Mi hijo de 2 años es complicado a la hora de comer ¿qué hago?

Pregunta completa: Mi hijo tiene ahora 2 años pero desde que inició a comer siempre fue complicado que coma .. sólo le gustan las cremas .. pero si siente algo que no esté licuado … expulsa el alimento de la boca.. además está bajo de hierro .. no le gusta nada de proteínas.. no quiere masticar .. realmente es un problema darle su comer.

Respuesta:

Hola querida mamá, sabemos que la alimentación representa uno de los aspectos más relevantes, en especial cuando se ha terminado la etapa de lactancia materna o biberón. Por esa razón, te queremos dejar información valiosa sobre cómo puedes incentivar a tu pequeño para que acepte alimentos y, cuáles alimentos puedes usar para tratar su déficit de hierro, siendo el caso de que pareciera ser un niño complicado a la hora de comer.

¿Por qué se vuelve complicado un niño a la hora de comer?

niño complicado

Como afirman algunos expertos de Benioff Children’s Hospitals, existen muchas razones por las cuales un niño puede volverse muy quisquilloso a la hora de alimentarse. Para empezar, existen niños que nacen con una mayor sensibilidad en los sentidos; es decir, que son capaces de percibir cambios en los sabores y texturas en la comida.

El tipo de hábitos y alimentación que lleva una familia también influyen en la relación que establece un bebé con la comida. En cualquiera de los casos, el objetivo siempre debe centrarse en que los niños pequeños comiencen a aceptar probar nuevos alimentos, sin que eso represente momentos de estrés para la familia.

¿Cuál es la responsabilidad de los padres y sus hijos?

complicado

En la alimentación de los niños, tanto los cuidadores como sus hijos cumplen un papel fundamental. Por un lado, los padres o cuidadores son quienes controlan cuándo y qué comen sus hijos. Mientras que los niños son quienes deciden cuánto alimento van a ingerir y si aceptan o no las opciones. En este sentido, resulta valioso comprender que dichas responsabilidades deben ser cumplidas por cada una de las partes involucradas. En otras palabras, nosotros no podemos controlar la cantidad de alimento que aceptan nuestros pequeños u obligarlos, pero si guiarlos en el proceso.

¿Es normal que mi bebé sea complicado con la comida?

complicado

El Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría (2018), señala que los niños pequeños tienden a exhibir un mayor rechazo a algunos alimentos. Esto se relaciona por una parte, al hecho de que al pasar de ser bebés a niños pequeños, nuestros hijos llegan a una etapa en que el crecimiento se ralentiza. A su vez, esto provoca que las necesidades energéticas se estabilicen y el apetito disminuya.

Asimismo, los niños pequeños comienzan a desarrollar sus propias preferencias y a ganar autonomía, por lo que es normal que decida cuál es su alimento preferido y cuál ya no quiere consumir más. Este proceso es muy cambiante, por lo que sus “gustos” pueden variar o quedarse estables por algunas semanas y, por eso es tan importante ofrecerles una buena variedad de opciones nutritivas.

¿Qué puedo hacer para incentivarlo a comer?

niño comiendo

Aunque puede parecer una etapa interminable y muy frustrante, con el tiempo tanto el apetito como la alimentación de tu pequeño se estabilizarán. Por lo pronto, es importante que sigas ofreciendo opciones saludables y variadas en cada comida, para que primero se acostumbre a dichas opciones y posteriormente se atreva a probarlas.

Algunos expertos en salud infantil, como el equipo editorial de Mayo Clinic (2020) y de la Academia Americana de Pediatría (2018), ofrecen algunos consejos vitales para incentivar a probar cosas nuevas a los niños quisquillosos.

1) Respetar el nivel de apetito del niño

complicado

Evitar luchas por la comida es una de las primeras pautas que se deben seguir al momento de ofrecer comida a un bebé. Como hemos mencionado, la responsabilidad de los cuidadores es ofrecer alimentos saludables, pero finalmente la decisión de aceptarlos y comer una determinada cantidad, queda de parte del bebé.

El hambre y el apetito son señales que nos ofrecen nuestros cuerpos y que deben ser escuchadas adecuadamente; enseñarle eso a nuestros hijos les permitirá desarrollar una relación sana con los alimentos. Además, si los niños sienten que cada vez que llega la hora de comer son obligados, chantajeados o castigados, es más probable que comiencen a relacionar los alimentos con experiencias negativas y que se vuelvan cada vez más renuentes a comer.

Si tu bebé suele mostrar poco apetito, puedes comenzar a ofrecer porciones pequeñas para que no se sienta abrumado, combinando siempre opciones cremosas, además de otras texturas sólidas y suaves. Con el tiempo, tu pequeño reconocerá sus señales de apetito y saciedad y será capaz incluso de pedir más comida.

2) Establecer una rutina saludable

niña comiendo

Las rutinas son claves en muchos aspectos de la crianza y crecimiento de nuestros bebés. Servir el alimento a una hora determinada y siguiendo un ritual específico, le permitirá a tu hijo prepararse y estar más dispuesto a recibir los alimentos. Las meriendas entre comida también deben estar regularizadas y ofrecerse en un horario particular. Picar dulces o alimentos poco nutritivos, así como bebidas azucaradas o leche en varias ocasiones durante el día, pueden disminuir el apetito de nuestros hijos cuando llega la hora pautada para comer.

