Mi bebé tiene gases apestosos ¿debo preocuparme?

A continuación podrás leer sobre:

  • Producción de gases malolientes, frecuencia en las deposiciones y estreñimiento en bebés alimentados con lactancia materna, fórmula artificial, alimentación mixta y alimentación complementaria.

Lactancia materna exclusiva

lactancia

La lactancia materna es la mejor alimentación que pueden recibir nuestros pequeños, gracias a sus múltiples beneficios y, además, es la alimentación más recomendada por organizaciones internacionales de salud y pediatría.

Gases del bebé

bebé

Muchos expertos, explican que lo normal es que los bebés alimentados con LME produzcan gases sin olor o con olores sutiles que no perduran mucho tiempo. Los olores que son considerados normales en este tipo de alimentación se pueden asociar a olores como el queso, yogur agrio o descompuesto o leche cortada (fuente).

Relación de la dieta de la madre con los gases del bebé

dieta

Es importante aclarar que la dieta de las madres influye sobre algunos de los componentes de la leche, más no sobre el efecto digestivo de la misma en los bebés (fuente).

Algunos alimentos con grandes concentraciones de sulfuros como el brócoli, coliflor, coles de Bruselas, espinaca, ciertos frutos secos y algunas leguminosas (granos), o una dieta basada en altos contenidos cárnicos, pueden provocar una acumulación de gases sulfurados en el tracto digestivo de las madres, que posteriormente pasan a la sangre y luego a la leche materna.

Estos compuestos son consumidos por los bebés a través de la leche materna y en muchos casos no logran ser absorbidos o digeridos fácilmente, lo que puede causar alteraciones que generan olores fuertes tanto en las heces como en las flatulencias. Los gases malolientes resutan totalmente inocuos, no generan daños en tu pequeño y no son duraderos.

Asímismo, otros compuestos provenientes de tratamientos farmacológicos, antibióticos, suplementos, vitaminas, entre otros, consumidas por la madre pueden tener un efecto similar al pasar al torrente sanguíneo de la mujer y eventualmente pasar a la leche materna durante su producción.

Ingesta de suplementos y medicamentos en bebés

bebé dormido

Los bebés lactante maternos exclusivos que consumen distintos suplementos, como vitaminas, hierro, entre otros, pueden presentar gases fétidos debido a que estos productos alteran la flora bacteriana de su intestino. Sin embargo, no tienes nada de qué preocuparte por esto.

Cuando los bebes con LME presentan un crecimiento adecuado, están totalmente saludables y no son prematuros, no se les suele prescribir suplementos de ningún tipo. Aunque la OMS recomienda suministrar suplementos de vitaminas y minerales a bebés lactantes, de acuerdo a sus necesidades específicas, siendo el hierro y la vitamina D los más indicados, es necesario asegurarse de que realmente existe un déficit de dichos nutrientes y que resulta realmente necesario complementar su dieta con algunos suplementos, esto de acuerdo a la consulta realizada con el pediatra de confianza del bebé (fuente).

Asimismo, si tu bebé pasa por un proceso de hospitalización o alguna enfermedad y se le ha recetado antibióticos o algún medicamento, estos podrán cambiar el olor de los gases de tu bebé.

Frecuencia de las deposiciones

bebita

Diversos expertos, como los profesionales de la Asociación Española de Pediatría, explican que durante las primeras dos a cuatro semanas de vida, los bebés realizan deposiciones diariamente, en muchos casos luego de cada toma. Al entrar en el primer mes, el ritmo intestinal de los bebés alimentados exclusivamente con leche materna cambia pudiendo pasar varios días o semanas sin realizar evacuaciones y todo normal (fuente).

Los componentes de la leche materna son de fácil digestión y absorción, lo cual se relaciona con el alto rendimiento que presenta este alimento. Esto indica que el cuerpo de nuestros pequeños es capaz de absorber casi por completo los nutrientes ingeridos a través de nuestra leche, lo cual explica que su organismo no genere grandes cantidades de desechos fecales y, por lo tanto, disminuya la frecuencia en las deposiciones del bebé (fuente).

