Importancia de la hidratación durante el embarazo

El embarazo es una etapa de grandes transformaciones en el cuerpo de una mujer. Además de los cambios físicos que puedes observar durante el embarazo, también se generan numerosas alteraciones fisiológicas. Dichas alteraciones se relacionan con la preparación del cuerpo para generar un sistema entre la madre y el embrión, además de brindar un espacio ideal para el desarrollo óptimo del bebé.

Uno de los cambios más importantes que ocurren durante el embarazo, es la variación del balance hídrico, así como la distribución y requerimientos de agua en el cuerpo de las embarazadas. Encuentra en el siguiente artículo algunos de los aspectos más importantes, relacionados con la hidratación durante el embarazo.

¿Por qué es importante la hidratación durante el embarazo?

mujer
Baby photo created by pch.vector – www.freepik.com

El agua es esencial para todos los seres vivos, pues es uno de los principales componentes de las células y, además, interviene en muchos procesos metabólicos de los organismos. Pero, ¿por qué resulta especialmente importante la hidratación durante el embarazo?

Los cambios en la composición y proporción de agua durante el embarazo, además de sus efectos sobre la salud de la madre y el bebé, son aspectos de mucha importancia. Los desequilibrios en el volumen total de agua corporal durante el embarazo se asocian a múltiples complicaciones para la madre y el bebé (fuente).

Por otro lado, la iniciativa de Hydration for Health de la organización Danone Nutricia Research, indica que las cantidades de agua consumida durante el embarazo, influyen sobre aspectos de gran importancia. Entre ellos se encuentran los resultados perinatales, así como la prevención de afecciones urinarias y del tracto digestivo en la madre, además de otros síntomas como náuseas, vómitos y constipación.

Adicionalmente, al mantener una adecuada hidratación durante el embarazo, se garantiza un volumen normal y estable de líquido amniótico en la placenta. Esto resulta de gran importancia, sobre todo al acercarse el tercer trimestre de embarazo.

En conclusión

Consumir cantidades apropiadas de agua, no solo asegura el correcto funcionamiento de nuestro organismo durante el embarazo y el puerperio, sino que además, nos permite lidiar de una mejor manera, con algunos de los síntomas incómodos de esta maravillosa etapa.

Cambios fisiológicos que afectan el equilibrio hídrico en el embarazo

embarazo

El embarazo es una etapa muy especial, en la cual podemos apreciar cómo cambia nuestro cuerpo y cómo se desarrolla la vida dentro de él. Durante este período de gestación, ocurre un incremento en la cantidad, así como la distribución del agua corporal, por lo que se necesita un mayor consumo de este preciado líquido.

Entre los cambios más importantes, relacionados con el equilibrio hídrico en el embarazo está:

Incremento en la producción de la hormona vasopresina

El incremento en la producción de la hormona vasopresina, dicha hormona incrementa la actividad de la renina y la aldosterona, las cuales intervienen en la permeabilidad de agua en los túbulos distal y proximal del riñón. Esto provoca que se reabsorban mayores cantidades de agua.

Ligero crecimiento de los riñones

Adicionalmente, los riñones crecen ligeramente e incrementan el flujo de plasma renal y la tasa de filtración glomerular.

Mayor presión del útero sobre la vejiga

Sumado a eso, durante las noches y en la posición de decúbito supino (acostadas boca arriba), existe una mayor presión del útero sobre la vejiga, lo cual provoca un aumento en el volumen de la orina.

Mayor pérdida de agua a través de la exhalación

Por otro lado, los cambios en el sistema respiratorio ocasionan una mayor pérdida de agua a través de la exhalación. Esto se relaciona con un aumento en la frecuencia respiratoria, de aproximadamente 40% por minuto. Además, el volumen de corriente de aire exhalado, aumenta alrededor de un 39%.

¿Cómo se regula el agua corporal en el embarazo?

