Nuestro relato sobre las vacunas y la varicela que se volvió viral

No ha sido fácil. Un día nos decidimos a contar lo que nos ocurrió como familia y nuestra vivencia con las secuelas de la varicela, y a los minutos la viralidad de las redes sociales nos sumergió en un tornado de emociones. Recuerdo claramente que decidí escribirlo en a mañana en la que una madre de uno de los grupos de apoyo a la Lactancia Materna que administro, nos preguntó: «¿Realmente debo colocar a mi hijo la vacuna en contra de la varicela?, es que nos han dicho que no es necesaria».

En ese momento todos los recuerdos espantosos se revolvieron en mi mente y en mi estómago. Me sentí físicamente enferma. La varicela fue cruel con nosotros y quisimos que nuestra experiencia fuese un llamado de atención hacia los padres que tienen esta duda, sobre si vacunar a su bebé o no.

Inmediatamente le escribí de forma privada o personal a esta mamá y le conté por todo lo que pasamos. Su respuesta me impulsó a compartir por tuiter nuestra vivencia: «Por favor, comparte esta con otras mamás, es muy necesario». Y lo hicimos. La respuesta fue abrumadora:

Obtuvimos respuestas muy amables, agradeciendonos compartir nuestra mala experiencia con la varicela. Nos entrevistaron de canales de televisión de España, México y Argentina. También cumplimos con entrevistas a radio y a websites, muy felices de poder multiplicar la información.

Sin embargo, también recibimos fuertes críticas, de personas que nos intentaban hacer sentir culpables por no vacunar a nuestro hijo en contra de la varicela, juzgando sin saber. Algunos sin siquiera ser padres. Esta vacuna es opcional en muchos paises, y de hecho, fue la única que no colocamos a nuestro hijo.

En otros titulares amarillistas, se pueden leer cosas como «Madre antivacunas se arrepiente de no vacunar a sus hijos». Pues ya está, que fácil es ser periodista en estos días. Copias y pegas tuits que ni siquiera te molestas en leer. La verdad, para nosotros ha sido muy triste ser objeto de críticas sin sentido. Pero si al menos cambiamos el pensamiento de una madre y logramos que un niño sea vacunado para evitarle el sufrimiento, todo habrá valido la pena.

La varicela es una enfermedad que realmente puede ser mortal para los pequeños, o dejar secuelas terribles. Si estás leyendo esto, y has dudado si vacunar  a tu hijo o no, te dejo mi consejo amoroso de madre: Vacuna a tu hijo.

 

 

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.