¿Son normales las heces color verde en los bebés?

Pregunta completa: Mi bebé tiene 8 meses y come algunas papillas, trae gases muy apestosos y no ha hecho popó en 1 día, ayer hizo popó verde oscuro, poco aguado ¿es normal que su popó sea verde? ¿es normal que no haga popó en un día, ya teniendo 8 meses? 

Respuesta:

Hola querida mamá, esperamos que tu bebé y tú se encuentren muy bien. Los cambios de color en las heces pueden ser comunes durante las primeras semanas de vida, mientras ocurre la transición entre el consumo del calostro y la leche materna. Asimismo, los bebés alimentados con fórmula, pueden presentar también algunos cambios asociados a los componentes de la leche y la maduración de su sistema digestivo.

¿De qué color son las heces de los bebés?

verde

Según Mueller (2017) del Hospital de Niños de Seattle, las heces de los bebés que han comenzado la alimentación complementaria suelen ser color marrón, ya que se comienza a producir y liberar en el intestino, mayor cantidad de bilis. Este compuesto es producido por el hígado para degradar distintos tipos de nutrientes y se trata de una sustancia con tonalidades verdes o pardas.

Cuando se producen cantidades normales de bilis, las heces se vuelven color marrón. Sin embargo, tal como explica Villines (2018), en ocasiones la mezcla entre la bilis y los alimentos consumidos pueden generar otras tonalidades más verdosas en las heces. Esto suele ser muy común en bebés y niños pequeños y, en general, no representa ningún problema.

¿Por qué se vuelve un popó verde?

verde

En los bebés y niños pequeños, las heces pueden adquirir tonalidades verdes por algunas razones principales como la dieta, procesos digestivos y en ocasiones, como consecuencia de una afección como la diarrea o infecciones estomacales. Para determinar la razón real, es importante reconocer las otras señales que acompañan este síntoma.

Dieta

alimentación complementaria

Una de las principales razones de la producción de heces verdes es la dieta de los bebés. En esencia, el color verde de las deposiciones proviene de un alimento verde, en especial vegetales con hojas verdes, que presentan concentraciones elevadas de clorofila como las acelgas, espinacas y lechuga.

Por otro lado, algunos alimentos procesados como compotas, purés comerciales y dulces, cuentan con sustancias como colorantes que son poco digeribles y, por tanto, expulsados con las heces, confiriéndoles su color característico. El consumo de otros componentes como suplementos dietéticos que contengan hierro, también suelen alterar el color de las deposiciones, las cuales pueden volverse verdes, pardo oscuro o incluso negras.

Afecciones estomacales

cólico

Otra de las razones comunes del cambio de color en las heces de los niños pequeños son las afecciones estomacales. La diarrea, por ejemplo, es una causa que se asocia con frecuencia a la producción de heces verdosas. Este síntoma se produce cuando, durante el proceso digestivo, el intestino no absorbe las cantidades adecuadas de agua desde el bolo fecal. Al no pasar por el proceso de digestión completo, así como por la absorción de agua y electrolitos, las heces se ven modificadas en cuanto a su consistencia, color e incluso el olor.

Si la diarrea es ocasionada por infecciones parasitarias, las heces suelen ir acompañadas por moco y sangre, además de producirse un olor fétido. Entre las infecciones más comunes presentadas en bebés se encuentran el norovirus, rotavirus, infecciones de origen bacteriano (salmonela) y parásitos protozoarios como la giardiasis. Por otro lado, algunos productos como la cafeína y medicamentos como los antibióticos, pueden irritar las paredes intestinales e interferir en el proceso digestivo.

¿Cuándo debo preocuparme?

popó verde

Si además de las heces de color verde, tu bebé presenta otros síntomas como fiebres altas, inapetencia, decaimiento, signos de deshidratación, vómitos que perduran más de un día o deposiciones con sangre, debes acudir con un médico especialista para descartar y prevenir cualquier complicación.