Resultado de imagen para equilibrio hidrico ingreso
Fuente: Equilibrio hídrico en el humano, 2017

Las mujeres embarazadas pueden retener una mayor proporción de agua, entre 4 a 6 litros, de los cuales, el 75% se mantiene en el espacio extracelular y el restante en la sangre. El volumen de sangre en las mujeres embarazadas incrementa considerablemente (entre 40 y 50%), a partir de las sexta a octava semana de gestación. Este volumen alcanza su valor máximo entre las semanas 32 a 34. El agua representa alrededor del 83% de los componentes totales de la sangre.

Esta expansión del volumen de plasma sanguíneo, proporciona las cantidades necesarias de agua para constituir el líquido amniótico y mantener el intercambio de nutrientes entre la madre y el bebé en la placenta. Para mantener estas condiciones, es necesario que exista una regulación en el equilibrio hídrico, es decir, entre las cantidades de agua que se pierden y las que ingresan al sistema.

Pérdida de agua

agua

Las mayores pérdidas de agua se producen a través de la orina, seguido por la sudoración, la respiración y las deposiciones. Dichas pérdidas aumentan considerablemente en el embarazo, debido a la hiperactividad de las funciones endocrinas y suprarrenales, además de la aceleración metabólica y una mayor circulación cutánea.

En condiciones fisiológicas normales, estos niveles de retención de agua provocan una disminución en la osmolalidad plasmática, lo que genera una menor producción de hormona antidiurética (HAD) y de la sensación de sed. Sin embargo, en las embarazadas, estos umbrales de la osmolalidad disminuyen, de manera que estas puedan mantener un equilibrio hídrico óptimo.

Consecuencias de la deshidratación durante el embarazo

Water photo created by gpointstudio – www.freepik.com

Como ya hemos mencionado, durante el embarazo es necesario ingerir mayores cantidades de agua, para garantizar el buen funcionamiento del organismo y el crecimiento saludable del bebé. En general, las mujeres embarazadas tienen un riesgo mayor de sufrir deshidratación, sobre todo si presenta síntomas como vómitos constantes.

Una ingesta inadecuada de agua, puede causar un aumento significante en la densidad del plasma sanguíneo. Esto a su vez, se relaciona con distintos problemas de salud, especialmente en la madre, durante el periodo de gestación.

Entre las alteraciones que se relacionan con un déficit hídrico se encuentran:

  • Alteraciones circulatorias, que podrían desencadenar trombosis venosa.
  • Disminución del volumen de orina, lo cual se asocia a un aumento de las infecciones del tracto urinario (ITU).
  • Incremento del estreñimiento. Este es un síntoma común en las mujeres gestantes, debido a la presión que ejerce el útero sobre el intestino. Sin embargo, el déficit hídrico podría empeorar el síntoma y generar otras complicaciones, como la aparición de hemorroides.
  • El déficit hídrico se relaciona con complicaciones como el oligohidramnios, que se refiere al déficit de líquido amniótico en la placenta. Aunque esta condición se relaciona a otros aspectos como la edad, salud de la madre y etapa de la gestación, mantener un consumo ideal de agua puede reducir considerablemente el riesgo de sufrirla.

Factores que intervienen en el nivel de hidratación de las mujeres embarazadas

mujer

La deshidratación ocurre al presentarse un desbalance en los fluidos corporales, que consiste en una pérdida mayor que la cantidad de líquidos consumidos. Según diversos estudios realizados en las últimas décadas, los principales factores que intervienen en el nivel de hidratación de las mujeres embarazadas son:

  • Nivel educativo.
  • La paridad.
  • El acceso al agua potable y su cantidad de ingesta en cada trimestre.
  • El porcentaje de grasa corporal previo y durante el embarazo.
  • Duración del embarazo.
  • Sexo del bebé.
  • Adicciones a distintas sustancias, como el tabaco.
  • Condiciones ambientales.
  • Dieta y Nivel de actividad física.
  • Infecciones del tracto urinario (ITU).
  • Hipertensión.
  • Cambios en el líquido amniótico.
  • Desbalances hormonales.

