¿Cuándo debe sentarse un bebé?

Pregunta completa: Buen día. Mi bebé de 11 meses no gateó y aún no se inclina para sentarse sola, hace el esfuerzo pero aún no puede (si gira,si se queda sentada) pero no puede inclinarse para sentarse sola. No se si sea falta de estímulo o algo así. por lo que mis preguntas son: ¿Cuándo debe sentarse mi bebe? y Desearía saber que me recomiendan hacer respecto a algún estímulo. Gracias

Respuesta:

Hola querida mamá, esperamos poder brindarte información de gran ayuda para que te sientas mucho más tranquila.

Todos como padres hemos deseado que nuestros hijos viniesen con un manual, para comprender mejor la manera en que se desarrollan y todas sus necesidades. Si esto sucediera, cada manual sería muy distinto, pues muchos de los aspectos del desarrollo en los humanos dependen de una serie de factores que varía entre un individuo y otro.

Algunos de ellos son sus características genéticas, los aspectos heredados y la influencia del ambiente en el crecimiento de los bebés. Si bien no podemos ofrecerte dicho manual, te dejamos algo de información que puede servirte para conocer la manera en que se desarrollan las habilidades motoras de cada bebé.

Habilidades motoras durante el primer año de vida

bebé

En algunos estudios como el de Rodríguez y colaboradores (2009), intentan enlistar las habilidades motoras de los niños durante su primer año de vida, así como la etapa promedio en que se adquieren dichas habilidades. Sin embargo, tal como indican los expertos, los ritmos de desarrollo varían mucho, en especial entre los 7 y 12 meses de edad.

En muchos casos, los bebés desarrollan las habilidades motoras gruesas de una manera veloz, mientras que otros pequeños pueden desarrollar más rápido las habilidades finas. Es por ello que si bien un bebé podría sentarse tan pronto como a los 6 meses de edad, también puede hacerlo a los 11 meses. Esto último no debe representar ningún problema, siempre y cuando las valoraciones con su pediatra sean positivas.

¿Deben gatear todos los bebés?

sentarse

El gateo suele considerarse como un prerrequisito de la progresión neuromuscular normal en los bebés, así como otras habilidades como la coordinación ojo-mano. Sin embargo, según Wong (2009) de la revista Scientific American, diversas investigaciones de antropólogos especializados aseguran que en varias comunidades humanas, los bebés no gatean, lo cual no ha representado una desventaja o efecto negativo para las subsiguientes etapas del desarrollo.

De esta manera, en la actualidad el “no gatear” se considera como algo completamente normal e incluso adaptativo. En algunos poblados, incluso, los bebés son transportados de manera vertical hasta alrededor de los 12 meses o un poco más, cuando comienzan a desarrollar desplazamiento vertical, apoyándose en distintos objetos. Algunos expertos aseguran que la tendencia del gateo se originó en los últimos siglos, ya que es poco probable que nuestros antepasados dejaran a sus crías en el suelo por mucho tiempo.

Por otro lado, en las comunidades humanas donde los bebés son cargados más del 80% del tiempo, cuando son colocados a nivel del suelo, siempre se ubican sentados, apoyándose sobre alguna superficie vertical. Debido a esto, los niños suelen aprender a desplazarse sentados, arrastrándose sobre sus piernas y glúteos, ayudados de sus brazos. Estos comportamientos también se registran en otros homínidos (nuestros parientes más cercanos), como chimpancés y gorila, lo que representa también una prueba de que esta pudo ser la manera natural en que evolucionó el desarrollo psicomotor en nuestros ancestros.

¿Si mi bebé gatea aprende a sentarse más rápido?

sentarse

A pesar de lo mencionado anteriormente, Dewar (2019) asegura que alrededor del 50% de los bebés (en especial en civilizaciones occidentales) gatean alrededor de los 8 meses. Sin embargo, este autor también asegura que no gatear se considera completamente normal y que en muchos casos, los bebés no aprenden a hacerlo hasta después de los 11 meses de vida. La edad y forma en que los bebés comienzan a desplazarse, depende en gran medida de su entorno.

