¿Cuál es la forma correcta de almacenar la leche materna?

Las recomendaciones de la liga de la leche para almacenamiento de la leche materna, incluyen unas pautas previas:

  • La madre ha tenido niño sano, nacido a término.
  • La leche va a ser utilizada para uso personal, en casa.
  • La madre conoce la importancia de lavarse las manos y en general limpieza de los utensilios a ser utilizados (lavado con agua caliente, jabón y bien enjuagados).
  • La madre conoce la importancia de fechar e identificar cada porción de leche extraída y almacenada.

Pautas para almacenamiento de leche materna según La Leche League:

Calostro

  • A temperatura ambiente 27 – 32 grados, de 12 a 24 horas.

Leche Madura

  • Almacenada a 15 ºC: 24 horas
  • A 19 – 22 ºC: 10 horas
  • A  una temperatura de 25 ºC: de 4 a 8 horas
  • Refrigerada entre 0 y 4 ºC: de 5 a 8 días

Leche Congelada

  • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas
  • En un congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada: 3 -4 meses. (La temperatura varía según lo frecuentemente que se abra la puerta)
  • En un congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19 grados C: 6 meses o más.

Tipo de envase o recipiente a utilizar para almacenar la leche materna:

En primer lugar debes fijarte que los recipientes sean aptos para transportar alimentos. En la mayoría de países, por convención se utiliza el símbolo de vajilla, por ejemplo un cuchillo y un tenedor. Entre las opciones disponibles, LLL recomienda:

  • Envases de plástico duro o vidrio aptos para alimentos
  • Bolsas especialmente diseñadas para el almacenamiento de leche materna.

Es posible que hayas escuchado que los envases para almacenar muestras de orina pueden usarse para este fin, sin embargo, lo desaconsejo porque generalmente estos envases reciben un baño de químicos (óxido nitroso) para asegurar la esterilidad e la muestra de orina. Evita usar este tipo de envases.

Si necesitas mezclar dos porciones de leche diferentes, ten en cuenta que ambas deben estar a la misma temperatura al mezclarse, es decir, debes enfriar la leche si la vas a unir a una leche ya almacenada y fría.

Recomendaciones para calentar la leche materna:

  • Descongela y calienta la leche bajo agua tibia corriente o sumergiéndola en un recipiente con agua tibia.
  • Nunca dejes que la leche hierva.
  • Agita la leche antes de probar la temperatura.
  • Nunca uses el horno microondas para calentar leche materna.
  • Si la leche ha sido congelada y descongelada, se puede refrigerar hasta 24 horas para usarse después. No debe volver a congelarse.

No es necesario sacarse de una vez toda la leche que uno pretende dejar para el bebé. Tampoco es necesario mantener separadas las distintas cantidades que se vayan extrayendo a lo largo del día. Siempre que las cantidades previamente extraídas se hayan mantenido a una temperatura entre 0 y 15 grados, la madre puede utilizar el mismo recipiente para guardar la leche recién extraída, por un período máximo de 24 horas, para luego seguir las recomendaciones de-almacenamiento de acuerdo con la fecha y hora de la primera extracción.
Si la leche previamente extraída se ha mantenido entre 19 y 22 grados, el tiempo total de almacenamiento no debe exceder las 10 horas desde la primera extracción. Y si la leche previamente extraída se ha mantenido a 25 grados, el tiempo total de almacenamiento no deberá exceder las 6 horas desde la primera extracción.

La leche fresca puede juntarse con la leche congelada, siempre y cuando la primera haya sido enfriada por lo menos una media hora en la nevera, y sea menos cantidad que la leche congelada, de modo que, al mezclarse, la leche fresca no derrita la capa superior de la leche congelada.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.