¿Mi alimentación afecta a mi bebé de 2 meses?

Pregunta completa: Gases y caquita muy maloliente en bebé de 2 meses. ¿Es normal o mi alimentación le afecta? Soy intolerancia a la lactosa pero aveces me gana el antojo y como queso o mantequilla.

Hola querida mamá, muchas gracias por compartir tus preguntas con el equipo de ¡Pregunta Mamá! En el siguiente artículo te dejamos algunas posibles razones por las cuales tu bebé produce gases y heces con olores fuertes.

Las heces y flatulencias de los bebés suele ser un tema que no se platica muy seguido; aunque es uno de los aspectos que causan más inquietudes en los padres. Asimismo, las características de las deposiciones de nuestros pequeños representan una ventana muy importante para evaluar su salud en general.

¿Puede amamantar una madre intolerante a la lactosa?

afecta

La intolerancia a la lactosa es un problema poco frecuente y se debe a una alteración en la producción de enzimas que degradan este azúcar (enzima lactasa). De esta manera, las personas con dicha condición no son capaces de digerir correctamente la lactosa, que se termina acumulando en el tracto digestivo y causa diversos síntomas como irritación del epitelio intestinal, que a su vez, ocasiona la fermentación del azúcar y una excesiva producción de gases.

Sin embargo, las consecuencias del consumo de lácteos por parte de las madres intolerantes a este azúcar, no afectan de ninguna manera a sus bebés amamantados. Tal como se indica en el foro de la Asociación Española de Promoción y Apoyo a la Lactancia Materna (AELAMA, 2020), donde aseguran que la leche producida por las mujeres con esta condición es completamente nutritiva y no presenta ningún tipo de alteraciones que afecten a sus hijos.

¿Es posible que mi bebé sea intolerante a la lactosa?

amamantar

Por otro lado, según algunos expertos, esta condición puede ser hereditaria aunque se suele expresar después de la primera infancia, cuando los niños entran a la pubertad. Por lo tanto es poco probable que tu bebé esté presentando intolerancia a la lactosa de tu propia leche.

El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (2012), señala que la ausencia primaria de las enzimas que degradan el azúcar de la leche es sumamente rara en bebés. Sin embargo, en algunas ocasiones, la acumulación de la lactosa en el intestino de los pequeños puede ocasionar cierta irritación. Esto sucede cuando los bebés solo toman la primera fase de la leche producida por las mamas, que se caracteriza por ser rica en azúcares y, no llegan a tomar la segunda fase, donde se encuentran los lípidos.

Estos problemas son comunes cuando la técnica de lactancia no es muy efectiva. Es decir, que se limita el tiempo que el bebé pasa en cada pecho, lo que ocasiona que este sea incapaz de vaciar por completo las mamas y solo ingiera la primera fase de la leche. De esta manera, ocurren ligeras alteraciones en el proceso digestivo, que se evidencian por la producción de heces de color verde y olores un poco más fuertes de lo normal.

¿Cuál es la solución a este problema?

afecta

La solución es permitir que el bebé vacíe por completo cada pecho, aunque esto signifique que en cada toma se alimente de una sola mama. Si hay una sobreproducción de leche, puedes vaciar ligeramente el pecho antes de ofrecerlo a tu bebé, para que este sea capaz de tomar ambas fases de la producción.

¿Cómo huelen las deposiciones de un bebé amamantado?

afecta

El pediatra Amit Bajaj (2018), al igual que la mayoría de especialistas en salud de los bebés, indica que las heces de los bebes alimentados de manera exclusiva con leche materna, no presentan olores fuertes, sino ligeramente fermentados (como a yogurt ácido).

Es por ello que cuando se producen olores muy fuertes que persisten por muchos días y, además se evidencian otros síntomas como que el color y la consistencia cambian mucho, será necesario descartar otros problemas como una infección bacteriana o alergia.

Causas del mal olor en las heces de los bebés

mal olor

Los editores del Vinmec International Hospital (2019), explican que las causas de las alteraciones en el color y olor de las heces deben ser determinadas, para tratarlas y evitar complicaciones en la salud de los pequeños.

Los bebés son incapaces de absorber todos los nutrientes proporcionados en la dieta

Algunas de las razones más comunes del olor fuerte en las heces, es que los bebés son incapaces de absorber todos los nutrientes proporcionados en la dieta. De esta manera, como mencionamos anteriormente, una acumulación de compuestos como el azúcar de la leche, puede ocasionar una digestión insuficiente, pero se trata de algo temporal que va mejorando con los días, a medida que el sistema digestivo de los bebés se termina de desarrollar.

Ingesta de algún medicamento

bebé

Otra de las causas comunes de una producción de heces y flatulencias con olor desagradable, es la ingesta de algún medicamento, en especial antibióticos, que alteran la flora bacteriana del intestino, produciendo alteraciones digestivas.

La dieta de la madre

dieta

En ocasiones, la dieta de la madre puede influir también en la absorción de nutrientes de sus pequeños. De esta manera, si por ejemplo, tienes una dieta rica en alimentos como legumbres y coles, que tienen altas concentración de sulfuros, estos pasan a tu torrente sanguíneo y terminan pasando a la leche que producen tus pechos. Los sulfuros son compuestos que alteran fácilmente el olor de las heces y gases intestinales, aunque no representan ningún problema para la salud de la madre ni su bebé. No obstante, los malos olores producidos por esta causa suelen desaparecer tan solo unas horas después de la ingesta de los alimentos.

Si el mal olor persiste por varios días, aunque tu dieta varíe y, además, se muestran otras señales como producción de heces con mocos y sangre, deberás descartar una infección intestinal por bacterias o parásitos. Para ello, basta con realizar una prueba y cultivo de heces en algún laboratorio.

En general, las heces de los bebés suele ser entre verduzca y marrón, más comúnmente de color mostaza. Los profesionales del Center City Pediatrics (2019) indican que si las heces son negras, rojas, blancas y/o presentan mucosidad y sangre, será necesario acudir a un centro médico para descartar alguna enfermedad del sistema digestivo.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y que tu bebé se mejore muy pronto. Recuerda acudir a los controles pediátricos mensuales y platicar con un profesional de la salud sobre todas tus inquietudes.

Más información en:

Mi bebé tiene gases fuertes ¿puede ser intolerante a la lactosa?

Creo que mi bebé es intolerante a la lactosa y al gluten

AELAMA Foro. (2020). Madre intolerante a lactosa (afecta). Asociación Española de Promoción y Apoyo a la Lactancia Materna (AELAMA)

Bajaj, A. (2018). Parents’ guide to baby poop: What to look for and when to worry (afecta). Children’s Hospital and Health System.

Center City Pediatrics. (2019). CCP’s Baby Poop Guide: The Scoop on Poop (afecta).

Comité de Lactancia Materna. (2012). Lactancia materna e intolerancia a la lactosa (afecta). Asociación Española de Pediatría (AEP)

Vinmec International Hospital. (2019). What causes baby stools to have a sour smell? (afecta). 2019 Vinmec

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.