¿Es normal que mi bebé tenga reflujo?

Pregunta completa: hola buenos días, mi hija tiene un mes y 20 días, nos preocupa que vomita mucho hasta por la nariz (osea como lo que llaman reflujo), sucede cada vez que la amantan. Cabe agregar que tiene unos gases con mal olor. Ella se alimenta de manera mixta, lactancia materna en mayor frecuencia y fórmula una o dos veces al día. Saludos, quedo atento a sus comentarios.

Respuesta:

Hola querido papá, nos alegra que puedas contar con nosotras para resolver tus dudas e inquietudes, en el siguiente artículo encontrarás información sobre las posibles causas por las que tu bebé regurgita la leche materna. Además, te comentamos por qué las flatulencias de tu bebé pueden estar presentando olores fuertes.

Primero que todo, es muy importante exponer que existen dos condiciones distintas que son el reflujo gastroesofágico (RGE) y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Aunque parece que se trata de lo mismo, la primera es una condición muy frecuente y normal en los bebés, mientras que la segunda se considera como una enfermedad que debe ser tratada por un médico especializado.

Reflujo Gastroesofágico

destete

El reflujo gastroesofágico es normal y muy común en niños menores de un año, tendiendo a ser más frecuente en bebés de pocos meses. Se estima que el RGE muestra un pico desde los 2 hasta alrededor de los 4 meses de edad. Entre el esófago y el estómago, existe una especie de válvula muscular (esfínter esofágico) que se cierra cuando el alimento es depositado en el estómago. Su función es evitar que los ácidos estomacales y el alimento regresen hacia el esófago.

Al igual que muchos otros aspectos del organismo de nuestros pequeños, este músculo se encuentra poco desarrollado y tiende a contraerse de manera superficial o no hacerlo en lo absoluto. Es por ello que el alimento que consumen, suele regresar hacia el esófago y muchas veces sale expulsado por la boca y nariz. La razón de que el RGE se vea intensificado entre las 8 y 16 semanas, es que los bebés a esta edad han optimizado la succión del alimento, por lo que cada vez que comen ingieren más volumen de leche. Esto ocasiona que su pequeño estómago se llene rápidamente y el alimento sea regresado hacia la boca. Cuando se trata de grandes cantidades de leche, esta puede salir expulsada incluso por la nariz.

Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico

crisis de crecimiento

Por otro lado, la enfermedad del reflujo gastroesofágico o ERGE, se refiere a las complicaciones y síntomas graves relacionados con el RGE que persisten luego del año de vida. Entre estas complicaciones se encuentra la desnutrición, ya que los niños no logran retener la cantidad de alimento necesario para cubrir sus necesidades alimenticias. Asimismo, el reflujo intenso y persistente causa malestar e incomodidad en los niños, que suelen negarse a comer y se quejan constantemente cuando lo hacen.

La gastritis causada por los ácidos estomacales, puede provocar irritaciones graves y sangrados en distintos niveles del sistema digestivo, lo cual se hace evidente en las deposiciones (heces con sangre). A su vez, los niños con esta condición pueden presentar algunas complicaciones respiratorias, como sibilancias y asma. Esta enfermedad debe ser diagnosticada y tratada por un especialista, quienes toman las medidas adecuadas para el correcto desarrollo de los bebés, según cada caso en particular.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé?

reflujo

Nuestra primera recomendación es que consultes con el pediatra de tu pequeña sobre este tema en su próxima cita. El pediatra especialista Porto (2017) de la Academia Americana de Pediatría, recomienda estar atentos a síntomas como poca ganancia de peso, menos cantidad de pañales mojados durante el día, sangre o señales de bilis en el reflujo, sibilancia, estómago hinchado y dolor e incomodidad en dicha área.

Si su ganancia de peso es adecuada para su edad y, además, tu bebé se mantiene tranquila antes y después de las tomas, es probable que sea cuestión de tiempo para que deje de regurgitar la leche. También puedes comenzar a diferenciar si tu bebé presenta vómito o solo regurgitación. En este último caso, el contenido del reflujo sale sin esfuerzo y sin contracciones peristálticas, mientras el vómito suele salir proyectado y es más contundente. Como ya mencionamos, el RGE es muy común en los bebés, a los que se les suele denominar como “regurgitadores felices” (Cochran, 2020).

Por otro lado, los expertos de Seattle Children’s recomiendan alimentar a los bebés con RGE en una posición ligeramente más inclinada, así como mantenerles algunos minutos en posición vertical después de comer. Es importante que no se encuentre en posición sentada, ya que dicha postura ejerce presión sobre la región abdominal y puede incrementar el reflujo.

Puedes leer más recomendaciones en este post: Mi hijo tiene reflujo gastroesofágico ¿Qué hago?

¿Debo preocuparme por los gases con olores fuertes?

reflujo

En cuanto a las flatulencias con olores fuertes, estas pueden ser causadas por el alimento en fórmula o algún suplemento extra que le estén suministrando a tu pequeña. Esto se debe a que dichos productos suelen contener algunos componentes como los lípidos, que resultan un poco difíciles de digerir por el intestino de los bebés. Sin embargo, si los gases son acompañados por dolor abdominal y algunas señales como heces mucosas, espumosas y con sangre, deberás consultar con tu pediatra para descartar alguna parasitosis, intolerancia o alergia a la fórmula que le están suministrando.

Te recomendamos suspender la fórmula por algunos días y supervisar si las flatulencias muy olorosas y el reflujo cesan durante este tiempo. De ser así, podrían considerar cambiar de fórmula, siguiendo la opinión de un especialista o mantener una alimentación con lactancia materna exclusiva.

 

Esperamos que tu bebé mejore pronto y continúen con una lactancia exitosa, así como una crianza feliz y amorosa.

 

Más información en:

Cochran, W. J. (2020). Reflujo gastroesofágico en lactantes en Manuales MSD. Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ., USA 

Porto, A. (2017). El reflujo gastroesofágico y la enfermedad por reflujo gastroesofágico: preguntas frecuentes de los padres. American Academy of Pediatrics 

Seattle Children’s. Reflujo gastroesofágico: cómo ayudar a su bebé. Manual educativo para el paciente y la familia.

Pregunta Recibida: Mi hija tiene gases muy fuertes.

¿Por qué razón los bebés hacen buches?

Mi hijo tiene reflujo gastroesofágico ¿Qué hago?

12 comentarios de “¿Es normal que mi bebé tenga reflujo?”

  1. Muy buen tema e interesante informacion. Mi hija no soportaba ninguna formula al punto de que la llevamos al hospital de emergencia.

  2. Pero que buen post! Ojalá lo hubiera leído antes! Mi bebe ahora tiene 10 meses y ya pasamos esa etapa del reflujo pero lo guardo para otra ocasión.😄🙌🏻 gracias

  3. Siempre es un alivio encontrar este post, por que me educo y tranquilizó. Es difícil lidiar con esto pero seguir tus pasos es clave.
    Gracias

  4. Mi hijo sufrió de reflujo un poco con la leche estos consejos hubiesen venido muy bien, uno como mande preocupa por todo cuando son tan pequeñitos 🥰

  5. No sufrí gracias a Dios con mis príncipes del reflujo y eso que les di tetero! Pero su tuve una amiga que su bebé hasta los 3 meses tenía que dormir sentada, fue impresionante!

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.