Necesito tips para el destete nocturno

Pregunta completa: Si no tengo el apoyo de mi esposo para destetar en las tomas nocturnas (destete nocturno), que otro tips me recomienda para lograrlo??

Respuesta:

Hola querida mamá, gracias por confiarnos tus inquietudes y dudas, esperamos poder guiarte con la siguiente información y que puedas encontrar una forma amorosa y exitosa de destetar a tu bebé. Primero intentaremos explicarte algunas nociones y aspectos sobre el sueño de tu bebé, pues cuando comprendemos mejor cómo funciona el sistema de nuestros hijos/as, es más fácil manejar y guiar el descanso de ambos.

El destete nocturno suele ser el último en ocurrir, pues desde que los bebés nacen, tanto mamá como su hijo, encuentran la manera más fácil y serena de dormir mediante la lactancia. Posteriormente, parece que nuestros pequeños son incapaces de dormir sin pecho y, en muchas ocasiones, esto puede convertirse en una especie de carga para mamá.

Dormir pegados al pecho: una cuestión evolutiva

nocturno

Muchos estudios biológicos y evolutivos, como los de Gettler & McKenna (2011) y Dewar (2018), exponen que la estrecha relación entre las madres y sus bebés, así como la necesidad de contacto físico y aproximación mediante la lactancia materna, sobre todo durante los periodos de sueño, son aspectos evolutivos y biológicos de la especie humana. Dichas investigaciones evidencian los múltiples beneficios relacionados con la lactancia y el descanso de los bebés, que incluyen la optimización del desarrollo fisiológico del sueño.

Los patrones de sueño de los bebés varían ampliamente entre individuos y cambian dependiendo de la etapa de los pequeños. Debido a esto, resulta difícil establecer una tabla o manual de instrucciones universal sobre el sueño de nuestros hijos. Sin embargo, las investigaciones sobre la fisiología y función del sueño han permitido establecer algunas tendencias generales sobre el desarrollo de los patrones de descanso. Dichos patrones también se ven influenciados por factores genéticos y ambientales.

¿Cuándo disminuir o eliminar las tomas nocturnas para lograr el destete nocturno?

destete nocturno

Algunos expertos indican que el destete nocturno puede darse a partir de los 6 meses de vida. Esto se relaciona con que alrededor de esta edad los bebés son capaces de obtener los nutrientes necesarios para su desarrollo durante la alimentación del día. Sin embargo, esto puede variar según la salud general de los pequeños. Por esta razón lo más recomendable es consultar con tu pediatra sobre el peso y estado nutricional de tu bebé.

Además de esta pauta, no existen normas generales que establezcan una fecha límite para el destete nocturno. Al igual que el destete durante el día, el destete nocturno ocurre cuando la diada mamá-bebé se encuentra preparada para esta nueva etapa. Generalmente, el mayor estímulo para llevar a cabo el destete, es la necesidad de los padres de descansar mejor durante las noches. En este sentido es necesario comprender que, el dejar de ofrecer pecho en las noches no significa que tu bebé dejará de despertarse, solo que comenzará a hacerlo menos seguido y además, aprenderá a dormirse por sí mismo.

Recomendaciones para un destete nocturno respetuoso

Contar con el apoyo de otro cuidador principal resulta de gran ayuda al momento de comenzar el destete nocturno. Una de las razones es que los bebés son muy sensitivos y asocian nuestro olor con amamantar, por lo cual les podría costar un poco más aprender a calmarse mediante otros métodos. Sin embargo, es posible llevar a cabo este proceso de manera respetuosa y amorosa por nuestra propia cuenta.

Rutina, tu mejor aliada

destete nocturno

Diseñar una rutina consistente y bien establecida, puede ser tu mejor aliada durante este proceso. Es importante que la rutina comience unas horas antes de acostarse a dormir, de manera que el cerebro de nuestros bebés se vaya preparando para dicho momento. Algunos pediatras recomiendan fijar el momento del baño cerca de la hora de dormir, de manera que nuestros bebés tengan una fuente de relajación extra.

Asimismo, respetar los horarios establecidos resulta muy útil, pues eventualmente se fijará un ritmo circadiano (o reloj biológico) en el cual el organismo de tu bebé se preparará para el descanso nocturno. En relación con esto, es importante comprender que las luces tienen efectos significantes sobre el desarrollo de un ritmo circadiano saludable.

