Mi bebé tiene gases fuertes ¿puede ser intolerante a la lactosa?

Pregunta completa: Hola, mi duda es la siguiente, mi bebé tiene 4 meses, solo toma leche Materna (lactancia exclusiva) no toma vitaminas ni suplementos, su caquita es más menos día por medio, pero sus gases huelen muy mal, e visto varios pediatras, pero todos dicen que es normal lo cual a nosotros igual nos preocupa. ¿Qué debo hacer? ¿Puedo darle algo que le ayude? Además, me han dicho que es intolerante a la lactosa, ¿es posible?.

Respuesta:

Hola querida mamá, gracias por contactarnos para aclarar tus inquietudes, esperamos que con la siguiente información logres sentirte más confiada y segura. Comenzamos con decirte que, si ya has visitado varios médicos y te han dado buenos diagnósticos no tienes mucho porqué preocuparte. No sé si has ido ya con pediatras prolactancia, tal vez, ellos te den mayor confianza respecto a la alimentación que tiene tu bebé. Sin embargo, a continuación, te dejamos información sobre los gases y flatulencias en bebés LME, además de explicarte algunos de los síntomas que muestra un bebé intolerante a la lactosa.

¿Por qué se producen los gases intestinales?

bebé

Lo primero que debemos tener claro es que todos los animales, incluidos los humanos, producimos gases intestinales. Estos provienen de distintas fuentes, la más conocida es el proceso de digestión, durante el cual se producen distintos tipos de gases. Además, las bacterias que se alojan en el tracto intestinal también ayudan a producir gases en el intestino, mediante sus propios procesos metabólicos.

Como es de esperar, algunos alimentos y otras sustancias que consumimos como medicamentos, antibióticos, suplementos u otros fármacos, pueden ocasionar variaciones durante el proceso digestivo o sobre la flora bacteriana, que pueden generar un mayor número de gases, con distintas características como sus componentes o el olor que emiten al ser expulsados.

Como indican Fink y Lembo (2001), cuando hay una excesiva producción de gases se evidencian algunos síntomas como flatulencias, inflamación estomacal, eructos excesivos. Estos síntomas suelen asociarse al consumo excesivo de alimentos con alto contenido de polisacáridos, tratamientos con enzimas y antibióticos que alteran la flora bacteriana del intestino.

¿Por qué los bebés que solo consumen leche materna producen gases?

Intolerancia a la lactosa

En los bebés, la producción de gases en todo el tracto digestivo se considera como un proceso muy normal. Estos suelen ser expulsados en forma de eructos, algunos son reabsorbidos por el lumen gastrointestinal. Otra gran porción de los gases es expulsada a través del ano. Estas flatulencias suelen presentar olores sutiles y estos no perduran mucho tiempo.

Los olores que son considerados normales en bebés alimentados con lactancia materna exclusiva se pueden asociar a olores como el queso, yogurt agrio o descompuesto o a leche cortada. Sin embargo, las características de las flatulencias pueden cambiar por diversas razones y según algunos factores como el consumo de suplementos, hierro o algún tratamiento medicinal, que como ya nos has comentado no es tu caso.

¿Qué causa los olores fuertes en los gases de los bebés con LME?

Intolerancia a la lactosa

Es importante acotar que, si bien los procesos digestivos de las madres no se encuentran conectados con la digestión de sus bebés, algunas de las cosas que consumimos (dieta de la madre) si pueden causar ciertos efectos sobre los bebés lactantes, pero estos resultan totalmente inocuos, es decir, no le hacen daño al bebé (lee acá sobre la dieta de la madre lactante).

Algunos alimentos con grandes concentraciones de sulfuros como las legumbres y alimentos verdes, pueden provocar una acumulación de gases sulfurados en el tracto digestivo de las madres, que posteriormente pasan a la sangre y luego a la leche materna. Otros compuestos provenientes de tratamientos farmacológicos, antibióticos, suplementos, entre otros, pueden tener un efecto similar al pasar al torrente sanguíneo de la mujer y eventualmente pasar a la leche materna durante su producción.

Estos compuestos son consumidos por los bebés y en muchos casos no logran ser absorbidos o digeridos fácilmente, lo que puede causar alteraciones que derivan en la producción de gases olorosos o malolientes que no son duraderos.

Alteraciones en la flora bacteriana

Scaldaferri y colaboradores (2013), señalan también que una parte importante de los gases intestinales provienen de la actividad metabólica de la microbiota en el intestino de los pequeños. Un cambio en la cantidad y características de dicha microbiota, podría ocasionar alteraciones en los gases producidos, como olores muy fuertes. La alteración de esta flora bacteriana se asocia comúnmente con el consumo de antibióticos fuertes, directamente por parte del bebé o por parte de la madre que amamanta.

¿Es posible que mi bebé sea intolerante a la lactosa?

Intolerancia a la lactosa

Como explica Siobhan Harris (2021), la intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir la lactosa, debido a que el organismo carece o produce poca concentración de la enzima que se encarga de degradar este azúcar. Comúnmente, todos los mamíferos nacemos con una buena producción de dicha enzima, pero en las personas que desarrollan intolerancia, la producción comienza a disminuir con el tiempo. En general, la disminución comienza alrededor de los 5 años de edad.

Aunque esta es una condición relativamente común en los adultos, especialmente en grupos étnicos asiáticos, africanos e hispanos, la OMS indica que el desarrollo de intolerancia a la lactosa es extremadamente raro en bebés y niños pequeños.

