Estreñimiento durante la alimentación complementaria

Pregunta completa: Hola! Mi bebé tiene 9 meses, tiene estreñimiento… ¿qué le puedo dar para ayudarlo?? Toma leche materna.

Respuesta:

Hola querida mamá, muchas gracias por contactarnos para ayudarte con tus inquietudes. Deseamos que pronto se mejore tu bebé y puedan seguir disfrutando de la maternidad y sus distintas etapas. A continuación, te dejamos información sobre el estreñimiento en bebés y qué recomiendan algunos expertos para lidiar con este problema.

La frecuencia de deposiciones de nuestros pequeños, además de su nutrición, son aspectos que preocupan comúnmente a todos los padres. Según los expertos de la Nationwide Children’s Hospital (2022), el estreñimiento en los bebés es un aspecto que debe tomarse muy en serio, aunque en la mayoría de los casos los bebés no se encuentran estreñidos en realidad. Luego de que nuestros hijos cumplen los seis meses y se comienzan a introducir alimentos complementarios, los bebés pueden tardar un tiempo variable en establecer una rutina o patrón de evacuación intestinal.

Principales causas

reflujo

El estreñimiento puede tener varias causas y, puede ser clasificado según dicho origen. Tyazheva (2015), explica, por ejemplo, que el estreñimiento funcional es el más frecuente en bebés y representa uno de los problemas más comunes en la pediatría y gastroenterología pediátrica. Este tipo de estreñimiento se relaciona con un cambio en la alimentación, en la cual existe una relación desfavorable entre los alimentos consumidos y la proporción de fibra y líquidos.

Por otro lado, el estreñimiento puede estar causado por problemas en los nervios que conectan con los intestinos o por el desarrollo del sistema digestivo al nacer. Para obtener una respuesta certera sobre la razón del estreñimiento de un bebé, se debe realizar una valoración médica por parte de un especialista en el área de la gastroenterología.

Cambios en la rutina de evacuación intestinal

estreñimiento

Las rutinas o patrones de evacuación en los bebés, cambian de acuerdo a los cambios en su dieta. Por esa razón, al momento de comenzar la alimentación complementaria, dicho esquema de deposiciones puede cambiar y el establecimiento de un patrón consistente puede tardar un par de meses. En algunos casos, los cambios en la frecuencia de las deposiciones pueden ser confundidas con estreñimiento, pero este solo se considera si las heces expulsadas son duras, secas y se expulsan con dificultad.

Señales de estreñimiento en bebés

heces

Para prevenir y mejorar tanto los problemas digestivos como el estreñimiento en bebés, es necesario determinar si realmente se trata de este tipo de problemas. Hoecker (2022), señala que el estreñimiento es un problema poco frecuente en bebés, aunque se puede presentar, con algunas señales o síntomas como:

  • Heces duras, secas, redondas o en forma de gránulos.
  • Deposiciones que ocurren con señales de dificultad, en las cuales el bebé parece adolorido e incómodo. En algunos casos, los bebés pujan con fuerza y arquean la espalda.
  • Evacuaciones poco frecuentes o menos frecuentes de lo normal, en caso de que haya establecido un patrón consistente de evacuaciones.

¿Estreñimiento o algo diferente?

vómito

Es importante tener en cuenta que la frecuencia de las deposiciones depende de factores como la dieta y edad. Resulta fundamental recordar que, la recomendación de organismos internacionales de salud, como la OMS, además de miles de pediatras especializados, es que la lactancia materna sea el principal sustento alimenticio de los bebés hasta el primer año de vida.

También debemos señalar que, debido a que el sistema nervioso y digestivo de los pequeños se encuentran en proceso de maduración, pueden presentar pujos fuertes al momento de la defecación, como una consecuencia del desarrollo de los músculos abdominales y anales. En estos casos, a pesar de que el bebé puja con fuerza para evacuar, las heces son blandas y son expulsadas a los pocos minutos de haber comenzado a pujar.

