Piel del recién nacido. ¿Es normal que tenga sarpullido en el abdomen y párpados?

Pregunta completa: Hola buenos días. Mi bebé tiene 4 días de nacido y esta presentado como un salpullido con pepitas blancas en su barriga y en los parpados me dicen que es normal por que acaba de nacer y la piel del recién nacido es asi. Me podrían ayudar con esta inquietud gracias feliz día

Respuesta:

Hola querida mamá, te felicitamos por este nuevo y hermoso comienzo. Esperamos que disfrutes y crezcas junto a tu bebé en esta etapa tan maravillosa de la maternidad. Sabemos que cada nuevo día representa una nueva experiencia, en las cuales aparecen nuevos retos que nos llenan de mucha inquietud.

Por eso, nuestro equipo se encuentra dispuesto a ayudarte con las dudas que vayan surgiendo, brindándote información segura que te ayudará a sentir más tranquila. A continuación te explicamos algunos de los aspectos característicos de la piel del recién nacido y cuáles son las condiciones más comunes que se presentan, en especial durante las primeras semanas de vida.

Características de la piel del recién nacido

recién nacido

Aunque la piel de todos los humanos cuenta con los mismos componentes y características fisiológicas, en los neonatos, este órgano presenta algunas diferencias. Para empezar, la piel del recién nacido es más fina y sale del vientre de la madre con cierta “esterilidad”. Además, algunos elementos como las glándulas sebáceas y sudoríparas se encuentran aún en desarrollo, por lo cual tienen menos secreciones en la piel.

Muchos expertos de la piel y su cuidado, como Kultubay y su equipo (2017), indican que la piel del recién nacido se encuentra expuesta a presiones mecánicas durante el nacimiento y, por otro lado, la ropa ejerce también cierta presión. Asimismo, este órgano, que sirve como la principal protección de nuestro cuerpo, debe enfrentarse y adaptarse a los cambios en las condiciones ambientales y a los microorganismos que se encuentran en su nuevo entorno.

Es por ello que al nacer, los bebés cuentan con una cubierta protectora que les permite mantener la lubricación y pH de su piel. Dicha capa es conocida como vérnix caseosa y muchos expertos recomiendan dejarla hasta que comience a caerse naturalmente, para que la adaptación de la piel del recién nacido sea mucho más eficaz y paulatina.

Cambios en la piel de los bebés

recién nacido

Tal como indican O’Connor y colegas (2008), la piel del recién nacido presenta diversos cambios, asociadas con la etapa de adaptación en las primeras semanas. Estos cambios pueden venir acompañados de alteraciones que, en su mayoría, se consideran normales y se asocian a reacciones del sistema tegumentario ante las nuevas condiciones ambientales, a las cuales se enfrentan nuestros pequeños.

Las erupciones, salpullidos o reacciones suaves que se presentan en la piel del recién nacido, suelen autolimitarse y no se asocian con condiciones graves. No obstante, los padres pueden preocuparse, en especial si estas alteraciones ocurren de manera espontánea y perduran por varios días. Es por ello que en los controles neonatales, los médicos pediatras deben identificar correctamente las lesiones y guiar de manera clara y adecuada a los cuidadores.

¿Debo consultar con su pediatra?

bebé

En su trabajo investigativo, Kultubay y su equipo (2017) explican que la aparición de lesiones en la piel del recién nacido es algo bastante común. Algunas de las alteraciones más comunes son trastornos congénitos o cuadros infecciosos, pero todos estos son transitorios.

Resulta valioso asistir a los controles neonatales, de manera que el médico de tu bebé pueda chequear y monitorear el estado de su piel. En estos casos, los pediatras identifican si se trata de una condición benigna que desaparecerá por sí sola (como en la mayoría de los casos) o si es necesario remitir al bebé con un pediatra especialista para estudiar si se trata de algún caso poco común.

¿Es común el sarpullido en los bebés?

piel del recién nacido

La mayoría de alteraciones que se presentan en la piel del recién nacido se reconocen como casos muy comunes. Algunas de ellas aparecen hasta en el 50% de los bebés y son diagnosticadas de manera fácil por los pediatras. En el caso de tratarse de un caso inusual, será el pediatra quién indique si se deben realizar estudios adicionales o se debe acudir a un experto en la salud de la piel.

Tipos de condiciones dermatológicas comunes en bebés

La mayoría de condiciones presentes en la piel del recién nacido se asocian con la inmadurez de estructuras cutáneas o reacciones del sistema tegumentario ante infecciones bacterianas; asimismo, todas ella pueden diagnosticarse de manera rápida y sencilla. A continuación mencionamos algunas de las alteraciones cutáneas más comunes en bebés recién nacidos.