Estreñimiento

gases

El estreñimiento en bebés y niños pequeños, al igual que en la mayoría de las personas, se manifiesta con malestar, incomodidad y dolor en la zona abdominal. Generalmente los bebés se notan inquietos y en muchos casos pueden notarse retorcijones en el estómago, además de que este suele ponerse tenso y firme. Asimismo, los bebés deben hacer un gran esfuerzo al momento de evacuar y las heces son sólidas y secas. Si la consistencia es dura y seca, se habla de estreñimiento o dificultad para evacuar, así haga a diario. Por el contrario, si hace con consistencia blanda, pero lo hace cada 3, 5, 7, 9 o más días, no hay problema.

Los bebés sanos y alimentados con lactancia materna exclusiva no sufren de estreñimiento, pues la leche aporta una gran cantidad de agua que facilita el movimiento del bolo alimenticio a través de todo el tracto digestivo. De hecho, aunque un bebé presente alguno de los síntomas mencionados anteriormente, no se considera estreñimiento si evacúa heces pastosas, de color amarillentas o con tonos mostaza y con algunos grumos (fuente).

No se recomienda

La toma de té de anis o la estimulación con termómetros u otrás prácticas que estimulen al bebé. Si tu bebé realmente no ha sido diagnosticado con estreñimiento, es poco probable que necesite de un medicamento que lo ayude a evacuar las heces. Por favor, si no estás segura de si tu bebé realmente presenta problemas para realizar sus deposiciones, podrías buscar una segunda opinión, tal vez de un experto en gastroenterología pediátrica, que te indique que debes hacer adecuadamente.

¿El lisolac sirve para el estreñimiento?

lisolac

Este producto (LisolacR gotas pediátricas) es recetado para ayudar a la leche artificial a ser más «digerible» por los bebés, regulando su flora intestinal, por lo que no se debe utilizar como un laxante. Si tu bebé es alimentado exclusivamente con leche materna, no necesita consumir este medicamento, puesto que los bebés LME casi nunca padecen trastornos digestivos.

Expresiones del bebé cuando hace del cuerpo

gases

Es normal que cuando los bebés tengan ya sus heces acumuladas para hacer popó hagan o coloquen caras de esfuerzo. Eso es parte de todos los seres humanos. Te invitamos a hacer el siguiente ejercicio, la próxima vez que vayas a ir al baño a hacer popó, tu, como adulto/a, llévate un espejo y observa tu rostro. Algunos nos ponemos rojos, a otros se le salen unas lágrimas pero todos hacemos expresiones de pujo, expresiones de esfuerzo y es algo normal.

Así que no te preocupes cuando tu bebito haga esas expresiones, se ponga rojo, puje, ponga cara de desagrado e incluso se le salgan lagrimitas, porque todos lo hacemos al momento de evacuar incluso los bebés. Nuevamente lo importante es que la textura de sus heces no sean ni duras ni resecas.

¿Por qué puja mi bebé?

bebé

El pujo en los bebés puede volverse algo muy cotidiano alrededor de las 6 semanas de vida y pueden prevalecer hasta los 3 o 4 meses. Estos se relacionan con el desarrollo de los músculos de su recto y la inmadurez de su intestino. En otras palabras, tu bebé no ha aprendido a relajar los músculos del recto cuando siente ganas de defecar o de soltar los gases y, por el contrario, los contrae, evitando que las heces salgan rápidamente. Esto suele causar incomodidad en nuestros pequeños, por lo que los episodios de “pujos” suelen venir acompañados de irritación y llanto en algunas ocasiones.

Podría interesarte leer sobre los Cólicos del bebé lactante

Diarrea o dolor

bebé llorando

Si tu bebé comienza a experimentar diarrea o dolor en las deposiciones, es necesario que consultes con tu pediatra prolactancia de confianza (fuente).