Cómo se trata el estreñimiento en bebés

ciruela

Los profesionales en la salud de los niños del Nationwide Children’s Hospital (2022), indican que los bebés que presentan estreñimiento y han comenzado la alimentación complementaria, pueden consumir alimentos ricos en fibras, además de buenas cantidades de agua, con el fin de mejorar la situación. Las cerezas y ciruelas pasas son opciones frecuentes para ayudar a lidiar con los problemas de estreñimiento en bebés.

Asimismo, lo más recomendable es ofrecer las frutas, en vez de realizar jugos o zumos, ya que, al procesar las frutas y vegetales, se pierden gran parte de las propiedades y fibras de estos alimentos. Además de las frutas, es recomendable ofrecer algunos cereales como avena o cebada, ofrecer baños relajantes y tibios, así como ejercitar sus piernas, para promover el movimiento intestinal y la expulsión de las heces. Resulta imprescindible evitar cualquier remedio casero como empleo de laxantes o supositorios de cualquier tipo.

¿Qué puedo ofrecer a mi bebé para ayudarlo con el estreñimiento?

La ingesta de alimentos sólidos puede estar relacionada con la aparición del estreñimiento en bebés. En la mayoría de los casos, este problema puede resolverse al cambiar o ajustar la dieta que se ofrece al pequeño. Entre los cambios en la alimentación que ayudan a aliviar el estreñimiento se encuentran:

Leche materna y agua

muerde

Ofrecer solo agua. Además de seguir dando el pecho a libre demanda, la recomendación es ofrecer agua como único líquido que acompaña a las comidas. La mayoría de bebidas comerciales, incluidas las opciones para niños, contienen una gran cantidad de productos como edulcorantes, conservantes y sorbitol, que pueden alterar el ciclo digestivo de los bebés. Además, los jugos naturales suelen necesitar azúcares procesados para hacerlos más “apetecibles”. Por esta razón, la mejor opción, además de la leche materna, es el agua.

Alimentos sólidos con nutrientes variados

alimentación complementaria

Es importante ofrecer una buena variedad de alimentos, donde se incluyan frutas con alto contenido en agua y fibras, como las ciruelas pasas, patilla y el melón. Asimismo, es relevante ofrecer cereales enteros o integrales, que mantengan sus proporciones naturales de fibras. Si a pesar de hacer estos cambios tu bebé sigue presentando estreñimiento, debes consultar con su médico para descartar alguna afección subyacente.

¿Se puede prevenir el estreñimiento en bebés?

El estreñimiento puede prevenirse al establecer rutinas adecuadas de alimentación, además de proveer alimentos variados y ricos en nutrientes. El establecimiento de un horario o rutina de comida resulta muy valioso, para que el cuerpo de tu hijo se vaya adaptando a los nuevos patrones de actividad intestinal. También es crucial que los bebés se adapten a consumir agua, en especial entre las comidas sólidas.

Resulta de gran valor también, evitar ofrecer dietas ricas en azúcares o carbohidratos, ya que este tipo de nutrientes ralentizan la digestión y, por tanto, las deposiciones. Además, se debe optar por alimentos naturales y no ultra procesados, pues estos últimos suelen contener grandes cantidades de compuestos que no solo pueden causar estreñimiento, sino que terminan siendo perjudiciales para la salud de los pequeños.

Te recordamos que no es recomendable ofrecer ningún tipo de medicamento ni remedios caseros sin la prescripción y supervisión de un profesional de la salud.

 

Esperamos que esta información y consejos te sean de mucha ayuda y que tu bebé se sienta mejor lo antes posible.

 

Más información en: 

¿El lisolac ayuda al estreñimiento en bebés?

Estreñimiento en bebés, ¿Cómo identificarlo?

¿El ácido fólico causa estreñimiento a los niños?

Mi hijo de 4 años sufre de estreñimiento y gases

Hoecker, J. L. (2022). ¿Cuáles son los signos del estreñimiento en bebés? ¿Y cuál es la mejor forma de tratarlo?. Mayo Clinic 

Nationwide Children’s Hospital. (2022). Constipation: Infant.

Tyazheva, A. A., & Pechkurov, D. V. (2016). Constipation in babies: Nutritional and behavioral aspects. Rossiyskiy Vestnik Perinatologii i Pediatrii (Russian Bulletin of Perinatology and Pediatrics), 60(6), 22-26. locale=en_US

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.