Mi hija no come, ¿Que hago?

Pregunta completa: «Mi hija no come. Estoy preocupada porque mi hija ha bajado de peso. Ella tiene 4 años y no come nada de carnes, ni vegetales. No le gustan. La doctora me indicó que le de suplemento vitamínico.¿Es normal que aun niño no le gusten las carnes y vegetales y que si siente algo raro o la comida no le gusta y la escoja?»

Respuesta:

Querida mamá, muchas gracias por contactarnos. La alimentación de nuestros hijos es una de las cosas que más nos preocupan, puesto que es una actividad fundamental para mantenerlos sanos y con sus funciones vitales cumpliendo su misión correctamente. Acá te contaremos que nutrientes necesita tu hija a esa edad, hablaremos sobre los suplementos vitamínicos y sobre la forma en la que tu hija puede aceptar un poco más la comida.

Mi hija no come. ¿Cuáles son los mínimos nutrientes que necesita?

baby grabbing food from a plate

A cada edad, los seres humanos tenemos requerimientos nutricionales diferentes. Durante la infancia, los niños necesitan consumir una cantidad adecuada de:

  • Hierro
  • Vitamina C para ayudar a la absorción del hierro.
  • Vitamina D
  • Calcio
  • Vitamina B12
  • Ácidos Grasos.

Todos estos nutrientes pueden conseguirse sin necesidad de usar suplementos, a través de los alimentos. A esta edad, tu hija necesita consumir estps nutrientes a través de frutas y verduras frescas, productos lácteos, carnes magras, pan y cereales integrales. Según la Mayo Clinic, una fuente oficial de información revisada y verificada por médicos profesionales, la cantidad de nutrientes necesarias a los 4 años es la siguiente:

De 2 a 4 años: pautas diarias para niños
Calorías De 1000 a 1600, según el crecimiento y el nivel de actividad
Proteína De 5 a 9 onzas (de 142 a 255 g)
Frutas De 1 a 1,5 tazas
Verduras De 1 a 2 tazas
Granos De 3 a 5 onzas (de 85 a 142 g)
Lácteos De 2 a 2,5 tazas
De 5 a 8 años: pautas diarias para niñas
Calorías De 1200 a 1800, según el nivel de crecimiento y de actividad
Proteína De 3 a 5 onzas (de 85 a 142 g)
Frutas De 1 a 1,5 tazas
Verduras De 1,5 a 2,5 tazas
Granos De 4 a 6 onzas (de 113 a 170 g)
Lácteos 2,5 tazas

Ejemplos de comidas para niños:

crema de vegetales para bebes

Para dar a tu hija el hierro que ella necesita, puedes darle lentejas que además contienen proteínas, ácido fólico, magnesio, potasio, zinc y cobre. Es importante combinar los granos (lentejas, caraotas, frijoles) con cereales cómo el arroz, para así poder aumentar su calidad proteica. Es decir, siempre que le des frijoles o lentejas a tu pequeña, combínaselo con arroz para sacar el máximo provecho al alimento.

También para el hierro está el jugo de frambuesa, el cereal mijo, el pistacho, entre otros. Puedes probar con guisantes y pan integral, judías con pan y hummus, etc. Si observas, la combinación es granos con cereales a la vez.

La semilla de chía es una importante fuente de omega-3. Podría interesarte leer sobre: ¿La chia sirve de alimento para bebés?. La vitamina C la puedes obtener de las fresas, manzanas, naranjas, mora, pomelo entre otras.

La vitamina D la puedes obtener del sol y de alimentos cómo la yema del huevo, bebidas vegetales fortificadas, lácteos, y bebidas fortificadas como la leche de almendras, de soja y de arroz.Podría interesarte los siguientes post sobre esta vitamina: ¿Debo darle vitamina D a mi hijo?.

Ya con las cantidades recomendadas, podrías darte cuenta de que en realidad tu peque necesita mucho menos comida de la que crees. Lo importante es brindarle alimentación variada para que pueda obtener todos los nutrientes que necesita. A veces debemos darles estos nutrientes sin que se den cuenta, por ejemplo el pimentín está cargado de vitamina C, pero a muchos niños no les gusta su sabor. Entonces podríamos darle el pimenton licuado como base de sabro para nuestras preparaciones, sopas y guisos.

