Obstrucción mamaria en la lactancia materna

Pregunta completa: Buenas tardes, tengo un bebé de 4 meses con LME pero sufro mucho de taponamientos de mis mamas, es muy doloroso y me preocupa la frecuencia con la que se da alrededor de 10 veces desde que nació el bebé. Incluso estoy tomando lecitina de soja por recomendación médica pero aun así sigo con taponamientos. Alguien me puede ayudar ya no se que hacer con la obstrucción mamaria. 

Respuesta:

Hola querida mamá, muchas gracias por contactarnos para aclarar tus dudas e inquietudes. Lamentamos que estés pasando por esa situación y esperamos que pronto te sientas mejor. Las obstrucciones mamarias pueden ser muy incómodas y dolorosas, además suelen representar una razón de destete temprano. Sin embargo, es posible prevenir y calmar los síntomas relacionados con este problema.

Conductos mamarios obstruidos

Lactancia materna

Los conductos mamarios obstruidos recurrentes representan un problema para un porcentaje importante de mujeres lactantes. Sin el tratamiento adecuado, este problema puede derivar en una mastitis infecciosa y en el destete de los bebés. A pesar de esto, existen pocos estudios que indiquen la incidencia, factores de riesgo, causas y tratamiento de la obstrucción de los conductos mamarios. En los escasos estudios que se han realizado, se estima que alrededor de un tercio de las mujeres lactantes experimentan conductos obstruidos en alguna etapa de su lactancia.

La mastitis

mastitis

De hecho, la obstrucción se considera uno de los predictores más representativos de la mastitis. Entre las causas que más se asocian a la obstrucción se encuentran la toma apresurada, cuando no se terminan de vaciar los senos y, cuando se usan protectores de pezones, además de algunos aspectos como un mal agarre o rechazo de alguno de los pechos. Yao y compañía (2012) señalan que la obstrucción y la mastitis son causadas por una inflamación de los conductos mamarios. En el caso de la mastitis, se trata de una condición acompañada de manifestaciones sistémicas más graves como fiebre y mialgias. En cualquiera de los casos, si no se trata, la afección puede derivar en la formación de abscesos mamarios. El vaciado ineficaz de la leche suele ser la razón más común de la inflamación de los conductos, por lo que la información adecuada y oportuna sobre la metodología correcta de lactancia es necesaria para prevenir estas condiciones.

Causas de la obstrucción mamaria

obstruccion mamaria

Campbell (2006) de la revista de lactancia materna, indica que entre los factores que pueden provocar obstrucción de los conductos galactóforos se encuentra la restricción de las tomas, por lo que la aplicación de normas culturales sobre la lactancia y el horario de las tomas afecta directamente estas condiciones. Asimismo, el comportamiento, posición del bebé, y los factores ambientales pueden influir en este problema. Además de esto, cualquier aspecto que interfiera con el agarre y transferencia de la leche puede provocar la inflamación y obstrucción, como alguna deformación en el pezón.

Efecto del comportamiento de los bebés

obstruccion mamaria

Algunos comportamientos de los bebés pueden causar interferencia en el flujo de leche y, por lo tanto, originar inflamación y obstrucción de los conductos. Algunos profesionales de la salud indican que existe una gran proporción de madres que presentan estos problemas, cuyos bebés rodean los cuatro meses de nacidos. Los cambios en el desarrollo de los bebés mayores de tres meses, como el aumento de la movilidad, mayor interés por el entorno, pueden generar conductas como tirones repentinos por parte del bebé, mordeduras y posiciones inadecuadas durante las tomas.

Además, se pueden producir alteraciones del sueño debido al desarrollo neuronal que provocan que el bebé se alimente de manera menos frecuente. Por esta razón, las madres que han sufrido obstrucciones anteriormente, son susceptibles a presentar inflamaciones asociadas al comportamiento y a esta temporada.

Efecto del entorno

mastitis

El entorno también tiene un efecto importante sobre la inflamación de los conductos galactóforos, como factores que producen presión sostenida sobre el pecho, como sujetadores de talla inadecuada, portabebés, bolsos pesados y ropa muy ajustada en esa área. Estos accesorios no solo ejercen presión sobre los pechos, sino que pueden interrumpir el flujo de leche.