¿Cada cuánto debería defecar un bebé con alimentación complementaria?

verde

La frecuencia de las deposiciones de los niños es un tema que suele preocupar a los padres. Diversos especialistas del centro de salud pediátrica de Estados Unidos, CHOC (2021), indican que las heces normales pueden cambiar de color sin que esto represente un problema. Asimismo, la frecuencia también puede variar ligeramente, lo que se asocia con aspectos como los alimentos consumidos y procesos de la digestión.

Por otro lado, especialistas como Mueller (2017), señalan que los colores rojo, anaranjado, blanco o totalmente negro, si suelen estar relacionados con condiciones que deben ser atendidas por un médico. Sin embargo, la dieta también puede jugar un papel relevante en la producción de estos colores; por ejemplo, el consumo de remolacha puede ocasionar que las deposiciones adquieran una coloración púrpura o vinotinto, mientras que suplementos como el hierro pueden volver muy oscuras las heces. Como mencionamos anteriormente, la gravedad o no de la situación, dependerá de muchos aspectos, como la evidencia de otros síntomas y la dieta que lleva el pequeño.

Lo mismo ocurre con la frecuencia de las deposiciones. En los niños que acaban de iniciar la alimentación complementaria, la producción y expulsión de heces puede ocurrir cada uno o dos días. Las evacuaciones pueden estar separadas incluso por más de dos días, lo cual puede resultar normal, siempre y cuando las heces mantengan una consistencia suave o blanda.

¿Puede mi bebé presentar estreñimiento?

verde

La señal más evidente de condiciones como el estreñimiento es la evacuación de heces duras y con forma de esferas sólidas. Estas se acompañan de un sobre-esfuerzo por parte del niño para poder expulsar la materia fecal.

Cuando hay estreñimiento, también suele presentarse el dolor y malestar abdominal, así como la falta de interés por la comida. La pediatra de Mayo Clinic, Sara Herrman (2021), explica que esta condición, al igual que la diarrea, puede estar asociada a diversos factores, como un cambio de dieta o alguna infección intestinal.

El estreñimiento en los bebés se puede detectar no solo por la producción de heces secas, sino también con síntomas como distensión abdominal, sangre en las heces o el pañal, disminución del apetito, fugas pequeñas de heces, entre otros.

¿Se puede evitar el estreñimiento?

verde

Para evitar el estreñimiento, lo mejor es crear hábitos saludables en la alimentación de tu bebé y en la familia en general. Además, puedes seguir algunos consejos brindados por el personal de la Sociedad Canadiense de Pediatría (2018):

  • Proporcionar suficiente agua.
  • Establecer rutinas de alimentación, fijando una hora para cada comida.
  • Ofrecer alimentos frescos como frutas y verduras.
  • Evitar el consumo de azúcares y harinas ultraprocesadas.

Si crees que tu pequeño puede estar presentando problemas de estreñimiento, puedes consultarlo con su pediatra en la próxima visita de control. Es probable que te indiquen realizar algunas pruebas, como análisis de heces, para descartar infecciones con parásitos intestinales o estomacales.

 

Gracias por confiar en nuestro equipo y plantear esta inquietud tan importante. Deseamos que todo marche muy bien y puedas disfrutar de cada etapa de la maternidad.

 

Más información en: 

Colores y características de las heces de los bebés

Estreñimiento en bebés, ¿Cómo identificarlo?

Estreñimiento durante la alimentación complementaria

¿Debo estimular a mi bebé para que haga popó?

Mi bebé tiene gases apestosos ¿debo preocuparme?

Canadian Paediatric Society. (2018). Healthy bowel habits for children.

CHOC. (2021). Your child’s poop: An ultimate guide

Herrmann, S. (2021). Constipation in Children. Mayo Clinic Health 

Mueller, K. (2017). It’s a Messy Topic, but Let’s Talk About Poop. Seattle Children’s Hospital 

Villines, Z. (2018). Why is my kid’s poop green (verde)?. Healthline Media UK 

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.