¿Qué hago si suelo condicionar las palabras de afirmación que le hago a mi hijo?

amor

Es muy común que los padres condicionen las palabras de afirmación que le dicen a sus hijos. Por lo que aquí te mostraremos a través de ejemplos cómo es que se condicionan estas palabras y como evitar seguir haciendo esto.

Cuando el padre o la madre le dicen a su hijo Te quiero, esta palabra no debería ir acompañada de frases o declaraciones condicionadas como: «Te quiero … por favor, ¿harías esto por mi?» ya que diluye y en muchos casos anula el tema del amor.

Frases de condenación o negativismo

Estas palabras son hirientes para cualquier niño que las recibe y para el niño cuyo lenguaje primario sea el de las palabras de afirmación son extremadamente destructivas.

Las palabras duras cargadas de crítica le hacen daño a todos los niños. Y lastimosamente los niños suelen darle vueltas a estas palabras en su cabecita por mucho tiempo,lo cual genera que a la larga el niño vaya generando resentimiento, inseguridad e insatisfacción.

Por lo que es de suma importancia que las figuras adultas importantes del niño se retracte no más emitan comentarios negativos duros o críticos.

Una disculpa puede que no borre la palabra que se dijo, pero si ayuda a disminuir el efecto contraproducente que pudo haber generado. Además puedes decirle a tu hijo que lo sientes y que comprendes que esas palabras que dijiste fueron hirientes y que eso no es lo que tu sientes por él.

Además expresale que estas tratando de volverte un mejor padre y quieres comunicarte con mayor efectividad pues lo amas profundamente.

La comunicación positiva es fundamental en la relación de los padres con los hijos. Por lo que si te cuesta elogiar a tu peque te recomendamos que busques un pequeño cuadernito donde anotar palabras de reafirmación que veas en libros o que escuches de otros padres hacia sus hijos o inclusive palabras de afirmación que escuches en la televisión o en la radio.

Puedes practicarlas frente al espejo y mientras más las practiques más rápido te apropiarás de ellas. Pudiendo recibir como recompensa que tu hijo se sienta impulsado a corresponder tus frases afirmativas.

Frases de condicionamiento y su transformación
  1. «Eres fuerte, deberías estar jugando fútbol». Lo ideal sería hablar solo acerca de su fuerza física, sin condicionar esa aptitud a algo.
  2. «Ya era hora de que le dieras comida al perro». Lo idóneo es expresarle al niño de forma agradable el aprecio que sienten de que le haya dado comida al perro
Para más información

¿Los niños tiene distintos lenguajes de Amor?

Te recomendamos leer Los 5 Lenguajes del Amor de los niños, de Gary Champan y Ross Campbell.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.