Irritación en los pezones 6 meses después de lactancia materna ¿Podría ser signo de embarazo?

Pregunta completa: Mi bebé tiene 6 meses cumplido, siempre ha tomado leche materna y a partir de los 6 meses le he dando su comidita… desde entoces mis pezones estan agrietados, me siento confundida porque según es un signo de embarazo ¿¿¿¿sera cierto???? Por lo que me gustaría saber sobre la irritación en los pezones.

Respuesta:

Hola quería mamá, te agradecemos tu confianza en nuestro equipo para consultar tus dudas, a continuación te dejamos información que podría ayudarte a entender por qué tus pezones se sienten irritados. Sin embargo, te recomendamos asistir a un médico especialista si las molestias persisten.

¿Es normal la irritación de los senos durante la lactancia?

Irritación en los pezones

Uno de los motivos más frecuentes por el cual las mujeres abandonan la lactancia materna exclusiva, se relaciona con el dolor y molestias en los senos y pezones. Estas molestias suelen presentarse durante las primeras semanas de la lactancia. Según Kent y colaboradores (2015), entre las causas principales asociadas al dolor e irritación de los pezones se encuentra un mal agarre o acoplamiento del bebé en el pezón, además de una posición de amamantamiento incorrecta. Otros aspectos como anomalías palatinas en el bebé, infecciones y mastitis, suelen ocasionar este tipo de molestias.

Sin embargo, en la mayoría de casos estudiados, las molestias suelen desaparecer entre el primer y tercer mes, cuando la lactancia se ha instaurado por completo y tanto mamá como bebé han conseguido un acoplamiento ideal. El manejo efectivo de la lactancia temprana, garantizan la prevención del dolor e irritación en los pezones, además de evitar que las madres desteten de manera precoz.

Aunque la incidencia de malestares en los senos y pezones es relativamente alto en las mujeres que han iniciado la lactancia, no se considera como un signo normal ni saludable. Esto se debe a que el conjunto de acontecimientos que ocasionan la irritación, pueden prevenirse por completo, siempre y cuando se cuente con una guía adecuada por parte del personal de salud o de asesores de lactancia.

Irritación en los pezones ¿Puedo estar embarazada?

Irritación en los pezones

Como indican los expertos de la Associación Americana de Embarazo, durante el periodo de gestación ocurren diversos cambios en los senos de la madre. Dichos cambios se relacionan con los procesos hormonales que ocurren en el cuerpo durante el embarazo. Asimismo, algunos cambios fisiológicos como el aumento del flujo sanguíneo y la retención de líquidos, pueden hacer que los senos se sientan inflamados, sensibles y presenten dolor.

Estos procesos ocurren como una forma de preparar al organismo, especialmente los senos, para el desarrollo y llegada del bebé. Además de la irritabilidad de los pezones, durante el embarazo los senos pueden presentar otros síntomas, como dolor general. Todo esto se relaciona con el crecimiento de los conductos galactóforos, los cuales deben expandirse para comenzar el proceso de producción de leche. Las molestias de los senos asociadas al embarazo se caracterizan por presentarse simultáneamente en ambos senos y, además, es común también en mujeres lactantes que comienzan un nuevo embarazo.

Cambios hormonales

Si tu ciclo menstrual no se ha regulado desde el parto, es posible que la irritación de tus pezones se deba a que tu cuerpo está presentando cambios hormonales asociados a la restauración del ciclo. Esto ocurre comúnmente cerca de los seis meses después del parto y se relaciona con el hecho de que, a dicha edad, los bebés comienzan la Alimentación Complementaria. Los cambios en la demanda de leche por parte del bebé, pueden desencadenar la ovulación y, por lo tanto, la menstruación, en caso de no haber embarazo.

Estos cambios hormonales hacen que los pezones se vuelvan muy sensibles y propensos a irritarse, por lo cual las madres suelen sentir muchas molestias al amamantar a sus pequeños, especialmente durante la ovulación y días previos a la menstruación. Algunas mujeres consumen suplementos de calcio y magnesio para disminuir las molestias, aunque siempre se debe consultar con un médico antes de comenzar o aplicar cualquier tratamiento, para garantizar que este no interfiere con la lactancia.