En cuanto al gateo y sentarse solos se trata, no existe un orden en que deban ocurrir las cosas. Es decir, muchos bebés pueden aprender a desplazarse arrastrándose sobre sus pancitas o gatear formalmente, para posteriormente aprender a sentarse. O, en muchos casos simplemente aprender a sentarse luego de que comienzan a voltearse solos boca abajo.

Desarrollo físico y motor. Del agua a la tierra

sentarse

El desarrollo físico y motor de los bebés durante su primer año de vida implica un gran reto: el paso de un medio acuático a un medio terrestre, donde la gravedad juega un papel fundamental. De esta manera, la mayoría de movimientos de los bebés desde que nacen, se ven obstaculizados por la fuerza de la gravedad, lo cual no representaba un problema en el ambiente uterino flotante, tal como aseguran Adolph y Berger (2011).

A medida que nuestros pequeños crecen, van adquiriendo la fuerza muscular y el control del equilibrio necesario para desenvolverse en el nuevo ambiente terrestre, lo que les permite realizar acciones como levantar la cabeza y sentarse. Uno de los primeros éxitos en nuestros bebés es poder desplazarse por sí solos de un lugar a otro, lo cual puede lograrse mediante distintos estilos como gateo, desplazamiento sobre glúteos en posición sentada o arrastrarse sobre sus pancitas. Todos estos hitos motores son adquiridos por separado, de manera que aprender a gatear no garantiza que se puedan sentar o, sentarse y mantener el equilibrio no implica que ya puedan levantarse y caminar.

¿Debo estimular a mi bebé de alguna forma?

sentarse

Muchos pediatras recomiendan algunos ejercicios que permiten estimular los músculos y algunos movimientos en los bebés. Sin embargo, estos no garantizan que un niño haga determinadas acciones más rápido, ya que esto depende del desarrollo de su sistema neuromuscular, entre otros aspectos que varían entre cada familia y cada individuo.

En muchos casos se recomienda dejar a los bebés acostados sobre sus pancitas, para estimular el ejercicio en los músculos de la espalda y el cuello. Por otro lado, autores como García y su equipo (2017), afirman que algunas actividades en el medio acuático ofrecen ventajas sobre el desarrollo sensitivo motor de los bebés. Es importante resaltar que este tipo de ejercicios debe ser guiado por expertos, para garantizar la salud y seguridad de nuestros hijos.

 

Esperamos que esta información te sea de utilidad y puedas tener la seguridad de que tu pequeña se está desarrollando de manera saludable y adecuada. Lo estás haciendo muy bien, pues sabemos que te preocupas por su bienestar. Recuerda siempre asistir a sus controles pediátricos para monitorear su crecimiento de forma adecuada.

 

Más información en:

¿La estimulación temprana se da jugando?

Adolph, K. E., & Berger, S. E. (2011). Physical and motor development. In M. H. Bornstein & M. E. Lamb (Eds.), Developmental science: An advanced textbook (pp. 241–302). Psychology Press.

Dewar, G. (2019). When do babies crawl, and how does crawling develop? (An illustrated guide). Parenting Sciente.

García, J. L., López, A. M. S., García, L. B., de Cabo, L. F., Benítez, I. V., & Cordero, M. J. A. (2017). Actividad física en el agua para mejorar la psicomotricidad de los bebés sanos. Protocolo del estudio Babyswimming. Journal of Negative and No Positive Results: JONNPR, 2(5), 186-193.

Rodríguez, G., Libarona, M. L. C., & Schapira, I. T. (2009). Lista acotada de adquisiciones motoras del desarrollo durante el primer año. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 28(4), 169-173.

Wong, K. (2009). Crawling May Be Unnecessary for Normal Child Development. Scientific American

 

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.