Mi bebé de 3 meses me muerde el pecho ¿Qué hago?

Pregunta completa: Llevo poco más de 3 meses de LME con mi segundo hijo. Pero desde los 3 meses mi hija me muerde los pezones. Sin embargo, después de unos minutos de mamar tranquila ¿Tiene que ver con la crisis de los 3 meses? Esto me está produciendo grietas en los pezones y eso hace algunos días bastante difíciles para amamantar.

Respuesta:

Hola querida mamá, esperamos que ya te encuentres un poco mejor, te agradecemos por contactarnos para ayudarte con esta importante inquietud. La lactancia materna es la mejor opción que podemos brindarle a nuestros pequeños, aunque para ello, debemos prepararnos para algunos aspectos que pueden parecer un reto en algunos momentos, como lo son las mordidas de nuestros pequeños.

En este artículo compartimos contigo una información breve sobre las posibles razones por las que tu bebé ha estado mordiéndote y qué hacer para aliviar la situación. Tu salud y bienestar son importantes para nosotros, por lo que esperamos que pronto puedas recuperarte y continuar con una lactancia materna tranquila.

Razones por las que muerde un bebé

muerde

Los expertos en lactancia materna de La Leche League International (LLLI) 2018, aseguran que los bebés pueden morder el pezón durante una sesión de lactancia por diversas y múltiples razones, como en forma de juego, si están distraídos, si están en pleno proceso de dentición, cursan con un resfriado o infección en el canal auditivo, entre otros.

Es común y entendible que una vez que suceda, nos encontremos asustadas y nerviosas en la siguiente toma, por si pueda repetirse de nuevo. En especial, porque comprendemos el dolor e incomodidad que causan estos episodios. Lo más importante en estos casos, es identificar la causa de las mordidas y trabajar para corregir la conducta, siempre mediante el establecimiento respetuoso de límites.

¿Por qué me muerde mi bebé?

muerde

Como hemos mencionado, existen diversas razones por las cuales los bebés muerden el pecho de sus madres durante las tomas. Algunos expertos en lactancia como Brennan (2021), indican que las principales razones se relacionan con:

  • • Mal agarre.
    • Flujo rápido o excesivo de la leche materna.
    • Poco flujo de leche.
    • Congestiones nasales.
    • Saciedad.
    • Aburrimiento.
    • Inicio de la dentición.

En el caso de tu bebé, puede tratarse de una respuesta a sus nuevas necesidades, para adaptar el flujo de la leche, en caso de que salga con mucha rapidez o salga muy lento. Aunque a esta edad, la mayoría de bebés aun no comienzan el proceso de dentición y solo pueden apretar las mandíbulas, puede también comenzar a sentir los cambios que ocurren en sus encías como preparación para la salida de los dientes.

Como afirman los editores expertos en bienestar infantil de la NCT (2022), en los casos de los brotes de crecimiento, los bebés pueden experimentar cierta frustración al momento de las tomas, en especial si entre ellas pasa mucho tiempo. Si el bebé siente mucha hambre al momento de la sesión de lactancia, la ansiedad puede hacer que apriete con fuerza el pezón y termine lastimándolo.

¿Cómo puedo hacer que mi bebé deje de morder mi pecho?

muerde

Lo primero a tener en cuenta cuando estas situaciones pasan, es mantener la calma y no reaccionar de manera exagerada, pues tu bebé podría asustarse y volverse muy ansioso al momento de amamantar. Esto puede resultar bastante contraproducente, pues al aumentar su ansiedad, también aumenta la probabilidad de que siga mordiendo. En otros casos, el reaccionar de manera alterada puede divertir a nuestros pequeños, lo cual podría animarlos a seguir haciéndolo.

Aunque sabemos que es difícil no sobresaltarnos ante este dolor, lo mejor es tratar de respirar profundo y mantener la calma, al tiempo que retiramos al bebé del pecho y le explicamos que al mordernos nos lastima, diciéndole que no debe hacerlo, con firmeza y cariño.