Vómito constante

Si sólo tomando leche materna tu bebé vomita mucho, es importante que tu pediatra revise porqué lo hace. Se debe considerar la posibilidad de un problema de reflujo importante o si hay alguna incidencia a nivel de la válvula de entrada estomacal, puesto que hay bebés que suelen vomitar constantemente debido a esta condición.

Alimentación con fórmula

gases

Al igual que con la lactancia materna, los expertos de la Academia Americana de Pediatría aconsejan proveer la fórmula siguiendo la libre demanda del bebé. Esto garantiza que nuestros pequeños sean quienes establecen sus propias pautas y horarios, que se mantienen bastante regulares durante las primeras semanas (fuente). Cabe resaltar que si tu bebé presenta ciertas caracteristicas desfavorables con cierta marca de fórmula, es importante que hables con tu pedriatra para cambiar de fórmula.

Gases del bebé

gases

Si el bebé toma fórmula artificial, sus gasesitos tiende a ser malolientes, debido a una mala absorción de las grasas contenidas en la fórmula, o por una alergia a la leche de vaca con la que se fabrica la fórmula artificial, además es común que en ocasiones presente  cólicos.

El uso formula artificial hace que las heces de tu bebé tiendan a tener un color marrón, verdoso (el más caracteristico) o un color oscuro y que su textura tienda a ser más reseca y dura. En algunos casos pueden presentar estreñimiento. Cuando se cambia de fórmula, pueden existir ciertos efectos en el sistema digestivo del peque, ya que se está adaptando a esa nueva fórmula (fuente).

Frecuencia de las deposiciones

gases

Por lo general, los bebés alimentados con leche de fórmula artificial, tienden a realizar una o dos deposiciones diarias. Sin embargo, el personal de Healthwise expone que aunque también pueden tardar varios días en defecar, las deposiciones son más frecuentes que en los bebés alimentados con lactancia materna, encontrandose en rangos entre 2 a 4 días sin hacer del cuerpo. Esto no sule representar un problema, siempre y cuando tu bebé se vea sano y esté creciendo de manera correcta, además de que la textura no sea dura ni resaca, para descartar estreñimiento. 

Estreñimiento

estreñimiento

El estreñimiento se caracteriza por la consistencia, heces sólidas y secas. Es necesario que acudas al médico para descartar diversas complicaciones si las heces de tu bebé son sólidas, secas, muy oscuras (casi negras o negras), blancas o grisáceas y también si presentan sangre.

Es importante también no ofrecer ningún tipo de infusiones o bebidas que no sea su fórmula. Por otro lado, no es recomendable estimularlos en su ano con supositorios, termómetros o ningún otro objeto para que defequen, ya que se podría alterar el correcto funcionamiento de los nervios de dicha área.

¿El lisolac sirve para el estreñimiento?

gotas

Hacemos la aclatoria respecto al el LisolacR (gotas pediátricas) el cual erróneamente es utilizado para tratar el estreñimiento en bebés. Este medicamento es recetado para ayudar a la leche artificial a ser más «digerible» por los bebés, regulando su flora intestinal. El LisolacR, tiene como componente activo a la lizosima, la cual ayuda a tratar malestares intestinales como por ejemplo: cólicos en los bebés. Por lo tanto, no es un laxante, es decir, no se utiliza para el estreñimiento.

Si tu bebé tiene una alimentación con leche de fórmula y ha sido diagnosticado como intolerante a la lactosa, la prolongación y frecuencia del consumo de LisolacR dependerá de la cantidad de leche de fórmula que consuma y de la gravedad de su condición. Por lo que este medicamento debe ser indicado o recetado con la previa evaluación de un especialista.

Alimentación mixta 

Fórmula

La alimentación mixta es aquella en la que se combina la lactancia materna a libre demanda, con alguna toma de fórmula. Aunque respetamos profundamente la decisión de las madres para dar una alimentación mixta, te recomendamos también evaluar la opción de comenzar a realizar tu propio banco de leche, lo cual resulta en una opción más rentable y ecológica para la familia y el planeta. En algunos de nuestros artículos encontrarás información muy útil sobre cómo comenzar a extraer almacenar adecuadamente tu leche, para ofrecerla a tu bebé en los momentos en los que no puedas darle de tu pecho directamente.