Acné Miliar

piel del recién nacido

El acné miliar es otra de las condiciones cutáneas más comunes, presente hasta en la mitad de los recién nacidos. Se trata de pequeños granos o manchas blancas en el área del rostro. Estos son poros obstruidos que aparecen entre los 2 días y las 2 semanas de edad. Suelen desaparecer por si solas alrededor del mes de vida y no representa ningún peligro para los bebés.

En términos formales, el acné miliar es una serie de granos o quistes benignos diminutos que han acumulado queratina y tienen una apariencia blanca o amarillenta. Dichas pápulas se concentran en el rostro, cuello y en ocasiones, se extiende por el pecho y abdomen o por todo el cuerpo. Para estas lesiones no se indican tratamientos, ya que suelen resolverse de manera espontánea.

Costra láctea

piel del recién nacido

La costra láctea o dermatitis seborreica es bastante frecuente, aunque su causa precisa no se conoce muy bien. Esta se trata, básicamente, de la obstrucción de las glándulas sebáceas por un exceso de producción de grasa o sebo. Resulta bastante usual durante el primer trimestre y, se concentran en el cuero cabelludo.

En la mayoría de bebés con costra láctea, esta desaparece por si sola y los padres solo deben terminar de retirar las costras que se han desprendido por completo. Para ello, pueden ayudarse con un peine de cerdas suaves durante el lavado, aprovechando el agua y el champú para suavizar la costra.

El Equipo Pregunta Mamá (2018) indica también que, si la dermatitis persiste por mucho tiempo, se suelen recetar productos especializados para dicha condición. Estos productos no solo ayudan a retirar las costras sino que además, sirven para prevenir su aparición. Al ser fórmulas dermatológicas, su compra y aplicación deben realizarse bajo la supervisión médica.

Acné del recién nacido o neonatal

piel del recién nacido

La aparición de pequeños granos en el rostro del bebé, en especial sobre la frente, nariz y mejillas, es una condición común, que se presenta hasta en el 20% de los neonatos. Esta es conocida como acné neonatal o del recién nacido. Los granos pueden aparecer como comedones cerrados o como pápulas y pústulas inflamatorias.

Aunque la causa precisa no se ha esclarecido, es posible que se deba a la estimulación hormonal proveniente de la lactancia o, los niveles de andrógenos internos del bebé, que se van regularizando con los días. En algunos casos, el acné puede perdurar por varios meses y va desapareciendo de manera espontánea. Por ello, se aconseja no aplicar ningún tipo de tratamiento, en especial sin la supervisión de un especialista. Los casos más extremos deben ser evaluados para descartar condiciones hormonales inestables.

Es relevante tener en cuenta que en estos casos, cuando el acné está por desaparecer, los granos pueden adquirir una apariencia un poco más grave, aunque después de esto, desaparecen en cuestión de días o un par de semanas.

Cuidado de la piel del recién nacido

piel del recién nacido

La dermatóloga pediatra Püttgen del Hospital Johns Hopkins, indica que en el cuidado de la piel del recién nacido se debe seguir el principio de que “menos es más”. Esto significa que, la piel de los bebés debe dejarse lo más libre. Para ello, se recomienda evitar productos como aceites, cremas, lociones y jabones fuertes.

Además, muchos dermatólogos pediatras indican que los bebés no necesitan más de 3 baños semanales, de manera que los aceites que producen naturalmente, puedan ejercer su efecto protector y lubricante sobre la piel.

Los baños, por su parte, deben ser suaves, con productos hipoalergénicos y neutros, que estén dermatológicamente probados. Asimismo, se debe evitar la exposición directa al sol o aplicar un protector solar indicado por el pediatra. Entre los bloqueadores solares indicados para menores de 6 meses, se encuentran aquellos que contienen avobenzona, octilcrileno, mexoryl, octinoxato y el octisalato.

 

Más información en: 

¿Puedo bañar a mi bebé de noche?

¿Qué es la costra láctea y como se cura?

Kutlubay, Z., Tanakol, A., ENGÝN, B., Cristina, O. N. E. L., SÝMSEK, E., Serdaroglu, S., … & Bülent, E. R. E. N. (2017). Newborn skin: common skin problems. Maedica, 12(1), 42.

O’Connor, N. R., McLaughlin, M. R., & Ham, P. (2008). Newborn skin: part I. Common rashes. American Family Physician, 77(1), 47-52.

Püttgen, K. Newborn Skin. The Johns Hopkins University, The Johns Hopkins Hospital, and Johns Hopkins Health System. https://www.hopkinsmedicine.org/health/wellness-and-prevention/newborn-skin-101

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.