Mi hija no come bien, ¿Debo dar suplementos alimenticios?

niña

Si no se alcanzan los requerimientos suficientes de nutrientes esenciales, se aconseja tomar suplementos de vitamina B12, calcio, vitamina D y alimentos enriquecidos, especialmente durante el invierno y en situaciones especiales como la infancia, adolescencia y post-menopausia. Incluso para los comedores sanos, puede ser difícil conseguir suficiente vitamina D, hierro o calcio en la dieta de su hijo durante ciertos momentos de su vida, especialmente si el clima está frío y hay poca luz solar.
Esta suplementación siempre deberá ser prescrita y controlada por un médico (¿Necesitan los niños suplementos alimenticios?).

En este artículo encontrarás información sobre las razones por las cuales un niño no quiere comer. Entre ellas se encuentran mudanzas, duelos, peleas familaires, o simplemente que la hora d ela comida se ha vuelto un momento estresante para ellos.

Recomendaciones para que un niño coma más y mejor:

bebe agarrando manzanas de la mesa

Algunos expertos en salud infantil, como el equipo editorial de Mayo Clinic (2020) y de la Academia Americana de Pediatría (2018), ofrecen algunos consejos vitales para incentivar a probar cosas nuevas a los niños quisquillosos.

1) Respetar el nivel de apetito del niño:

Evitar luchas por la comida es una de las primeras pautas que se deben seguir al momento de ofrecer comida a un bebé. Como hemos mencionado, la responsabilidad de los cuidadores es ofrecer alimentos saludables, pero finalmente la decisión de aceptarlos y comer una determinada cantidad, queda de parte del niño.

El hambre y el apetito son señales que nos ofrecen nuestros cuerpos y que deben ser escuchadas adecuadamente; enseñarle eso a nuestros hijos les permitirá desarrollar una relación sana con los alimentos. Además, si los niños sienten que cada vez que llega la hora de comer son obligados, chantajeados o castigados, es más probable que comiencen a relacionar los alimentos con experiencias negativas y que se vuelvan cada vez más renuentes a comer.

2) Establecer una rutina saludable:

Las rutinas son claves en muchos aspectos de la crianza y crecimiento de nuestros bebés. Servir el alimento a una hora determinada y siguiendo un ritual específico, le permitirá a tu hijo prepararse y estar más dispuesto a recibir los alimentos. Las meriendas entre comida también deben estar regularizadas y ofrecerse en un horario particular. Picar dulces o alimentos poco nutritivos, así como bebidas azucaradas o leche en varias ocasiones durante el día, pueden disminuir el apetito de nuestros hijos cuando llega la hora pautada para comer.

3) La creatividad como herramienta

En la mayoría de los casos, un bebé necesita que se le ofrezca un alimento alrededor de dos docenas de veces para que comience a aceptarlo como algo normal en su dieta. Por eso la paciencia también es muy importante durante este proceso, así como el no crearse expectativas sobre la cantidad de alimento que tu hijo aceptará.

Hablar con tu bebé sobre la forma, color, textura, o incluso crear historias sobre los alimentos que le ofreces, puede representar una divertida motivación para explorar las nuevas opciones. Estas deben ir acompañadas de sus comidas favoritas y, de ser posible, servidas en diferentes presentaciones, con formas y figuras llamativas.

4) Incluirlo en el proceso

Si sientes que tu bebé se encuentra muy renuente a probar nuevos alimentos, puedes comenzar a incluirlo en su proceso de preparación para ayudarlo a que se familiarice con ellos. De esta manera, puedes permitir que tu pequeño lave las verduras o lleve los alimentos desde la nevera hasta el mesón.

5) Hacer amenas las horas de la comida

Además de lo mencionado antes, es muy importante que la hora de la comida se convierta en un momento de compartir en familia. Puedes comenzar disminuyendo las distracciones como televisión y otras pantallas, para que los participantes se enfoquen en el momento y en la comida. Engañar a los niños para que acepten alimentos no es una buena idea, ya que lo que buscamos es crear hábitos reales y consientes.

Esperamos haber sido de ayuda querida mamá. Un abrazo

Mi hijo no come carnes ¿Qué puedo ofrecerle?

¿Qué suplementos puedo darle a mi hijo que no come carnes?

Mi hijo no come y está todo el día en el teléfono.

¡Tu opinión puede ayudar a otras mamás! Comenta acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.