Algunos estudios como el de Hamaideh y colaboradores (2014), indican que el dolor de senos, así como el dolor en la espalda baja y los calambres abdominales, son algunos de los síntomas más comunes y severos de condiciones como el Síndrome Pre-Menstrual o SPM.

Otros posibles motivos de irritación en los pezones

Además de las causas hormonales, existen otros motivos que pueden ocasionar irritación en los pezones durante la lactancia. Aunque a diferencia de las molestias descritas anteriormente, estas suelen presentarse en un solo seno. Si has descartado un embarazo o el comienzo de tu ciclo menstrual, podrías evaluar algunas de las siguientes razones.

Lesión o traumatismo

Irritación en los pezones

Podrías evaluar si has sufrido alguna lesión o traumatismo en el seno que pueda haber ocasionado la irritación del pezón o los pezones. Entre los traumatismos que suelen suceder en la lactancia se encuentran las mordeduras ocasionadas por nuestros pequeños. Asimismo, algunas veces pueden tirar el pezón con más fuerza de lo acostumbrado y ocasionar lesiones. Si además ha comenzado a moverse demasiado durante las tomas, es posible que tire y doble el pezón causando un dolor que puede persistir varios días.

Comprobar agarre y posición al amamantar

Irritación en los pezones

Aunque la lactancia se haya instaurado correctamente desde hace meses, te recomendamos revisar aspectos básicos como el agarre y la posición al momento de amamantar. Sobre todo porque mientras nuestros bebés crecen, comienzan a moverse y a intentar nuevas posiciones para alimentarse. Algunas de ellas pueden dejar al bebé con un agarre superficial, en el cual no podrá acoplarse totalmente con la areola. En estos casos hay mayor roce y succión en el pezón, lo cual ocasiona grandes molestias.

Irritación en la piel

Irritación en los pezones

También es importante que compruebes que tu piel no está pasando por un periodo de irritación debido a un tratamiento cosmético o aplicación de algún producto. La piel puede irritarse además, si has estado expuesta o has consumido algún producto alergógeno, como algunas plantas. Por otro lado, debes descartar que estés pasando por un cuadro de psoriasis o eczema, que suelen causar irritación en diversas partes del cuerpo, incluyendo los senos.

El bebé en dentición

Irritación en los pezones

Si además tu bebé se encuentra en proceso de dentición, podrías sentir molestias debido al aumento de salivación o a que el bebé se “rasca” las encías con tus pezones. Tradicionalmente se cree que el crecimiento de Candida albicans, que ocasiona la candidiasis, puede causar dolores fuertes en los senos. No obstante, Kaski y Kvist (2018), indican que no hay una relación significativa entre las mujeres que lactan y presentan candidiasis y la persistencia de pezones irritados.

 

Esperamos que pronto mejores y puedas continuar con una lactancia tranquila. No olvides consultar con tu médico sobre todos los síntomas que presentes.

Más información en: 

Cambios fisiológicos durante el embarazo

5 cambios fisiológicos que ocurren durante el embarazo

Ya tengo un bebé ¿Cómo saber si estoy embarazada?

¿Es peligroso tener relaciones sexuales durante el embarazo?

American Pregnancy Association. (2021). Breast Changes During Pregnancy.

Hamaideh, S. H., Al‐Ashram, S. A., & Al‐Modallal, H. (2014). Premenstrual syndrome and premenstrual dysphoric disorder among J ordanian women. Journal of psychiatric and mental health nursing, 21(1), 60-68.

Kaski, K., & Kvist, L. J. (2018). Deep breast pain during lactation: a case-control study in Sweden investigating the role of Candida albicans. International breastfeeding journal, 13(1), 1-9.

Kent, J. C., Ashton, E., Hardwick, C. M., Rowan, M. K., Chia, E. S., Fairclough, K. A., … & Geddes, D. T. (2015). Nipple pain in breastfeeding mothers: incidence, causes and treatments. International journal of environmental research and public health, 12(10), 12247-12263.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.