Importancia de la hidratación durante la Lactancia

La lactancia materna es el mejor alimento que nuestros hijos pueden recibir ya que contiene múltiples beneficios. Además, al igual que otros aspectos de la maternidad, su éxito depende en gran medida de las condiciones de salud y bienestar de la madre. La hidratación durante la lactancia, representa uno de los factores más importantes para mantener en buen estado nuestro organismo y garantizar una lactancia feliz y continua.

Al igual que ocurre en el embarazo, durante el periodo de lactancia las mujeres presentan un mayor riesgo de sufrir déficit hídrico y manifestar distintos síntomas y complicaciones asociadas a dicha condición. Esto se debe principalmente, a la cantidad de agua que usa nuestro organismo para fabricar la leche que alimenta a nuestros bebés. Continúa leyendo y conoce más sobre este importante tema.

Podría interesarte leer sobre: Importancia de la hidratación durante el embarazo

¿Cuál es la función del agua en el organismo?

lactancia
Food photo created by Racool_studio – www.freepik.com

El agua juega un rol esencial en nuestro organismo. Esta sustancia se asocia con múltiples funciones corporales, como la modulación de la presión osmótica, termorregulación estable y procesos bioquímicos del organismo. Asimismo, el agua es un factor íntimamente relacionado con funciones tanto físicas como mentales y, su déficit se asocia con el nivel de expresividad de los síntomas en varias enfermedades crónicas (fuente).

Por otro lado, el agua es el principal transportador de nutrientes y desechos en el organismo, por lo cual interviene en el correcto funcionamiento de la función renal y el proceso de la digestión. Debido al importante papel del agua en nuestro cuerpo, resulta muy importante garantizar que exista la cantidad adecuada para su buen funcionamiento. Las principales fuentes de agua del organismo son la ingesta de líquidos, seguida del consumo de alimentos con porcentajes importantes de agua y, la producción de H2O mediante reacciones metabólicas del organismo.

¿La hidratación interfiere en la lactancia materna?

mujer
Foto de Agua creado por senivpetro – www.freepik.es

Actualmente no existen evidencias que indiquen que el nivel de hidratación de la madre afecte la producción de leche. En otras palabras, una ingesta excesiva de agua no hará que se produzcan grandes cantidades de leche o por el contrario, un bajo nivel de ingesta de líquidos, no interferirá en la fabricación ni salida de la leche (fuente).

Es importante señalar que los únicos factores que estimulan la producción de leche materna, es la frecuencia de succión de tu bebé, es por ello que los expertos recomiendan que la lactancia sea a libre demanda. De esta forma, son nuestros pequeños quienes regulan la producción de leche, de acuerdo a sus propias necesidades.

Las hormonas implicadas en la producción y liberación de leche son la oxitocina y prolactina, las cuales son estimuladas por el reflejo de succión, además del péptido FIL (factor inhibidor de la lactación), que es consumido por el bebé cuando mama y queda ausente en el seno, lo que desencadena la producción de más leche (fuente).

Sin embargo, aunque el nivel de agua consumida por la madre no influye directamente con la producción de leche, si tiene un efecto sobre su salud. Un desequilibrio hídrico en nuestro cuerpo podría traer diversas complicaciones médicas, lo que finalmente podría interferir con la lactancia.

Pérdida de agua durante la lactancia

lactancia

Diversos estudios han demostrado que las mujeres gestantes y que amamantan, presentan mayor riesgo de sufrir déficit hídrico, debido a un incremento en la salida o pérdida de agua de su cuerpo. Según el Instituto de Investigación, Agua y Salud de España, las mujeres en periodo de lactancia no presentan una diferencia significativa en cuanto a su función renal, comparado con mujeres que no amamantan. Esto significa que la mayor pérdida de agua se asocia principalmente a la producción de leche materna.

La European Food Safety Authority (EFSA, 2010), expone que una mujer que amamanta puede perder más de 600 mililitros de agua al día, a las 8 semanas de nacimiento de su bebé. Sin embargo, esta cantidad puede variar de acuerdo a la demanda del bebé y si la madre alimenta a más de un niño (lactancia en tándem). Se ha registrado que las madres que dan leche materna de forma exclusiva a gemelos, pueden perder más de 2 litros de agua al día, en la producción de leche.

Esta pérdida de agua, activa distintos mecanismos fisiológicos en la madre, para evitar la deshidratación y mantener un correcto equilibrio hídrico. Entre dichos mecanismos se encuentra el aumento de producción de la vasopresina y la sensación de sed. Además, según la bióloga Bentley del Reino Unido, la estructura de la oxitocina, similar a la hormona antidiurética, puede mediar la sensación de sed en las mujeres durante la lactancia.

