Viajar a Dubái con niños (Parte II)

Esta es la segunda parte del viaje a Dubái con niños, relatada por raisel Andrade, quien visitó esta vibrante ciudad con su familia durante el verano. Para leer la primera parte, haz click acá: Viajar a Dubái con niños, parte I.

Dia 3: Visitamos el Mall of Emirates y el Ski Dubai

sky dubai

Este parque con temperatura promedio de -2 grados C, contrasta con todas las actividades del verano (45 grados C) en Dubái. Para acceder al parque el pago de las entradas cubre el uso de trajes para el frio.

Mi hijo disfruto de un paquete especial que adquirimos para ver el espectáculo de los pingüinos y poder tocarlos. Disfrutamos de una taza de chocolate caliente, de los toboganes de hielo y de los pequeños trineos para niños. Para aquellos más atrevidos y familiarizados con los deportes de nieve, esquiar era una actividad obligatoria.

Una de las cosas mas divertidas para los niños es jugar con la nieve y lanzar pequeñas bolas a papá y mamá. Sin embargo, esto no fue posible para mi hijo ya que en la entrada escogimos y pagamos adicionalmente unos guantes impermeables para protegerlo más del frio, sin embargo, estos no eran para nada anatómicos y le impedían tener un buen agarre incomodándolo y limitando sus juego. Así que si visitan este parque recomiendo usar los guantes originales que vienen con el traje.

Preparen a los niños con mucha paciencia ya que adentro tienen que hacer filas para poder disfrutar de las atracciones individuales.

No olviden llevar al baño a los niños antes de colocarse el traje, una vez adentro resulta engorroso y tardío salir y quitarse el traje.

Como mamás a veces cometemos errores y no nos damos cuenta. Mi pequeño presento fiebre durante la noche, el choque de temperatura entre la playa y la nieve en días consecutivos fue muy fuerte para el niño por lo que recomiendo espaciar estas actividades dentro del plan de vacaciones para evitar resfriados.

Día 4: Dubai Aquarium & Underwater Zoo y Dubái Mall

Visitamos el Dubái Mall el más grande del mundo, en este podemos encontrar varias de las atracciones recomendadas como el acuario, el Burj Khalifa (el edificio más alto del mundo). Así mismo, desde algunos restaurantes del mall (nosotros estuvimos en Friday), se puede observar el espectáculo visual y sonoro del Dubái Fountain sin tanta multitud. A los niños les gusta mucho, eso si es mas corto de lo que me imaginé y es recomendable verlo de noche para apreciarlo mejor.

Las entradas para el acuario y el Burj Khalifa se pueden adquirir en el sitio, sin embargo, recomiendo comprar por internet las del Burj Khalifa ya que resulta más económico.

Desde el Dubái mall se puede acceder también al SouK Al Bahar, los souk son especies de mercados autóctonos de la zona, en este caso con características más modernas. No es muy concurrido pero el puente que comunica ambos lugares es muy lindo y vale la pena conocerlo.

En el Dubái Mall también encontraran una estación de fotografía para llevarse un recuerdo del medio oriente. En un rato ameno y diferente la familia podrá disfrazarse y simular pertenecer a la cultura árabe.

Dia 5 y 6 : Legoland, Paseo por el casco central y Dubai Outlet Mall

Por el factor tiempo solo pudimos visitar Legoland Park, no fue posible conocer el Legoland waterpark a pesar de que ambos parques están uno al lado del otro. Aquí podrán encontrar los grandes monumentos de Dubái y otras culturas del mundo recreados en Lego, con sistemas interactivos para los niños, aprenderán como se fabrican los legos, podrán ensamblarlos en diferentes estaciones y disfrutarán de juegos y atracciones hechas de Legos.

En el centro de la ciudad y con más antigüedad visitamos el Gold Souk, para mí fue abrumador. Un área repleta de vendedores intentando mostrarte mercancía y en algunos casos llevarte a áreas mas privadas para mostrarte por ejemplo imitación de carteras de marca, así que no compré nada. Muy cerca de este sitio visitamos el llamado Old Souq, para adquirir unas prendas de “cachemire”. Luego te das cuenta que muchas de las cosas que te ofrecen resultan ser de mala calidad y terminas estafada. Así que recomiendo documentarse bien sobre la autenticidad de estas prendas, tiendas reconocidas en internet y no ceder ante la forma tan habilidosa de envolverte de los vendedores.

Otras opciones para viajar a Dubái con niños:

Dubái no es una ciudad para realizar compras si cuentan con un presupuesto limitado ya que todo es muy costoso. Sin embargo, en el Dubái Outlet Mall (que se encuentra bastante retirado aprox. 50 min de la ciudad), se encuentran buenas ofertas principalmente en calzado de marca. Allí encontrarán algunas tiendas interesantes como Comicave, una tienda especializada en el mundo de los comics.

Por último, visitamos el Souk Madinat Jumeirah, me pareció el más hermoso. Tiene una vista espectacular del famoso hotel Burj al Arab (el más caro del mundo) iluminado con luces de colores. La arquitectura es hermosa y tiene muchas tiendas de antigüedades y cosas autóctonas del medio oriente. Tiene una laguna artificial alrededor y se pueden realizar paseos en bote. De igual forma hay muchos restaurantes para el disfrute de la vista.

Espero que este relato les sirva a aquellos papás que planean unas vacaciones en Dubái, sin embargo, mi recomendación más importante es que planeen su viaje en invierno, ya que las altas temperaturas limitan mucho el pleno disfrute de las atracciones. Dubái es una parada turística obligatorio para los grandes que se maravillan con la modernidad de esta ciudad rodeada de lujos y para los más pequeños que disfrutan de una ciudad planeada y diseñada para el entretenimiento».

Raisel Andrade es Ingeniero Químico, mamá de Diego Antonio. Es una Venezolana viviendo en Arabia Saudita con su familia. La puedes conseguir en Twitter como @chelitta4

¡Gracias por compartir tu maravilloso viaje con nosotros!

 

5 comentarios de “Viajar a Dubái con niños (Parte II)”

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.