La fórmula le da gases olorosos a mi bebé ¿Qué hago?

Pregunta completa: Mi bebé expulsa gases desagradables a raíz del cambio de fórmula (del tradicional al conformort) y no hace popó como 4 días. Solo de vez en cuando puja pero no llora ni esta irritable, aún tiene 1 mes. ¿Qué le puedo dar?

Respuesta:

Hola querida mamá, gracias por escribirnos y preguntarnos sobre los gases malolientes y la frecuencia en las deposicioneses de tu bebé en base a la alimentación que le das (fórmula exclusiva). Esperamos que con la siguiente información puedas orientarte y sentirte más segura.

La alimentación con fórmula artíficial cambia tanto la composición como el olor de las heces del bebé, incluyendo sus gases instestinales. Además, los cambios de fórmula, pueden generar ciertos efectos no muy agradables para el sistema digestivo del bebé, puesto que este, se está adaptando a los nuevos componentes de esa fórmula.

Producción de gases con mal olor

fórmula

El mal olor de los gases, probablemente estén siendo originados por la fórmula, ya que ésta contiene grasas que son difíciles de digerir y el resultado suelen ser cólicos y gases con olores muy fuertes y desagradables como el de los adultos. Además, la fórmula suele hacer más propensos a los bebés de sufrir afecciones en el tracto digestivo, siendo necesario el cambio de la fórmula por otras especializadas, las cuales, pueden generar otros tipos de trastornos digestivos.

¿Es normal que no evacúe todos los días?

Diversos expertos, como los profesionales de la Asociación Española de Pediatría, explican que durante las primeras dos a cuatro semanas de vida, los bebés realizan deposiciones diariamente, en muchos casos luego de cada toma. Sin embargo, luego del primer mes, el ritmo intestinal de los bebés varía en gran medida, dependiendo principalmente de la alimentación.

Lactancia materna

amamanto

Por ejemplo, los bebés alimentados de manera exclusiva con leche materna, pueden pasar varios días sin realizar evacuaciones. En algunos casos, los bebés pueden pasar casi tres semanas sin defecar. Esto se debe a que luego del primer mes, el sistema digestivo de nuestros bebés es capaz de aprovechar por completo los componentes de la leche materna, por lo cual no se forman desechos suficientes que deban ser expulsados. De esta manera, el bolo fecal tarda varios días en acumularse y descender por el intestino para ser finalmente expulsado.

Fórmula artificial

fórmula

En el caso de los bebés alimentados con leche de fórmula artificial, por lo general, tienden a realizar una o dos deposiciones diarias. Sin embargo, el personal de Healthwise expone que los bebé alimentados con leche artificial también pueden tardar varios días en defecar como los bebés lactantes materno pero las deposiciones son más frecuentes, encontrandose en rangos entre 2 a 4 días sin hacer del cuerpo. Esto no suele representar un problema, siempre y cuando tu bebé se vea sano y esté creciendo de manera correcta, además de que la textura no sea dura ni resaca, para descartar estreñimiento.

El estreñimiento y la fórmula

fórmula

Es importante aclarar que la fórmula suele cambiar un poco la textura de las heces, haciendolas un poco más duras o firmes y además, la fórmula artificial genera que los bebés sean muy propensos a sufrir de estreñimiento. Si la consistencia de las heces de tu bebé son pastosa o ligeramente más firme, es probable que no tengas nada de qué preocuparte (Consolini, 2019), si por el contrario sus heces son duras y resecas tu bebé podría estar padeciendo de estreñimiento, por lo que debes acudir a su pediatra de confianza.

Color de las heces

bebé

El color de las heces suelen ser entre amarillas y verdosas y en muchos casos marrón, pero el color verde es uno de los más caracteristicos.

¿Cómo saber si mi bebé es intolerante a la fórmula?

intolerante a la fórmula

Generalmente las intolerancias comienzan a evidenciarse en los primeros días o semanas posteriores al consumo de una fórmula infantil determinada. Una de las complicaciones más comunes es la alergia a la proteína de la leche, que puede causar reacciones alérgicas con síntomas como respiración sibilante, tos, ronquera, irritación de las mucosas oculares, estómago revuelto y diarrea.

Además de la alergia, los bebés pueden desarrollar diversos grados de intolerancia a la lactosa u otros componentes de las fórmulas. En estos casos, pueden presentarse algunos síntomas posteriores a la toma, como heces muy blandas, sangre en las heces, pérdida de apetito, cólicos e irritabilidad en general. Cuando existen algunos de estos síntomas, los pediatras suelen sugerir cambiar la fórmula, eligiendo opciones con bases de aminoácidos en vez de aquellas extensamente hidrolizadas.

