroo care and its benefits to preterm infants. Pediatric health, medicine and therapeutics, 6, 15.

Frothingham, S. (2019). What Is Secure Attachment and How Do You Develop One with Your Child?. Healthline Media.

Solter, A. (2004). Crying for comfort: Distressed babies need to be held. Mothering Magazine, 122.

Swanson, W. (2014). How to Ease Your Child’s Separation Anxiety. American Academy of Pediatrics

14 comentarios de “¿Es malo que mi bebé solo quiera estar en mis brazos?”

  1. Todo en moderación, pero por mi parte estoy de acuerdo con tus consejos y debemos aprovechar antes de que crezcan

  2. Para mi con mi tercer bebé no me parece malo disfrutarlos arm nuestros brazos, crecen tan rápido qué luego extrañas mantenerlos encima abrazándolos ♥️

  3. Son tantos los beneficios al cargar a nuestros peques. Esa cercanía a nuestro corazón, nuestro olor y nuestro calor. El remedio perfecto para muchas cosas

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.