¿Cómo expresar el Contacto Físico en los niños?

Contacto Físico

lenguaje de amor

El contacto físico es uno de los lenguajes de amor que puede ser expresado con mayor facilidad, ya que mamá y papá no necesitan un momento especial para acariciar a sus hijos.

El lenguaje del contacto físico puede ser muy versatil, se expresa a través de abrazos, besos, caricias en la espalda, en los brazos o los hombros, la cara, entre otras formas de contacto respetuoso que puedas imaginar.

Este lenguaje de amor es una de los más fuertes, pues directamente dice: ¡Te Amo!.

El Contacto Físico a través de las etapas de crecimiento

Si hacemos una pequeña línea de tiempo a través del crecimiento de tu peque tenemos que para cada etapa el contacto físico se modifica pero siempre se mantiene. Esta línea de crecimiento podría estar estructurada en tres grandes etapas: cuando son pequeñitos, cuando entran a la etapa escolar y cuando se encuentran en la adolescencia.

Pequeñuelos

Bebé

En esta etapa de la vida es indispensable el contacto físico. Los bebé requieren de muchísimas caricias con sentido.

Un bebé merece caricias suaves llenas de mucho amor al momento de su cuidado. Cuando se le cambia el pañal, se le alimenta, se carga, entre otros momentos, ya que ellos son capaces de diferenciar entre un contacto amoroso y un contacto irritante.

Edad escolar

familia

Cuando el bebé crece aún sigue teniendo la necesidad de un contacto físico.

Este es suplido a través de:
  • Un beso cada mañana antes de irse a la escuela, lo cual lo llena de seguridad emocional a lo largo del día.
  • El darle un abrazo al regresar de la escuela puede brindarle a tu hijo tranquilidad física y mental.
  • Jugar con tu hijo en el patio, jugar baloncesto u otro deporte, compartir un juego con peluches, muñecas, carritos, entre otros.
  • El peinar a tu peque con los dedos.
  • El sentar a tu hijo en tu regazo y leerle un cuento mientras lo abrazas.
  • El cuidarlo cuando están enfermos.
  • El apapacharlos cuando se sientes afligidos emocionalmente.
  • El consentirlos cuando están cansados.

Aunque no creas hay sin fines de formas de demostrar este lenguaje de amor.

No existe diferencia de sexo para las caricias, tanto las niñas como los niños requieren las misma necesidades de afecto amoroso.

Los tabú relacionados con que el contacto físico o caricias en los varones puede condicionar su sexualidad es completamente falsa. Se ha demostrado que mientras más afecto se les demuestre a sus hijos, más saludable será su identidad sexual y su autoestima.

Adolescencia

abrazo

Cuando los niños van creciendo y se van acercando a la etapa de la adolescencia, sus tanquecitos de amor también crecen y se hacen más grandes para poder llenarlos con facilidad.

El amor  del contacto físico en esta etapa debe ser demostrado en su debido y correcto lugar. Ya que el adolescente puede sentirse avergonzado y termine rechazando cualquier contacto, Pues en esta etapa están desarrollando su propia identidad.

Las caricias del padre del mismo sexo son igual de importantes que en la forma invertida. Un hijo necesita  las expresiones de amor del padre tanto como las de la madre e igualmente una hija requiere de las manifestaciones de amor de su madre tanto como las de su padre.

Algunas formas de expresión del contacto físico en esta etapa pueden ser:
  • Ofrecerle un masaje al haber regresado de alguna práctica deportiva, para que pueda relajar todos sus músculos.
  • Puedes masajearle el cuello con ternura luego de que haya pasado horas estudiando.
  • Un beso en la cabeza antes de salir de casa o un abrazo deseándole que le vaya excelente.

Importante recordar que cuando tu hijo adolescente rechace tus caricias o demostraciones de afecto, debes dejarlo ser, sin buscar imponerte. Pues en esta etapa están llenos de pensamientos, emociones y deseos, y simplemente puede que no quieran recibir ese afecto en ese momento.

Para más información

¿Los niños tiene distintos lenguajes de Amor?

Te invitamos a leer el libro: Los 5 Lenguajes del Amor en los Niños de Gary Chapman y Ross Campbel.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.