El desarrollo de intolerancia a esta azúcar se relaciona con un estado de malnutrición o alguna otra condición que ha causado daño en el epitelio intestinal. La intolerancia en niños y bebés suele ser temporal, ya que la producción de la enzima lactasa (que degrada la lactosa), se regenera luego de que las células epiteliales del intestino se han recuperado.

Síntomas de un bebé que es intolerante a la lactosa

Varios pediatras expertos de Raising Children Network (2020), indican que algunos de los síntomas asociados a la intolerancia a la lactosa son:

  • Distención e hinchazón abdominal.
  • Producción excesiva de gases.
  • Diarrea.
  • Dolor estomacal.
  • Irritabilidad.
  • Poca ganancia de peso, entre otros.

A pesar de esto, los niños que han sido diagnosticados con intolerancia a la lactosa, pueden seguir lactando sin problema. En algunos casos, los médicos indican algún suplemento de enzimas que ayudarán a degradar la lactosa.

Si tu bebé no presenta ninguno de estos síntomas y está ganando peso adecuadamente, además de parecer tranquilo después de las tomas, es probable que no tengas nada de qué preocuparte.

¿Cómo se diagnostica erróneamente la intolerancia a la lactosa en bebés LME?

Intolerancia a la lactosa

Algunos médicos o pediatras le indican a las madres que dan o quieren dar solamente lactancia materna exclusiva a sus bebés, que lo alimenten con cada seno por 10 a 15 minutos, es decir, 10 minutos con una teta y luego 10 minutos con la otra. ¿Qué ocurre aquí? Que el bebé está consumiendo agua y agua con lactosa sin la enzima que degrada a la lactosa.

Para entender bien esto, es importante conocer la composición de la leche materna. La composición de la leche materna varía durante la toma que hace el bebé. Estas variaciones suelen estar clasificadas en 3 fases:

  1. La primera fase contiene mucha aguita y lactosa.
  2. La segunda fase, la cual se va dando a medida que pasan los minutos, la leche se va espezando y salen las proteinas, monoglobulinas, entre otras. Al principio contiene más agua y lactosa, mientras que al final de la toma tiene mayor contenido en grasa.
  3. La tercera fase o fase final tiene la grasa y la lactasa. La lactasa es la enzima que ayuda a procesar la lactosa.

Que pasa entonces con estos bebés que son alimentados de manera constante de esta forma (un seno por 10 a 15 minutos), son bebés que no gana peso rápidamente, que quedan con hambre y que tienen mucha lactosa en las heces porque no consumieron la leche final que tiene la lactasa que es la enzima que va a procesar a la lactosa.

Entonces, los pediatras mandan a hacerle a las madres pruebas de azucares reductores en heces, es decir, lactosa. Estas heces generalmente son verdosas (indicación de que hay mucha lactosa) y el bebé tiene muchos gases. Cuando el pediatra ve qué si hay lactosa, entonces dice: ah no, este bebé no fue capaz de procesar por sí mismo la lactosa, entonces hay que mandarle leche de fórmula y que deje la teta. La fórmula seleccionada debe ser deslactosada, la cual suele causarle afectaciones al estómago del bebé y ahí empiezan más problemas.

Recomendación como consejera de lactancia certificada

Intolerancia a la lactosa

Nuestra recomendación cuando hay presencia de lactosa en las heces, es no quitar la lactancia materna, al contrario, es darle a tu bebé la leche del final que va a tener la lactasa que lo va a ayudar a procesar la lactosa.

Entonces, ¿cómo vas a hacer para darle la leche de la fase final? Le vas a dar a tu bebé un solo pecho por toma, es decir, toda la toma se la vas a dar con la teta derecha y en la próxima toma le das solo el pecho izquierdo y así. Un pecho por toma te asegura que tu bebé consuma la leche del final que tiene la lactasa que le va a ayudar a procesar la lactosa.

 

Esperamos que tu bebé se encuentre mejor y que puedas sentirte más tranquila. Recuerda asistir a los controles pediátricos para asegurar que su crecimiento y desarrollo sean adecuados. Un fuerte abrazo querida mamá.

Más información en:

El lisolac y la intolerancia a la lactosa

Creo que mi bebé es intolerante a la lactosa y al gluten

Mi bebé tiene gases apestosos ¿debo preocuparme?

Soy LME pero me preocupan las flatulencias y el peso de mi bebé

Mi bebé es LME pero tiene pedos fétidos y tarda en deponer

Mi bebé tiene cambios en sus deposiciones ¿qué es?

¿La dieta de las madres afecta a los bebés lactantes?

Fink, R. N., & Lembo, A. J. (2001). Intestinal gas. Current treatment options in gastroenterology, 4(4), 333-337. [Resumen]

Harris, S. (2021). Infant Milk Allergy, Lactose Intolerance (intolerante a la lactosa), or Something Else?. WebMD.

Raising Children Network. (2020). Lactose intolerance (Intolerante a la lactosa): babies, children and teenagers. The Australian parenting website.

Scaldaferri, F., Nardone, O., Lopetuso, L. R., Petito, V., Bibbò, S., Laterza, L., … & Gasbarrini, A. (2013). Intestinal gas production and gastrointestinal symptoms: from pathogenesis to clinical implication. Eur Rev Med Pharmacol Sci, 17(Suppl 2), 2-10.

World Heatlh Organization. (1997). Persistent Diarrhoea and Breastfeeding. Division of Child Health and Development.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.