Si tu bebé te tiene presionada, debes deshacer el agarre, introduciendo tu dedo meñique (con las manos limpias) en una de las comisuras de la boca, para romper el vacío y poder abrir con cuidado su boca. Para separar al bebé del pecho, es necesario actuar con cuidado y no hacerlo de manera brusca, pues podrías causar más daños en tu pecho.

Actuar rápido pero con calma

muerde

Para establecer correctamente el límite con nuestros bebés y evitar que siga haciéndolo en el futuro, es importante actuar de manera oportuna. Para ello, podrías intentar reconocer las señales que indican que está a punto de morderte y rápidamente retirar el pecho, siguiendo las pautas que mencionamos en la sección anterior.

Es posible que el bebé se sorprenda e irrite al retirarlo de tu pecho, por lo que deberás ofrecerle un acompañamiento adecuado, como un abrazo estrecho mientras le dices con firmeza que no debe morder. Si el bebé sigue buscando amamantar, puedes ofrecer de nuevo, siguiendo alerta a las señales. Puedes considerar extraer algo de tu leche y mantenerla resguardada, siguiendo las normas de seguridad explicadas en el post sobre la Extracción de Leche materna. De esta manera, se la puedes ofrecer cuando ya te ha mordido y necesites un descanso para recuperarte.

¿Cómo saber si mi bebé me morderá?

lactancia

El momento en que tu bebé te muerde podría indicar el por qué lo hace. Cuando mordisquean el pecho al inicio de las tomas, podría tratarse de que están intentando regular el flujo de la leche. En estos casos, revisar y corregir el agarre resulta indispensable. Si tienes un flujo rápido y abundante de leche, lo mejor es que apartes a tu bebé cuando sientas que no está manejando la cantidad de leche correctamente.

Por el contrario, algunos bebés muerden al final de las tomas, en general cuando pierden algo de interés o se aburren y distraen. En estos casos, podemos estar atentas a cuando nuestros pequeños comiencen a distraerse y mantenerlos enfocados o retirar el pecho si ya se encuentra satisfecho. En cualquiera de los casos, podemos reconocer que nuestros hijos están a punto de mordernos cuando adquieren cierta rigidez en los labios y comienzan a hacer ligera presión sobre el pecho.

¿Qué puedo hacer para calmar mis pechos lastimados?

morder

Tal como asegura Wisner, 2020 de Healthline, las mordeduras de los bebés pueden causar lesiones dolorosas que tardan varios días en sanar. Además de trabajar en corregir esta conducta, también es importante que atendamos nuestra propia salud. Para ello podemos seguir algunos de los siguientes consejos:

  • Mantener limpia el área de la lesión, lavando con agua fresca nada más.
  • Tratar de disminuir el roce con nuestro pecho, usando ropa suelta y sin brasier o sostén.
  • Ofrecer el pecho que no se encuentra lastimado primero, de manera que cuando el bebé agarre el pecho con la lesión, lo haga con menos ansiedad.
  • Extraer la leche y ofrecerla al bebé en algunas de las tomas, para darle algo de tiempo al pecho de sanar.
  • Consultar con un médico especialista y si es necesario, que te indiquen un analgésico y crema para sanar, que sean compatibles con la lactancia materna.

En este post podrás leer más información sobre como sanar las grietas del pezón. 

 

Más información en: 

¿Por qué muerde un bebé grande al amamantar?

¿Qué hago para sanar las grietas de mi pezón?

¿Cómo manejar el dolor en los pezones?

Siento ardor y dolor al amamantar ¿qué pudiera hacer?

Brennan, D. (2021). What to Know About Breastfeeding and Biting (muerde). WebMD

La Leche League International. (2018). Biting.

NTC. (2022). Breastfeeding: why babies may bite (muerde) and how to stop it. New Parent Support

Wisner, W. (2020). What To Know About Biting (muerde) During Breastfeeding — and How to Cope. HealthLine

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.