Además de esto, la fatiga y estrés son factores que alteran la salud física y emocional de las madres. Estos aspectos también pueden influir sobre la lactancia, ya que la madre interrumpe las tomas por las actividades que debe llevar a cabo. Por otro lado, el estrés ocasiona alteraciones en la producción de leche y la dinámica general de la lactancia.

Cómo solucionar la obstrucción mamaria durante la lactancia materna

Existen respuestas clínicas para tratar la obstrucción mamaria, como el masaje mamario terapéutico en la lactancia. Algunos estudios, como el de Witt y colaboradores (2015), indican que este tratamiento resulta eficaz para la reducción del dolor mamario agudo, asociado a la interrupción del flujo de leche por las vías mamarias.

Además, la orientación por parte de personal médico especializado puede solucionar los problemas existentes y, la información actualizada sobre la lactancia materna son aspectos que permiten reducir el riesgo de sufrir condiciones como obstrucciones y mastitis. El agarre correcto, la posición correcta al amamantar y la lactancia a libre demanda son factores importantes en la prevención, ya que permiten regular de manera adecuada la cantidad de leche producida en los senos de la madre, de acuerdo a las necesidades de su bebé. Ofrecer el pecho de manera frecuente y permitir que estos se vacíen por completo, favorece la excreción de la leche.

Por otro lado, Brown (2021) indica que el tratamiento de estas condiciones debe ser inmediato, para evitar que resulte en complicaciones como mastitis y abscesos.

Recomendaciones

lactancia

Entre las recomendaciones que se indican para disminuir los efectos de la inflamación de los conductos y la obstrucción se encuentran:

  • El reposo.
  • Ingesta de líquidos.
  • Dieta saludable.
  • Vaciar los pechos por completo mediante las tomas frecuentes y la lactancia a libre demanda.
  • Aplicación de compresas en el área afectada.
  • Los masajes terapéuticos por su parte, deben ser realizados por un asesor de lactancia o personal médico certificado.
  • En el caso de que se desarrolle una mastitis infecciosa, se suelen recetar antibióticos que no interfieren en la lactancia. Independientemente del tratamiento realizado, la obstrucción de los conductos no afecta la lactancia y, de hecho, la lactancia materna ayuda a eliminar la infección, pues permite que se liberen los conductos y la leche fluya a través de ellos.

Masajes mamarios

obstrucción mamaria

Yao y colaboradores (2021) indican que el masaje mamario funciona como un tratamiento para la obstrucción y dolor en las mamas, ya que promueve una mejor descarga o flujo de la leche. Para los masajes, las madres se deben posar sobre su espalda, en posición supina y, se realizan masajes sobre la región lateral.

Además, se masajea suavemente la raíz del pezón para promover el reflejo de eyección de la leche y se presiona suavemente la areola desde distintas direcciones, ya que esto permite que se abran los conductos lácteos. El pecho se puede amasar desde la base hacia la areola, para permitir el flujo de la leche en los conductos. En el caso de que se formen nudos, se deben masajear suavemente con el pulgar. Los masajes mamarios no deben extenderse por más de 15 minutos.

Compresas

obstrución mamaria

Las compresas también se emplean para aliviar la obstrucción mamaria. En algunos casos, se emplean compresas frías, aunque la recomendación general es usar soluciones tibias, para ayudar a que se abran los conductos y la leche fluya de manera más fácil.

Por otra parte, las temperaturas más frías pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor, por lo que las compresas frías se pueden usar después de la salida de la leche. Esperamos que esta información te sea de utilidad y puedas aliviar el malestar en tus pechos para seguir con una lactancia tranquila. Recuerda también seguir las instrucciones médicas y acudir a los controles indicados.

Más información en: 

Brown, L. (2021). Managing plugged ducts, mastitis when breastfeeding (Obstrucción mamaria). Mayo Clinic Health System 

Campbell, S. H. (2006). Recurrent plugged ducts (Obstrucción mamaria). Journal of Human Lactation, 22(3), 340-343.

Witt, A. M., Bolman, M., Kredit, S., & Vanic, A. (2016). Therapeutic breast massage in lactation for the management of engorgement, plugged ducts, and mastitis (Obstrucción mamaria). Journal of Human Lactation, 32(1), 123-131.

Yao, Y., Long, T., Pan, Y., Li, Y., Wu, L., Fu, B., & Ma, H. (2021). A Five-step Systematic Therapy for Treating Plugged Ducts and Mastitis in Breastfeeding Women: A Case–Control Study. Asian nursing research, 15(3), 197-202.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.