Mi bebé tiene cambios en sus deposiciones ¿qué es?

Pregunta completa: Hola,mi bebé tiene 5 meses y siempre se ha alimentado con mi leche salvo alguna ocasión que tratamos de darle leche de fórmula pero simplemente no la quiere,no le gusta,por lo que ha ingerido una cantidad mínima…Cuando nació el pediatra le mandó unas gotas de vitamina D,las suspendí un tiempo porque parecía que era eso lo que no la dejaba evacuar con frecuencia (según yo en mi ignorancia), pues a finales de sus 4 meses se la empecé a dar de nuevo y la niña se está pegando unos pedos bastante olorosos, ¿tiene algo que ver con el cambio de sus deposiciones? Por cierto, tampoco evacua como meses atrás,que hacía 2 o 3 veces caca,al menos cada dos días o a veces todos los días…Ahora parece estreñido, se tira muchos días sin hacer, aunque no deja de pujar y de expulsar gases, mi pediatra le mandó eupectin y hace cuando le doy eso, quizás a los dos o 3 días (no se lo doy siempre), ¿me recomiendas dejar de dárselo? Se lo di porque había tardado 5 días sin hacer caca, aunque leí en tus respuestas que es normal, y ¿por qué ya no hace caca como antes? Las haces nos son duras. ¡MUCHAS GRACIAS!

Respuesta:

Hola querida mamá, con gusto trataremos de aclarar tus dudas. En el siguiente artículo encontrarás información que podrá guiarte sobre las posibles causas de los gases fuertes de tu bebé. Además, hablamos sobre la frecuencia en las deposiciones de los lactantes y sobre cuando debes acudir al pediatra. Esperemos que puedas encontrar una respuesta que te ayude a ti y tu bebé.

¿Por qué los bebés producen gases olorosos?

deposiciones

Los gases intestinales o flatulencias, son un producto de la actividad intestinal durante la digestión de los alimentos. Estos se consideran normales tanto en bebés como en todas las personas. La cantidad y frecuencia de producción de dichos gases varía de acuerdo a la dieta y actividad de la flora bacteriana de cada individuo.

Los bebés alimentados de forma exclusiva con leche materna suelen producir gases con olores ligeros y un poco ácidos o casi totalmente inodoros. Gran parte de estos gases provienen de la ingesta de aire al momento de alimentarse, por lo cual mantener un agarre adecuado del pecho resulta una buena forma de prevenir la producción excesiva de flatulencias. Además de esto, existe una producción natural de gases que provienen de la difusión entre el torrente sanguíneo y el epitelio intestinal, así como de productos gaseosos que se originan durante las reacciones químicas de la digestión.

Los bebés que mantienen una Lactancia Materna Exclusiva y no consumen otros suplementos, no producen flatulencias con olores fuertes. Los olores que son asociados a bebés con LME son a queso o a yogurt descompuesto. Sin embargo, es común registrar gases muy fuertes en bebés que ingieren distintos suplementos vitamínicos, pues estos productos alteran la flora bacteriana del intestino. En algunos casos, si la producción de gases es muy elevada y estos se acumulan en el tracto intestinal, suelen ocasionar molestias en los bebés, que tratan frecuentemente de expulsar los gases pujando.

¿Cómo se si mi bebé está estreñido?

deposiciones

El estreñimiento en bebés y niños pequeños, al igual que en la mayoría de las personas, se manifiesta con malestar, incomodidad y dolor en la zona abdominal. Generalmente los bebés se notan inquietos y en muchos casos pueden notarse retorcijones en el estómago, además de que este suele ponerse tenso y firme. Asimismo, los bebés deben hacer un gran esfuerzo al momento de evacuar y las heces son sólidas y secas.

Las palabras sólidas y secas, son un elemento clave para reconocer el estreñimiento. Al ser sólidas y secas, estamos en presencia del mismo.

