¿Cómo puedo quitarle el pecho a mi hijo?

Pregunta completa: Hola, mi bebé acaba de cumplir 2 años, pero desde que comenzó a decir más palabras y aprendió la palabra chichita está más apegado al pecho y no quiere comer solo quiere el pecho y a mí me preocupa porque a mí me gusta amamantarlo pero no lo quiero perjudicar, no está ganando peso. Así que quiero quitárselo debido a esto pero no quiero hacerlo sufrir. ¿Cuál sería la mejor forma de quitárselo sin hacerlo llorar tanto? Gracias

Respuesta:

Hola querida mamá, gracias por consultarnos para ayudarte con el apego de tu bebé hacia tu pecho.

En tu caso, pudieran estar ocurriendo paralelamente varias situaciones, que pueden estar ocasionando este apego «extra» por el pecho que presenta tu hijo:

La edad

A los dos años, los bebés comienzan a descubrir que pueden tomar decisiones y la palabra «no», con todo lo que representa, se convierte en su favorita. Es por esto que pudiera estar rechazando los alimentos, si esto produce en ti, en sus familiares o allegados, alguna reacción marcada.

niño

El apego

Recuerda que el pecho no sólo representa alimento, representa cercanía, olor de mamá, latidos de mamá, e incluso «aunque mi mamá no para por estar muy ocupada, cuando me da teta es sólo para mi».

crianza

La teta soluciona todo

Ocurre que las madres con el paso del tiempo, aprendemos que el pecho es una solución mágica para las caídas, las rabietas, los golpes, el hambre, la sed, el aburrimiento. Y no dudamos en usarlo en cualquiera de estos escenarios.

Bebé amamantando

Ya no quieres seguir amamantando

Tranquila, no está mal. Dos años amamantando es una aventura hermosa y agotadora y el hecho de que estés buscando información sobre destete respetuoso, ¡es maravilloso!. La lactancia más allá de los dos años, es totalmente beneficiosa para ambos, pero solo si ambos están cómodos y felices.

 

destete

 

Te dejo recomendaciones para dos escenarios posibles:

Quieres seguir amamantando:

bebé

Ofrécele los alimentos

Presentándolos de manera divertida. Usa la textura, formas y colores propias de los alimentos para diseñar alimentos divertidos. Disminuye las sopas y licuados y comienza a ofrecer los alimentos en trozos, de forma que tu bebé pueda tomarlos con sus manos y experimentar autonomía a la hora de comer.

Busca momentos para jugar y compartir con tu bebé

El juego activo ayuda a disminuir las tomas, al pasar tiempo compartiendo, explorando y aprendiendo juntos, en lugar de tomando teta. Es decir, aprovecha los momentos de ocio para introducir nuevas actividades divertidas y didácticas.

Busca formas distintas a la teta, para consolar a tu peque

Te asombrarás de la cantidad de tomas que inconscientemente hacemos, y que son iniciadas por nosotras mismas.

Quieres destetar a tu bebé:

beba

No negar, no ofrecer

El primer paso para un destete respetuoso es la técnica de «no negar, no ofrecer». Te asombrarás de la cantidad de veces que ofreces el pecho a tu bebé sin que te lo pida.

Prevenir las tomas

Luego, viene la técnica de «prevenir las tomas». Se trata de evitar las situaciones en las que generalmente tu bebé te pediría el pecho, y anticiparse a estos momentos con juegos, carreras, dibujos, actividades didácticas y recreacionales de todo tipo, caminatas, paseos.

Sustituir las tomas

Finalmente, una vez sientas que verdaderamente cumpliste los pasos anteriores, es «sustituir las tomas». En este caso, no se trata de sustituir con comida u otro tipo de alimentos, sino por ejemplo, que papá lo pasee para que se quede dormido, en lugar de dormirlo tu al pecho, etc.

El destete respetuoso

Puede darse rápidamente o tardarse un poco, eso depende mucho de la dinámica familiar y de la personalidad de tu bebé,

¡No te desanimes!

Destete

Espero que lo anterior pueda ayudarte un poco, y recuerda, si tienes una duda, ¡Pregunta Mamá!

Imagen, cortesía de pixabay.com

Ing. Ivonne Vicuna, Asesora Certificada en Lactancia Materna

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.