Mi bebé produce gases olorosos y heces pegajosas

Pregunta completa: Hola, mi bebé tiene 3 meses y medio, se tira gases mal olientes, le doy solo leche materna. Su popó es muy pegajosa parece un slaim y como se le está cayendo el cabello él se mete las manos a la boca y en su popó le sale cabello. Hago de todo para que siempre sus manitos estén limpias.

Respuesta:

Hola querida mamá, muchas gracias por confiarle tu inquietud al equipo de ¡Pregunta Mamá! A continuación, te dejamos información importante y verificada sobre los gases intestinales en bebés y lo que es normal o no en las deposiciones y flatulencias de nuestros pequeños.

Gases intestinales en bebés

gases malolientes

Lo primero a tener en cuenta, es que los gases intestinales son completamente normales en los humanos, incluyendo los bebés. Estos son el producto del proceso digestivo y la acción de enzimas y bacterias que pueblan el tracto intestinal y el colón de las personas. La producción de gases con distintos olores se puede asociar a distintas causas y no todas se relacionan con un problema de salud.

¿Cómo deben ser los gases en los lactantes y niños pequeños?

gases olorosos

En general, los gases intestinales de los bebés suelen ser inodoros o con olores sutiles (leche cortada, yogurt descompuesto, queso rancio). Estos se componen en su mayoría de dióxido de carbono y otros compuestos con hidrógeno, nitrógeno, metano y oxígeno. En algunos casos, los gases suelen tener también compuestos sulfurados, lo que se evidencia por un olor parecido a huevos podridos.

Las causas de la producción de estos gases olorosos pueden ser muy variadas, pero suelen asociarse a un problema en la digestión de algún compuesto, comúnmente algunos suplementos vitamínicos, antibióticos o fórmulas lácteas. Asimismo, la alimentación de la madre puede influir en cierto grado sobre la digestión de sus bebés lactantes.

La alimentación de la madre puede influir en la producción de gases olorosos en bebés

dieta

En general, la mayoría de gases intestinales producidos por nuestro cuerpo son inodoros. Sin embargo, tal como indica el doctor Dr. Ramón Carnicé (2021), nuestra dieta puede influir en las características tanto de las deposiciones como de los gases o flatulencias.

De esta manera, cuando se consumen gran cantidad de algunos alimentos como legumbres, coles (repollo), brócoli, entre otros, se acumulan algunos compuestos como la celulosa, que no son bien digeridos en el intestino. Estos compuestos pasan al intestino delgado y al colón, donde al ser procesados ocasionan la producción de compuestos gaseosos que pueden ser reabsorbidos por difusión a nuestro sistema circulatorio o, pasar al recto y ser expulsados.

En cualquiera de los casos, la producción y eliminación (o absorción) de estos gases no representa ningún peligro para nuestra salud. Sin embargo, en el caso de las madres que amamantan, los gases absorbidos en su sangre pueden llegar hasta las glándulas mamarias y ser transmitidos a sus bebés a través de la leche materna. De esta manera, dichos compuestos son ingeridos y posteriormente expulsados por los lactantes. Aunque en general esto no representa un riesgo, la acumulación de dichos gases en el sistema digestivo de los niños pueden ocasionar cierto grado de irritación en sus pancitas. Es por ello que se recomienda que las madres tengan una dieta balanceada, saludable y variada.

¿Qué significa el olor en los gases instestinales de mi bebé?

gases

Según Connolly (2019), el olor de las flatulencias de los bebés puede darnos distintas señales a las que se debe estar alertas. De esta manera, si el olor es leve pero sulfurado, puede ser una señal de que la madre ha consumido una gran cantidad de alimentos como legumbres, granos, coles y vegetales muy verdes como el brócoli y las espinacas. De ser esta la razón del olor desagradable en los gases intestinales del bebé, este desaparecerá al cabo de unas horas, en especial si la madre varía su dieta.