Si decides que continuarás ofreciendo fórmula a tu pequeño, lo mejor será evaluar en conjunto con su pediatra, cuál es la mejor opción, según las características propias de tu familia y tu bebé (fuente).

Gases del bebé

gases

En el caso de los bebés lactantes, presentan un olor un poco ácido. Por el contrario, en los bebés alimentados con fórmula pueden producirse gases con olores más fuertes. Esto se debe a que dichos productos contienen algunos compuestos que, durante el proceso de la digestión pueden ocasionar cambios ligeros en las condiciones del intestino que ocasionan gases fétidos.

Las características de estos gases suelen considerarse normales, siempre y cuando tu bebé se encuentre saludable en los demás aspectos. Si sientes que a tu pequeño le cuestan expulsar los gases, puedes hacer masajes en su abdomen en sentido de las agujas del reloj, además de mover sus piernitas acercando sus muslos al abdomen y haciendo movimientos de “bicicleta”. Esto puede ayudarle a relajarse y expulsar más fácilmente las flatulencias. El porteo ergonómico también puede promover el movimiento intestinal de tu pequeño y la salida de los gases y heces.

Frecuencia de las deposiciones

bebé

Los bebé alimentados de forma mixta, pueden tardar al igual que los bebés LME días en defecar. Esto no suele representar un problema siempre y cuando tu bebé se vea sano y esté creciendo de la manera adecuada.

Estreñimiento

pedos

El estreñimiento está representado por heces duras y resecas. Según la alimentación de los bébes (lactancia exclusiva, alimentación mixta o fórmula exclusiva), sus heces pueden variar en consistencia. Sin embargo, estas deben permanecer blandas. En muchas ocasiones, presentan grumos y pueden ser más o menos líquidas. Durante una alimentación mixta, la fórmula puede variar un poco la consistencia y el color de las heces del bebé, haciendolas un poco más firmes y oscuras.

Alimentación complementaria

bebé

Lo importante de comenzar con la alimentación complementaria es suplirle a tu hijo el hierro. Durante el crecimiento de tu bebé aumenta el tamaño corporal y el volumen sanguíneo. Esta necesidad de hierro sería la única deficiencia de darle solamente lactancia materna exclusiva después de los 6 meses. No obstante esto no significa que la LME ya no es necesaria, todo lo contrario, durante este proceso tu bebé «comerá» muy poquitas cantidades o mejor dicho, básicamente chupará los alimentos que le das. Por lo que la lactancia es su principal alimento, por lo menos hasta cumplir el año. Del año en adelante, la lactancia materna dependerá de la demanda de tu peque y de si tu deseas o no seguir con la lactancia, ya sabes, siempre hay sus excepciones (fuente).

Gases del bebé

alimentación complementaria

Una vez que el bebé se está alimentando con comida, la porducción de gases suele cambiar su olor y esto es un producto normal de la digestión de los alimentos. Algunos gases malolientes suelen deberse a ciertos alimentos como: Coles, brócoli, frijoles, repollo, asi como suplementos de hierro, L-carnitina, vitamina C, entre otros.

Estreñimiento

gases

El estreñimiento en bebés suele ser más común cuando comienzan la etapa de alimentación complementaria. Sin embargo, se trata generalmente de casos ocasionales y temporales que se dan mientras se implementa una dieta variada. Durante dicha etapa es muy importante introducir también el consumo de agua potable y ofrecerla durante cada comida.

Cabe destacar que aunque algunas madres han considerado que el ácido fólico puede generarles estreñimiento a los bebés, podemos recomendar la ingesta de distintos alimentos ricos en ácido fólico de manera natural, como: caraotas, frijoles y otros granos, mandarina, frutos cítricos, hortalizas de hoja verde y oscura como la espinaca, el coliflor y la acelga, y tubérculos. En este link (da click aquí) podrás encontrar algunos tips para tratar el estreñimiento en esta etapa.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.