¿Cómo darle un acto de servicio a mi hijo?

Actos de servicio

Cuando se tiene un hijo, se tiene un servicio de tiempo completo, por lo que tanto la paternidad como la maternidad es una vocación de servicio. Un acto de servicio.

Cuando se sirve a otros siempre se genera un desgaste tanto físico como emocional. Por lo que los padres deben prestarle mucha atención a su propia salud física y emocional.

Para la salud física hay que buscar tener patrones equilibrados  de sueño, alimentación y ejercitarse con algún deporte.

Para la salud emocional hay que encontrar la forma de entenderse a uno mismo, bien sea a través de técnicas de meditación, el yoga, lecturas de crecimiento personal (Eckhart Tolle, Louse Hay, Osho, entre otros), talleres de amor propio y el mantener una relación de respaldo, apoyo y cariño con su cónyuge.

Acto de servicio en el hogar

A la pareja servicio

Cómo pareja le das actos de servicio a tu cónyuge, pues de alguna forma buscas hacer cosas que le complazcan para poder expresarle tu amor.

Es importante que le dediques tiempo a tu relación marital, pues esto es parte de una buena paternidad, ya que tus hijos necesitan un padre y una madre que le brinden un modelo equilibrado de vida.

A los hijos

regalos

Tu principal propósito es servirles a tus hijos de la mejor manera que puedes y buscar complacerlos.

El servicio que se les brinda a los hijos sirve de modelo para que ellos aprendan a obrar con responsabilidad y a prender a servir a los demás.

Cuando expresas tu amor a través de actos de servicios, ayudándolos en situaciones que ellos son incapaces de hacer hasta el momento, estas estableciendo un modelo a seguir, guiándolos a una forma de pensar altruista, dejando a tras el solo pensar en sí mismos. Siendo este el objetivo final como padres.

El acto de servicio según la edad

servicio

Puedes hacer por tus hijos lo que ellos no pueden hacer por sí mismos y esto es importante adecuarlo a la edad.

Los servicios que les brindamos a nuestros hijos tienen que llevar un paso intermedio. Les servimos a nuestros hijos, pero no más estén listos debemos enseñarles a valerse por sí mismos, si no, no los estamos amando, los estamos convirtiendo en unos inútiles.

Por supuesto, esto es un proceso que requiere tiempo y paciencia.

Cuando son bebés

Son actos de servicios el darles su comidita, cambiarlos y acompañarlos en todo su proceso de crecimiento.

Cuando son niños menores de 8 años

Son actos de servicios el tenderle la cama a tu hijito de 4 años, ayudarle a amarrarle los zapaticos, ayudarlo a vestirlo, prepararles la comida entre otros.

Cuando son niños mayores de 8 años

Son actos de servicios el acompañarlos a sus cursos de aprendizaje extracurricular, el enseñarles a preparar merienditas sencillas, entre otras.

Cuando son adolescentes

Son actos de servicios el enseñarlos a cocina, enseñarlos a usar la lavadora, el brindarles apoyo para la realización de actividades.

Los actos de servicio como amor primario de tu hijo

servicio

Cuando este es el lenguaje de amor principal de tu hijo tienes que ser muy perceptivo y estar alerta de las peticiones del niño. El brindarles la ayuda que piden con una actitud amorosa y positiva, estará llenándole su tanquecito de amor.

El actuar de forma negativa con críticas y malos tratos generará un vacío en el niño a pesar de haber recibido la ayuda.

Esto no quiere decir que hay que hacer todo lo que el niño pide, sino que hay que ser muy sensibles a sus peticiones, estas deben ser pensadas con amor y tratar de reconocer que tu propia reacción puede repercutir positiva o negativamente en el niño.

Para más información

¿Los niños tiene distintos lenguajes de Amor?

Te recomendamos leer Los 5 Lenguajes del Amor de los niños, de Gary Champan y Ross Campbell.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.