¿Es recomendable la simeticona (Factor AG) para tratar los cólicos del lactante?

Pregunta completa: Hola mi bebé de 2 meses y medio tiene gases con olor fuerte y el día entero se retuerce y se tira muchos gases. Hace mes y medio toma factor AG para los gases porque creíamos eran cólicos. Pero ahora está como muy inquieto con dolor de panza. Solo toma leche materna.

Respuesta:

Te agradecemos por escribirnos y confiarnos tus inquietudes. En el siguiente artículo te explicamos las posibles razones por las que tu bebé está produciendo gases con olores fuertes.

Gases intestinales en bebés

factor AG

Como hemos mencionado en otros posts (Equipo de Pregunta Mamá (2022)), los gases intestinales son el producto del proceso de la digestión, durante el cual ocurren gran cantidad de reacciones enzimáticas en las que se liberan gases como CO2, sulfatos y metano. Los responsables de estas reacciones son las enzimas digestivas del tracto digestivo, así como las bacterias comensales que habitan en el intestino.

La producción de gases en los bebés resulta muy normal, aunque en ocasiones puede ocurrir una sobreproducción por distintas razones, como que el bebé trague mucha cantidad de aire mientras se alimenta o cuando llora. Este aire suele acumularse en el esófago y salir en forma de eructos, aunque también pueden pasar como burbujas hacia el estómago.

En el caso de los bebés que son amamantados de manera exclusiva, los gases suelen ser inodoros o presentar un olor sutil y característico, como a leche agría y fermentada, aunque este no perdura por mucho tiempo.

Es importante comprender que la producción de gases, aunque sea en exceso, no debe confundirse con el cólico del lactante. Esto último se trata de un síndrome originado por un conjunto de factores que aún en la actualidad, son difíciles de determinar.

Posibles causas de la sobreproducción de gases intestinales con mal olor

factor AG

Cuando se les suministra algún producto adicional, como suplementos vitamínicos, antibióticos, hierro o los medicamentos para cólicos, pueden producirse gases con diversos olores que, en ocasiones son bastante fuertes. Esto sucede porque dichos compuestos pueden alterar ligeramente el proceso digestivo, lo que ocasiona a su vez, que se genere mayor concentración de algunos gases como el metano. En general, la producción de las flatulencias fétidas disminuye rápidamente al terminar el tratamiento médico.

Otra de las razones comunes de la producción de gases fétidos, se relaciona con un agarre inadecuado del pecho y la interrupción de la toma antes de que el bebé vacíe por completo el pecho. Cuando esto sucede, el bebé solo ingiere la primera fase de la leche materna, que es rica en azúcares y agua, mientras que no logra llegar a la fase rica en lípidos o grasa, que es la última en salir. De esta manera, al acumularse la primera fase de la leche se puede generar una especie de “intolerancia” temporal debido a la inmadurez del sistema digestivo de tu pequeño, lo que se traduce en una mayor producción de flatulencias intestinales.

La mejor forma de evitar que esto suceda, es chequeando que se dé un agarre correcto del pecho y no delimitar el tiempo que el bebé pasa en cada uno de los senos, sino permitir que los vacíe por completo (lo sabrás porque tu pecho se siente muy suave después de la toma). Si estás teniendo una sobreproducción, puedes ayudar a tu bebé a llegar a la última fase, extrayendo un poco de leche antes de ofrecerlo.

¿Cuándo debo preocuparme?

factor AG

Si además de los gases, tu bebé también presenta malestar general, dolor (que se reconocen por el llanto intenso de los bebés), así como distención estomacal y producción de heces con mocos y sangre, deberás acudir al pediatra para descartar alguna infección estomacal u otra complicación de salud.

¿Por qué algunos bebés se retuercen y pujan durante el día?

bebé

Los retorcijones y pujos en bebés suelen generar gran preocupación en los padres y son motivo de gran cantidad de consultas pediátricas. El aparente pujo de los bebés es muy frecuente en bebés entre las 3 semanas de vida y los 4 meses y se asocian con la inmadurez del sistema digestivo, por lo que se trata de una condición o síntoma benigno y temporal que desaparece conforme se va desarrollando.

En ocasiones, los pujos involuntarios causan incomodidad en los bebés, por lo que es normal que quejen o incluso lloren. Una forma de ayudarlos es dando masajes relajantes sobre su vientre, siempre en sentido de las agujas del reloj, además de cargarlos y arrullarlos en nuestros brazos o practicar el porteo.

Della y Contreras (2019), explican que los pujos, también llamados disquecia del lactante se deben básicamente a que existe una falla en la coordinación entre la presión del intestino y la relajación del piso pélvico. En otras palabras, tu bebé puede sentir el reflejo de eyección de las heces, pero estas no terminan de expulsarse puesto que los músculos del piso pélvico en vez de relajarse se contraen.

Cólicos del lactante

cólicos

Si además de los retorcijones, tu bebé presenta llanto prolongado e intenso, que es muy difícil de calmar, puede que este presentando cólicos del lactante. Delgado (2017), explica que los cólicos suelen aparecer entre la segunda y cuarta semana de vida y no es posible determinar una sola causa de su aparición. Es posible que se trate de un conjunto de factores como la inmadurez del sistema digestivo y una lenta colonización de las bacterias del intestino, condición de ser niño prematuro, inmadurez del sistema neurofisiológico, que ocasiona un aumento de la presión rectal y de los movimientos peristálticos del intestino, entre otros.

Por su parte, Coquel y sus compañeros (2015) señalan que los cólicos tienen una resolución espontánea, es decir, desaparecen con la maduración del sistema. Existen una variedad de fármacos y tratamientos para disminuir los síntomas de los cólicos, entre los cuales se encuentra el tratamiento con probióticos y la simeticona o Factor AG.

¿Es recomendable la simeticona (Factor AG) para tratar los cólicos del lactante?

Factor AG

Es muy valioso comprender que no debemos medicar a nuestros bebés sin las debidas indicaciones y supervisión del pediatra, puesto que no sabemos cuáles serán las reacciones o consecuencias de un medicamento en el organismo de los pequeños.

El factor AG es un fármaco empleado para tratar los cólicos, aunque según Vademecum España (2016), no es recomendable su uso para tratar el cólico del lactante. Por otro lado, el consumo de este medicamento se relaciona con la aparición de dolor abdominal, erupción cutánea, disnea y edema.

Es por ello que su consumo no es recomendable, a menos que tu bebé haya sido debidamente diagnosticado por un especialista, quien haya indicado el debido tratamiento.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y que tu pequeño mejore muy pronto. Nuestro equipo te acompañará en cada etapa y con cada duda que surja en este grandioso camino de la maternidad.

Más información en:

Mi bebé de 2 meses produce gases olorosos ¿podría deberse al suplemento BioGaia?

Mi bebé tiene gases apestosos ¿debo preocuparme?

Soy LME pero me preocupan las flatulencias y el peso de mi bebé

Coquel, S. D. C. G., & Bayona, C. B. (2015). Opciones de tratamiento del cólico del lactante. Pediatría, 48(3), 61-67.

Della Fontana, F. D., & Contreras, N. (2019). Lactancia materna exclusiva durante la enfermedad. Parte II: el niño menor de 6 meses. Revista de la Facultad de Ciencias de la Salud, 1(9), 26-30.

Delgado, L. M. A. A. (2017). PROBIÓTICOS CONTRA CÓLICOS EN LACTANTES. Universidad Jesuita de Guadalajara.

Vademecum. (2016). FACTOR AG PEDIATRICO. Vidal Vademecum Spain.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.