Por otro lado, resulta vital ofrecerle el mismo tipo de comida que se prepara para el resto de la familia, pues el ejemplo es una de las mejores herramientas que pueden usarse para establecer buenos hábitos alimenticios. En este sentido, también es fundamental que el bebé acompañe al resto de la familia a la hora de comer, aun cuando ha decidido que no continuará comiendo. Recuerda siempre incentivar de manera respetuosa, escuchando y comprendiendo las necesidades de tu pequeño.

3) La creatividad como herramienta

complicado

Ofrecer alimentos nuevos no debe representar un dolor de cabeza ni un momento de desesperación para todos. Si tu bebé tiene una fuerte preferencia por las cremas, puedes seguirlas ofreciendo, siempre acompañadas de opciones nuevas. También puedes servir las cremas sobre algunos vegetales al vapor como el brócoli, y permitir que tu bebé use dichos vegetales como una especie de “cuchara”, manipulándolos para llegar a comer la crema.

En la mayoría de los casos, un bebé necesita que se le ofrezca un alimento alrededor de dos docenas de veces para que comience a aceptarlo como algo normal en su dieta. Por eso la paciencia también es muy importante durante este proceso, así como el no crearse expectativas sobre la cantidad de alimento que tu hijo aceptará.

Hablar con tu bebé sobre la forma, color, textura, o incluso crear historias sobre los alimentos que le ofreces, puede representar una divertida motivación para explorar las nuevas opciones. Estas deben ir acompañadas de sus comidas favoritas y, de ser posible, servidas en diferentes presentaciones, con formas y figuras llamativas.

4) Incluirlo en el proceso

complicado

Si sientes que tu bebé se encuentra muy renuente a probar nuevos alimentos, puedes comenzar a incluirlo en su proceso de preparación para ayudarlo a que se familiarice con ellos. De esta manera, puedes permitir que tu pequeño lave las verduras o lleve los alimentos desde la nevera hasta el mesón.

Involucrarlo en el proceso de obtención de los alimentos también puede ser una muy buena idea. Para ello, puedes llevarlo algunas de las veces que haces las compras y mostrarle las verduras y frutas que llevarán a casa para preparar su comida. Por otro lado, es importante que la familia se involucre en la creación de hábitos saludables. De esta manera, no deberían comprarse opciones que no deseas que tu hijo consuma.

5) Hacer amenas las horas de la comida

mamá e hija comiendo

Además de lo mencionado antes, es muy importante que la hora de la comida se convierta en un momento de compartir en familia. Puedes comenzar disminuyendo las distracciones como televisión y otras pantallas, para que los participantes se enfoquen en el momento y en la comida. Engañar a los niños para que acepten alimentos no es una buena idea, ya que lo que buscamos es crear hábitos reales y consientes.

Usar opciones poco saludables como dulces y ultra procesados como recompensas tampoco es buena idea, pues el mensaje que suele dejarse es que estos alimentos son mejores, pues son usados como premios. Esto no significa que no puedes ofrecer algunos postres, solo que no deben ser vistos como trofeos o estímulos, sino como una parte más de la rutina.

Cómo puedo mejorar el déficit de hierro

niños comiendo

Entre los alimentos nuevos que vayas ofreciendo, debes incluir opciones que provean una buena cantidad de hierro, si tu pequeño ha mostrado bajos niveles de este nutriente. Entre ellos, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido destaca el hígado, carnes rojas, espinaca, acelgas, alubias o garbanzos, frutos secos, cereales y harina de soja, entre otros. En el siguiente post puedes leer más alimentos que ayudan a evitar la anemia infantil.

Por último, recuerda que el hábito de tu pequeño no cambiará muy rápido, por lo que deberás tener paciencia y no desistir de ofrecerle nuevas opciones saludables en todas las comidas, hasta que finalmente se anime a probarlas.

 

Esperamos que esta información te sea de utilidad y pronto puedas solventar la situación con tu pequeño. Te recomendamos también asistir a un profesional en la salud y nutrición de los niños, en caso de que tu bebé no esté adquiriendo suficientes nutrientes por ser complicado con la comida.

 

Más información

Mi hija es vegetariana ¿la alimento bien?

¿Qué suplementos puedo darle a mi hijo que no come carnes?

Mi hijo no come carnes ¿Qué puedo ofrecerle?

Mi niña de 8 años no come carnes ¿qué debo hacer?

American Academy of Pediatrics (2018). 10 Tips for Parents of Picky Eaters (niño complicado a la hora de comer). Healthy Childrens

Mayo Clinic. (2020). Children’s nutrition: 10 tips for picky eaters (niño complicado a la hora de comer).

National Health Service. (2020). Iron – Vitamins and minerals.

The Regents of The University of California. (2020). Picky Eaters (niño complicado a la hora de comer). Benioff Children´s Hospital.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.