El agua forma parte de la leche materna

cargar

La pérdida de agua durante el período de lactancia, se debe a que este es el principal componente de la leche materna. Algunos expertos del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico en Chile, indican que la composición de la leche varía de acuerdo a las distintas etapas de lactancia. La primera leche, conocida como calostro, tiene una menor concentración de agua, en comparación con la leche madura, que comienza a producirse alrededor de los 15 días postparto.

La leche madura contiene entre el 88 y 90% de agua. En promedio, una madre puede producir entre 700 y 900 mililitros de leche al día, durante el primer semestre posparto y, alrededor de 600 mililitros los siguientes meses. Esto implica un gran empleo de agua corporal de la madre, para la producción de leche.

Consecuencias de una baja hidratación durante la lactancia

hidratación
Foto de Bebé creado por cookie_studio – www.freepik.es

Nuestra salud física y emocional representa uno de los pilares principales de un puerperio, lactancia y crianza feliz. Es muy importante no descuidar aspectos como una buena alimentación y la hidratación adecuada, para evitar que ocurra cualquier complicación en nuestro organismo.

Un déficit hídrico, causa complicaciones sistémicas en general, pero además influye en gran medida sobre el estado de ánimo de la madre. La deshidratación ocasiona:

  • Sensación de fatiga.
  • Cansancio e irritabilidad, lo cual influye de manera negativa en un período que de por sí, requiere de nuestra mayor energía.

¿Cuánta agua debo tomar?

lactancia

Existen algunas directrices sobre la cantidad de agua que deben consumir las mujeres en periodo de lactancia, aunque estas varían de acuerdo a la edad, peso, región donde viva y sus hábitos de vida. La Reunión de especialistas en pediatría, obstetricia y nutrición sobre el uso del agua natural para mantener un buen estado de salud de México, indican que las mujeres que amamantan deben consumir entre un 12 a 16% más de agua de la que consumían normalmente. Asimismo, la EFSA establece que las mujeres deben añadir a su consumo de agua, la cantidad equivalente a la leche que producen durante el día, lo cual varía entre 650 y más de 800 mililitros diarios.

Sin embargo, lo más recomendable es que consultes con tu médico de confianza o expertos en lactancia materna, sobre cualquier duda o inquietud que sientas en cuanto a la lactancia. Podrías dejarnos un comentario con cualquiera de tus dudas particulares y con gusto nuestros expertos te apoyarán.

En general, mantener una buena y saludable alimentación, así como una adecuada ingesta de líquidos, garantizarán tu bienestar y por lo tanto, el de tu bebé.

 

Más información en:

Bentley, G. R. (1998). Hydration as a limiting factor in lactationAmerican Journal of Human Biology: The Official Journal of the Human Biology Association10(2), 151-161.

Instituto de Investigación Agua y Salud. Hidratación en el Embarazo y la Lactancia. Consultado el 30 de Julio, 2021.

Figueroa-Damián, R., Beltrán-Montoya, J., Espino, S., Reyes, E., & Segura-Cervantes, E. (2013). Consumo de agua en el embarazo y la lactancia.

Hydration for Health. La hidratación durante el embarazo y lactancia. Consultado el 30 de Julio, 2021.

Sandí, G. F. (2019). Elementos antomofisiológicos del proceso de lactogénesis con trascendencia médico legalRevista Clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica8(6), 45-52.

Sougarret, M. A., Vásquez, M., & Opazo, D. Recomendaciones Sobre Lactancia Materna. Dr. Hugo Salinas Portillo Jefe Servicio de Maternidad Hospital Clínico de la Universidad de Chile, 125.

Zhou, Y., Zhu, X., Qin, Y., Li, Y., Zhang, M., Liu, W., & Xu, Y. (2019). Association between total water intake and dietary intake of pregnant and breastfeeding women in China: A cross-sectional survey. BMC pregnancy and childbirth19(1), 1-10.

Foto portada de: WikiMedia Commons

<a title=»Anton Nosik
, CC BY 3.0 &lt;https://creativecommons.org/licenses/by/3.0&gt;, via Wikimedia Commons» href=»https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Breastfeeding_a_baby.JPG»><img width=»512″ alt=»Breastfeeding a baby» src=»https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/29/Breastfeeding_a_baby.JPG/512px-Breastfeeding_a_baby.JPG»></a>

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.