Los bebés sanos y alimentados con lactancia materna exclusiva no sufren de estreñimiento, pues la leche aporta una gran cantidad de agua que facilita el movimiento del bolo alimenticio a través de todo el tracto digestivo y la digestión. De hecho, aunque un bebé presente alguno de los síntomas mencionados anteriormente, no se considera estreñimiento si evacúa heces pastosas, de color amarillo o verdoso y con algunos grumos.

El estreñimiento en bebés suele ser más común cuando comienzan la etapa de alimentación complementaria. Sin embargo, se trata generalmente de casos ocasionales y temporales que se dan mientras se implementa una dieta variada. Durante dicha etapa es muy importante introducir también el consumo de agua potable y ofrecerla durante cada comida.

¿Debo darle medicamentos para el estreñimiento?

destete

Si tu bebé realmente no ha sido diagnosticado con estreñimiento, es poco probable que necesite de un medicamento que lo ayude a evacuar las heces. Si no estás segura de si tu bebé realmente presenta problemas para realizar sus deposiciones, podrías buscar una segunda opinión, tal vez de un experto en gastroenterología pediátrica. Además, este profesional podrá ayudarte a detectar si el suplemento está ocasionando algún efecto negativo en el proceso digestivo de tu pequeña.

Cambios en la frecuencia de las deposiciones en mi bebé

bebé

La frecuencia de deposiciones de los bebés alimentados con lactancia materna exclusiva, tiende a disminuir alrededor de los 2 meses hasta los 6 meses de edad, cuando comienzan la alimentación complementaria. Debido a que existen múltiples factores genéticos y ambientales que influyen en la frecuencia y cantidad de deposiciones de los bebés, no existen pautas generales que indiquen si estas son normales o no.

Se ha reportado casos de bebés que durante sus primeros meses hacían hasta 10 evacuaciones diarias y luego mantuvieron una alta frecuencia hasta alrededor de los 6 meses. En otros, la frecuencia era alta y comenzó a disminuir hasta incluso pasar 10 días sin defecar. Es por ello que, mientras los bebés tengan un adecuado crecimiento, se mantengan saludables, no presenten ni señales de dolor o malestar fuerte al defecar, y que además sus heces tengan una textura pastosa o suave, el número de deposiciones diarias no resulta tan relevante.

¿Cuándo debo preocuparme?

deposiciones

En caso de que los bebés no tengan una buena ganancia de peso, tengan deposiciones con sangre, mucosidad y espuma y que las heces sean duras y secas, además de exhibir síntomas de dolor, llanto intenso, malestar e incomodidad constante, será necesario llevarlos a un especialista. De esta forma se podrán descartar problemas como parasitosis, estreñimiento e intolerancia a los medicamentos que está ingiriendo.

¿Los bebés con LME necesitan suplementos extras?

nocturno

Con respecto al consumo de suplementos vitamínicos por parte de bebés lactantes, existen pautas que varían de acuerdo a las normas y medidas sanitarias de cada país (fuente). Generalmente, cuando los bebes con LME presentan un crecimiento adecuado, están totalmente saludables y no son prematuros, no se prescriben suplementos de ningún tipo.

Por otro lado, la OMS recomienda suministrar suplementos de vitaminas y minerales a bebés lactantes, de acuerdo a sus necesidades específicas. Unos de los suplementos más indicados en bebés con LME son el hierro y la vitamina D. Sin embargo, lo recomendable es asegurarse de que existe un déficit de dichos nutrientes y que resulta realmente necesario complementar su dieta con algunos suplementos.

 

Esperamos que esta información te ayude a estar más tranquila y logres culminar con éxito la etapa de lactancia materna exclusiva. Estaremos atentos a responder cualquiera de tus inquietudes sobre las etapas siguientes.

 

Más información en:

American Academy of Pediatrics. (2017). Suplementos de vitamina D y hierro para los bebés: recomendaciones de la AAP. Healthy Children.org

FAO. (2000). La alimentación de los niños de 0 a 6 meses. Unicef.

Organización Mundial de la Salud. (2010). La alimentación del lactante y del niño pequeño: Capítulo Modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. Organización Panamericana de la Salud

Organización Mundial de la Salud. (2021). Alimentación del lactante y del niño pequeño.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.