Si, en cambio, el olor es muy fuerte y penetrante, podría asociarse a una dieta rica en carnes rojas, las cuales al digerirse producen una gran concentración de gases sulfurados. Al igual que en el caso anterior, el olor debería desaparecer al poco tiempo de haber sido amamantados.

Por último, si el olor de las flatulencias de tu bebé no coincide con las características mencionadas, pero aun así son bastante olorosas, podría deberse a un problema digestivo como poca absorción de nutrientes o incluso estar presentando una infección estomacal.

¿Cuándo debo preocuparme?

mamá preocupada

Como hemos mencionado en artículos anteriores del nuestro blog (Pregunta Mamá, 2019), los bebés alimentados con lactancia materna exclusiva (LME) no deberían producir gases muy olorosos y, si estos se producen, no deberían perdurar mucho tiempo después de ser alimentados y deberían poder asociarse al consumo de algún fármaco, suplemento alimenticio o la dieta de la madre.

Si esto no puede determinarse de manera sencilla y, además el bebé presenta dolor abdominal, diarrea, heces espumosas, acompañadas de mocos y/o sangre, podría tratarse de una infección estomacal por algún parásito o bacteria, por lo que deberás acudir a una consulta con un especialista para descartar cualquier problema.

¿Qué pasa si mi bebé tragó cabello?

cabello

El cabello es una fibra que no puede ser digerida por nuestro sistema digestivo, por lo que, al ser tragado, pasará de largo y será expulsado sin ninguna modificación. En algunos casos, su paso por el intestino puede ocasionar ligeros cambios que deriven en la producción de heces más sueltas de lo “común” para tu bebé. Pero en general, no tienes nada de que preocuparte, siempre y cuando estés atenta a que no suceda muy seguido, ya que tragar cantidades excesivas de este o cualquier material no digerible, puede provocar un taponamiento en el intestino.

¿Debo hacer algo para disminuir los gases de mi bebé?

gases del bebé

El Equipo editorial de la red australiana Raising Children y el doctor Rosenbaum (2021), indica que los bebés no suelen requerir ningún tratamiento para disminuir su producción de gases intestinales, ya que como hemos mencionado, se trata de un proceso completamente normal. Sin embargo, podrías prevenir que estos se produzcan en exceso y acumulen, comprobando el buen agarre al seno y evitando que trague cantidades excesivas de aire o se alimente muy rápidamente. También puedes varias tu dieta y monitorear si los gases de tu bebé cambian de alguna manera.

¿Cómo son las heces de los bebés amamantados?

lactancia

Watson y Brennan (2022) señalan que las heces de los bebés amamantados de manera exclusiva suelen ser entre amarillas y color mostaza, con una consistencia generalmente suelta, cremosa y con lo que parecen algunas pequeñas semillas o gránulos blancos. El color de las heces también puede variar entre verde y amarillo oscuro.

Si las heces producidas por tu bebé tienen una apariencia de “moco” y además presenta mucha espuma y sangre, deberás consultar con su pediatra para descartar alguna infección o problema a nivel del sistema digestivo.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y que tu pequeño se esté desarrollando de manera adecuada y siempre cuente con buena salud.

Más información en:

Mi bebé tiene heces espumosas y amarillas ¿Qué será?

¿Debo estimular a mi bebé para que haga popó?

Soy LME pero me preocupan las flatulencias y el peso de mi bebé

Mi bebé es LME pero tiene pedos fétidos y tarda en deponer

¿Cada cuánto hacen deposiciones los bebés con LME?

Colores y características de las heces de los bebés

Carnicé, R. T. (2021). Causas y remedios de los gases intestinales. Top Doctors INC Sucursal en España

Connolly, S. (2019). What can you learn from the smell of your baby’s gas?. Interactivation Health Networks, LLC. Bundoo

Pregunta Mamá. (2019). Mi bebé expulsa gases muy desagradables ¿qué es?. 2014 ¡Pregunta Mamá!

Ronsenbaum, J. (2021). Passing wind or flatulence. Raising Children Network (Australia) Limited.

Watson & Brennan. (2022). The Scoop on Baby Poop. WebMD LLC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.