Es por ello que se recomienda exponer a nuestros pequeños a la luz natural durante el día, así como evitar luces artificiales muy intensas, sobre todo del espectro azul. Estas últimas interfieren con la producción de melatonina, una de las hormonas implicadas en el ciclo del sueño.

Reemplazar algunas tomas nocturnas

destete

Una de las recomendaciones más comunes es identificar si las tomas nocturnas de tu bebé son cortas (menos de 10 minutos) o largas (alrededor de 15 minutos o más). En el primer caso, podrías comenzar a reemplazar tomas por otros métodos de calma. Esta puede ser una de las etapas más agotadoras del proceso, pues tu bebé debe aprender a calmarse y dormirse sin el pecho, lo que le tomará varios días.

Los expertos en bienestar y desarrollo infantil, aseguran que dejar llorar a los bebés puede ser muy perjudicial para el correcto desarrollo de sus cerebros. Es por ello que lo ideal es acompañar a nuestros pequeños y ofrecerles nuestros brazos y compañía hasta que estén calmados. Además, se deben evitar algunas cosas como luces encendidas y música, pues estas pueden sobreestimular el cerebro de nuestros hijos y alejarlos del sueño.

Muchas madres comienzan a emplear distintas herramientas en esta etapa, como chupetes o chupones que permiten que el estímulo de succión calme rápidamente a sus pequeños. Sin embargo, es importante consultar con un odontopediatra para conocer más sobre los pros y contras de estas herramientas. Asimismo, puedes proporcionar un objeto de apego, ya sea una manta o el juguete preferido de tu bebé y emplearlo como una herramienta para calmarle cuando se despierte por las noches.

Disminución gradual de las tomas

destete

Por otro lado, si tu bebé aún mantiene tomas nocturnas largas, debes comenzar a acortar el periodo en que le brindas el pecho. Para ello, puedes cronometrar el tiempo en que tu pequeño amamanta, disminuyendo entre 2 y 5 minutos por toma. Esta disminución se lleva a cabo cada dos días, para permitir que tu bebé se acostumbre a las nuevas pautas de amamantamiento. Evidentemente, tu bebé puede sentirse frustrado, por lo cual debes ofrecer tu compañía y calma durante el periodo de transición.

Una vez que las tomas hayan disminuido el tiempo cerca de 5 minutos, puedes comenzar a reemplazarlas usando los métodos mencionados en la sección anterior. El periodo de adaptación varía mucho entre los bebés, por lo cual es difícil predecir en cuanto tiempo se acostumbrará tu bebé a prescindir de las tomas nocturnas.

Destete definitivo

destete

Eventualmente, tu bebé no requerirá más de una toma por noche. Cuando esto suceda, puedes comenzar a acortar el tiempo de dicha toma, manteniendo la rutina establecida inicialmente. En algunas ocasiones esto podrá parecer imposible de lograr, por lo cual es imprescindible que confíes en ti, tu bebé y el amor entre ambos. El ritmo lo establecen tú y tu bebé, por lo que deben avanzar conforme a lo que resulte más cómodo para los dos.

Recuerda, además, que el avance en muchas ocasiones no es lineal. Es decir, algunos días parecerá que tu proceso se ha perdido, pues has tenido que ofrecer más pecho de lo normal. Esto puede ocurrir por ejemplo, si tu bebé enferma y requiere de mayores atenciones o, si están pasando por algún proceso de cambio como una mudanza o comienzo de la guardería.

 

Esperamos que logres culminar con éxito y mucho cariño tu extraordinaria etapa de lactancia, para que en un futuro, esta esté llena de recuerdos hermosos entre tú y tu pequeño. Nosotros continuaremos apoyándote en cada paso y guiándote todo lo que nos sea posible.

 

Más información en:

¿Cómo puedo destetar a mi bebé de 2 años?

¿Existe realmente el destete natural?

Quiero desteter o reducir las tomas de mi bebé ¿Qué hago?

Dewar, G. (2018). Baby sleep patterns: An evidence-based guide. Parenting Science

Gletter, L. T. & MacKenna, J. J. (2011). Evolutionary Perspectives on Mother–Infant Sleep Proximity and Breastfeeding in a Laboratory Setting. Am J Phys Anthropol. 2011 Mar; 144(3): 454–462.

McKenna, J. J., Thoman, E. B., Anders, T. F., Sadeh, A., Schechtman, V.L. & Glotzbach, S.F. (1993). Infant-parent co-sleeping in an evolutionary perspective: implications for understanding infant sleep development and the sudden infant death syndrome. 1993 Apr;16(3):263-82.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.