Si tienes dudas…

Si tienes dudas sobre si tu bebé puede estar presentando intolerancia u otros problemas asociados a la alimentación, lo mejor será acudir a un médico especialista. Es probable que te indiquen realizar análisis de heces y otras pruebas que determinarán si tu bebé presenta alergias o intolerancias.

Uso de lisolac

lisolac

El LisolacR (gotas pediátricas) es recetado para ayudar a la leche artificial a ser más «digerible» por los bebés, regulando su flora intestinal. Este medicamento debe ser indicado o recetado con la previa evaluación de un especialista.

¿Cómo elegir una fórmula correcta?

fórmula

Cuando ya has decidio y establecido la fórmula como alimentación para tu bebé, nos topamos con que en el mercado hay gran cantidad de opciones disponibles y, en muchas ocasiones, dificultan la elección de la mejor opción para nuestro peque.

Para elegir la fórmula correcta, es necesario consultar con un pediatra o nutriólogo que te guiará de manera segura sobre los componentes y beneficios de cada tipo disponible en el mercado. Algunas fórmulas pueden comenzar a causar malestares a tu bebé, en cuyo caso debes acudir al especialista para descartar algún tipo de intolerancia a algunos de los componentes.

La lactancia materna

leche materna

El suspender definitivamete la leche de fórmula y dar solamente lactancia materna exclusiva y a demanda termina con esas afecciones intestinales que presentan los bebés.

La lactancia materna exclusiva y a demanda durante los primeros seis meses de vida, brinda grandiosos beneficios tanto al bebé como a la madre. Antes de dar fórmula, puedes considerar realizarte extracciones y elaborar tu propio banco de leche materna para alimentar a tu bebito. Puedes leer acá recomendaciones para la producción de leche materna.

Uso de la fórmula y la falsa hipogalactia

fórmula

Es importante aclarar que, muchas madres acuden a la fórmula puesto que consideran que sufren de hipogalactia. Aunque la hipogalactia o escasa producción de leche materna es una realidad que puede afectar la lactancia materna, esta se da en tan solo el 10% de la población femenina. Por el contrario, existe la falsa hipogalactia, producida por un mal manejo de la lactancia materna, dada en el 90% de los casos 🙁 .

¿Cómo darnos cuenta que estamos ante una hipogalactia real?

  • El bebé no gana suficiente peso durante su crecimiento (según tablas de la OMS para niños amamantados).
  • Las heces del bebé son escasas, verdes y oscuras. (Estar atento con la intolerancia a la lactosa erróneamente diagnosticada debido al no darle al bebé la leche del final).
  • Orinan menos de 6 veces al día con fuerte olor y color amarillo.
  • La madre no consigue extraerse la leche en días, bajo ningún método o técnica.

Puedes leer sobre las causas por las que se da la falsa hipogalactia en el siguiente post: ¿Qué es y cómo se genera la hipogalactia?

Relactancia

lactancia

La relactancia es el proceso de amamantar a tu bebé luego de que ha pasado un tiempo sin amamantar o si la lactancia ha sido suspendida por ciertas razones como: accidentes, separaciones, alimentación con fórmula exclusiva, entre otras. No dudamos ni por un instante que tu bebé estará en perfectas condiciones siendo alimentado solo con tu leche materna. Para leer más sobre la relactancia visita este artículo: No he podido amamantar ¿Es posible la relactancia?.

Cada experiencia de lactancia es única

acostada

Es importante comprender que los pechos no son una jarra que almacena, sino que son un camino por donde pasa la leche. A veces, las madres nos estresamos porque pensamos que los senos deben sentirse “duros” o llenos para que éstos puedan producir leche. Pues la respuesta es no.

La realidad, es que no necesariamente los pechos deben sentirse llenos o duros. No todas experimentamos la famosa “bajada de la leche” o “subida de la leche”. La mejor prueba de que producimos suficiente leche, es un bebé hidratado, feliz, que se vea sano y esté creciendo de manera correcta. Por lo que no tengas dudas de que tu leche materna puede alimentar bien a tu bebé.

 

Más información en: 

Este es un caso para tu pediatra de confianza

Cambié la fórmula por leche de vaca a mi bebé, parece no le cae bien ¿Qué será?

¿Qué ayuda a la producción de leche materna?

Colores y características de las heces de los bebés

El lisolac y la intolerancia a la lactosa

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.