Mi bebé no tiene sueño en las noches

Pregunta completa: Mi bebé ya tiene 16 meses y la alimento todavía, a la hora de dormir le tengo su rutina, baño, masaje y tetiita para dormir pero sé sigue levantando cada dos horas y hago colecho. Ya no sé que más hacer para su sueño.

Respuesta:

Hola querida mamá, esperamos que la siguiente información te sea de utilidad para comprender mejor por qué tu bebé se despierta cada dos horas, a pesar de tener más de un año y de contar con una rutina de sueño.

La privación del sueño suele ser uno de los aspectos más agotadores para las madres y padres, puesto que el dormir representa una necesidad fisiológica importante y necesaria para todas las personas. Sin embargo, para los niños, los despertares nocturnos son bastante naturales y forman parte de sus procesos de desarrollo. Aquí te explicamos por qué y qué puedes hacer para sobrellevar esta situación.

¿Qué es el sueño?

bebé dormido sudor

El sueño es un proceso complejo que implica funciones neurofisiológicas, particularmente importantes durante el proceso de desarrollo. A pesar que se ha determinado que dormir es tan importante como comer para la supervivencia, su función exacta sigue siendo incierta. Al igual que otras funciones del organismo, el sueño cambia durante toda la vida, en especial en los primeros 5 años de edad. Es por ello que, los bebés recién nacidos y de pocas semanas de edad, suelen dormir hasta el 80% del día, mientras que al llegar el primer año, el sueño se ha reducido a alrededor del 50% del día.

El sueño cuenta con varios elementos como son las fases, ritmos, patrones y duración, que pueden verse afectados debido a distintas razones, por lo que mantener una buena higiene del sueño es fundamental, en especial durante los primeros años del desarrollo en los niños.

Los despertares forman parte del sueño

bebé

El sueño no implica solo quedarse dormido, puesto que se ha demostrado que existen ciclos de despertares que son normales en este proceso. Bathory y Tomopoulos (2017), explican en su investigación que el sueño se encuentra regulado por dos sistemas, que son el sistema circadiano y la homeostasis o equilibrio entre el sueño y el despertar.

En esencia, el sistema circadiano es el que permite sincronizar de manera endógena, los ritmos biológicos, a través de la liberación de hormonas. Este proceso se ve influenciado por factores externos, como la luz del día.

Por su parte, el equilibrio u homeostasis entre dormir-despertar, se refiere a un impulso neurofisiológico que, como indica su nombre, mantiene un equilibrio entre la vigilia y el sueño. Estos procesos son controlados por factores internos (metabólicos) y externos.

Según los autores Bathory y Tomopoulos, la homeostasis permite que el cuerpo genere impulsos y señales que le permitan pasar del sueño a la vigilia o, viceversa, luego de un tiempo determinado. De esta manera, luego de un periodo despierto, se acumulan en el cuerpo sustancias conocidas como somnógenos, que promueven el sueño. Posteriormente, estos compuestos son disipados mediante impulsos biológicos, que dan la señal para que la persona se despierte.

Desarrollo del sueño el primer año de vida

sudor

En los niños, el sueño, incluidos los patrones y la homeostasis, suele variar en gran medida durante los primeros años. De esta manera, se sabe que los bebés recién nacidos pueden dormir hasta 19 horas al día, mientras que para el primer año, esta cifra se ha reducido a unas 10 a 12 horas de sueño diarias.

Es importante comprender que muchos bebés no suelen dormir esta cantidad de horas seguidas, por lo que suelen levantarse cada cierto tiempo. Durante el desarrollo ocurren cambios que permiten que los bebés sean capaces de dormir por más tiempo corrido, como la retención de calorías y disminución de necesidades calóricas; es decir, que los pequeños no necesitan despertarse para comer tantas veces en la noche como cuando eran recién nacidos.

Fases del sueño

sueño

Por otro lado, el sueño puede seguir viéndose fragmentado, puesto que se pueden producir despertares entre una y otra fase de sueño. En muchos casos, los niños son capaces de pasar de una fase a otra de manera directa, por lo que no se despiertan. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los lactantes no pasan directamente al siguiente ciclo, lo que perturba el sueño de los bebés y evita que se vuelvan a dormir rápidamente por sí mismos.

Además de esto, Bathory y Tomopoulos señalan que durante el primer año, los bebés comienzan a desarrollar la ansiedad por separación, ya que adquieren comprensión de la permanencia de los objetos. Esta ansiedad suele presentar un punto máximo alrededor de los 18 meses de edad. La convergencia de este factor, junto con el desarrollo motor y los despertares por la transición entre los ciclos de sueño, provocan que los niños se despierten múltiples veces durante la noche.

Recomendaciones para ti y tu bebé

sudor

La privación del sueño genera mucho estrés, e incluso, otros problemas de salud en las madres. Aunque parece que no existen soluciones a esta situación, es importante comprender que se trata de algo temporal que forma parte del desarrollo de los niños.

Es por ello que la consistencia en las rutinas diarias y nocturnas resulta tan valiosa, pues ayudan a que tu bebé sincronice su sistema circadiano o reloj biológico. De esta manera, eventualmente tu hijo irá adquiriendo más habilidades neurofisiológicas para mantener un sueño más estable durante la noche.

La estimulación diurna y exposición a luz solar también te ayudarán a que el sueño de tu bebé se sincronice con las condiciones externas, tal como indica la Wirral Community Health and Care del Reino Unido (2019). Asimismo, continúa con la rutina nocturna establecida y piensa que es solo cuestión de tiempo para que tu bebé duerma cada vez más horas seguidas.

Tu descanso es importante

mamá y un bebé duerme

Si tienes la oportunidad, tómate un tiempo para descansar sin interrupciones. Puede ser durante la mañana o al final de la tarde, si cuentas con un cuidador responsable que se haga cargo de tu pequeño mientras tú descansas a solas por un par de horas. Esto puede representar un tiempo de descanso muy valioso y necesario, que te permitirá también atender las necesidades de tu pequeño con mucha más paciencia.

Para concluir, realmente el que tu bebé despierte cada cierto tiempo es algo que no puedes controlar, pues es una situación que forma parte de su desarrollo. Sin embargo, como todos los procesos de desarrollo, se trata de algo temporal que, a medida que tu bebé madure emocional y fisiológicamente, irá mejorando.

 

Más información en:

¿La infusión de lechuga es buena para el sueño del bebé?

¿Cómo cambiarle los hábitos de sueño a mi bebé?

Mi hija de 7 meses no duerme bien en la noche

Bartick, M., Tomori, C., & Ball, H. L. (2018). Babies in boxes and the missing links on safe sleep: Human evolution and cultural revolution. Maternal & Child Nutrition, 14(2), e12544.

Bathory, E., & Tomopoulos, S. (2017). Sleep regulation, physiology and development, sleep duration and patterns, and sleep hygiene in infants, toddlers, and preschool-age children. Current problems in pediatric and adolescent health care, 47(2), 29-42.

Wirral Community, Health and Care. (2019). Your toddler’s sleep at…1 – 2 years. National Healht Service

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.