¿Cuánta agua se debe tomar durante el embarazo?

hidratación
Water photo created by freepik – www.freepik.com

Resulta muy difícil establecer un valor preciso, sobre la cantidad de agua que debemos ingerir durante el embarazo. Los requerimientos de agua dependen en gran medida de la edad, condición y actividad física de la mujer, el clima y condiciones ambientales, entre otros aspectos que varían de manera individual. La cantidad establecida para el consumo de agua, es de 1 mililitro por cada 4,18 kJ (1 kcal) de consumo de energía (fuente).

Asimismo, las ingestiones diarias sugeridas varían de acuerdo a la región geográfica y el entorno en el que vivan las personas (ciudad o entorno rural). El Institute of Medicine (IOM) de Washington, recomienda una ingesta diaria de 3 litros de agua, de los cuales, alrededor de 2,3 litros deben ingerirse de forma líquida y el restante mediante alimentos con altos porcentajes de agua, como por ejemplo pepino, tomate, melón, pera, uva, patilla o sandía que presenta una composición de más del 90% de agua, entre otros.

hidratación

Por otro lado, en un estudio realizado en zonas rurales de México se recomienda una ingesta diaria de 3,13 litros y en las zonas urbanas 2,9 litros de agua. De igual forma, la European Food Safety Authority, propone una ingesta diaria de 2,3 litros. Es recomendable además, ingerir alimentos ricos en fibras y con porcentajes elevados de agua.

Así pues, te alentamos a conversar sobre este tema con tu medico de confianza para que consideren, dependiendo de las condiciones de tu propio cuerpo, cuales alimentos consumir y cuantos vasos de agua al día beber durante tu embarazo.

¿Son recomendables las bebidas saborizadas y/o azucaradas?

hidratación

Es importante tener en cuenta que, la mejor bebida para satisfacer las necesidades hídricas de nuestro cuerpo, es el agua potable. El consumo de bebidas azucaradas e industriales, se relaciona con un aumento de la obesidad y riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes gestacional. Por lo que si está en tus posibilidades trata de consumir estas bebidas lo mínimo posible.

Se recomienda mantener una dieta balanceada y una hidratación adecuada. Aunque ciertos médicos naturistas recomiendan que las frutas sean consumidas como una comida y no en jugo para evitar el exceso de calorías, puedes prepararte tus juguitos naturales sin azúcar o con poca azúcar como si fuesen tus bebidas saborizadas saludables.

 

Esperamos esta información pueda orientarte querida futura mamá, con cariño Tu Equipo Editorial de PreguntaMama

 

Más información en

Bourges, H., Casanueva, E., & Rosado, J. L. (1970). Recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana. Editorial Médica Panamericana.

Dhakal, R. D., & Paudel, D. (2017). Factors associated with oligohydramnios: age, hydration status, illnesses in pregnancy, nutritional status and fetal condition-a study from Nepal.

EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition, and Allergies (NDA). (2010). Scientific opinion on dietary reference values for water.

Federación Mexicana de Diabetes. (2013). Hidratación durante el embarazo.

Figueroa-Damián, R., Beltrán-Montoya, J., Espino, S., Reyes, E., & Segura-Cervantes, E. (2013). Consumo de agua en el embarazo y la lactancia.

Hydration for Health. La hidratación durante el embarazo y la lactancia.

Institute of Medicine (US). Panel on Dietary Reference Intakes for Electrolytes, & Water. (2004). DRI, dietary reference intakes for water, potassium, sodium, chloride, and sulfate.

Lukaski, H. C., Hall, C. B., & Siders, W. A. (2007). Assessment of change in hydration in women during pregnancy and postpartum with bioelectrical impedance vectors. Nutrition, 23(7-8), 543-550.

Mulyani, E. Y., Hardinsyah, H., Briawan, D., & Santoso, B. I. (2018). The impact of dehydration in the third trimesters on pregnancy outcome-infant birth weight and length.

Zhang, N., Zhang, F., Chen, S., Han, F., Lin, G., Zhai, Y., & Ma, G. (2020). Associations between hydration state and pregnancy complications, maternal-infant outcomes: protocol of a prospective observational cohort study.

Foto portada de People photo created by yanalya – www.freepik.com

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.