Mi bebé intolerante a la lactosa tiene gases fuertes y no hace popó

Pregunta completa: Hola mi bebé tiene 3 meses y medio. Es intolerante a la lactosa y sufre de reflujo. Es de lactancia exclusiva. Esta semana le han salido gases con fuerte olor y duró 6 días sin hacer popó. no está tomando vitaminas, se las suspendió la pediatra mientras se normaliza lo del reflujo. ¿Me pueden ayudar a despejar dudas?

Respuesta:

Hola querida mamá, nos alegra que confíes en nuestro equipo para plantear esta inquietud tan importante. Esperamos que la siguiente información te permita sentirte más segura y ayude a aclarar tus dudas.

En general, los bebés que se alimentan mediante la lactancia materna exclusiva suelen producir gases con olores sutiles como a leche cortada, yogurt agrio, queso podrido o simplemente tener gases intestinales inoloros. Sin embargo, existen distintos factores que pueden alterar el proceso digestivo de tu pequeño, lo que hará que varíen algunos aspectos como el olor de los gases intestinales producidos. Además, si tu bebé ha sido diagnosticado con intolerancia a la lactosa, es probable que en ocasiones produzca flatulencias con fuerte olor, asociado a la acumulación de lactosa en su intestino.

Si mi bebé fue diagnosticado intolerante a la lactosa, ¿Producirá gases con fuerte olor?

peso

La intolerancia a la lactosa es una condición muy poco común en los bebés y niños pequeños. Por lo general, los humanos nacemos con una cantidad suficiente de la enzima lactasa, que se encarga de digerir el azúcar de la leche materna. Sin embargo, una pequeña cantidad de bebés nacen con baja concentración de la enzima y comienzan a producirla de manera insuficiente. En el caso de los bebés diagnosticados con esta condición, pueden seguir amamantando de manera exclusiva, ya que la lactancia sigue siendo el alimento más seguro para un óptimo desarrollo.

En muchos casos, la intolerancia puede ser parcial y se debe a que el bebé no consume todas las fases de la leche producida por los senos de su madre, de manera que la lactosa se va acumulando en el intestino, sobrepasando las cantidades que puede procesar las enzimas digestivas. Para evitar que esto suceda, se recomienda dejar que el bebé se alimente de un solo pecho por toma, hasta que este se vacíe por completo, para garantizar que el bebé consume tanto la fase acuosa (que contiene el azúcar lactasa) como la fase grasa de la leche.

Un bebé intolerante a la lactosa genera gases olorosos 

paciencia

Según los profesionales de la salud de los bebés del portal Raising Children de Australia (2021), algunos de los síntomas más comunes de intolerancia a la lactosa en bebés, incluye una elevada producción de gases intestinales. Esto se debe a que la acumulación de lactasa en el intestino ocasiona una alteración en el procesado de la leche y en la actividad de la microbiota que recubre las cavidades digestivas. De esta manera, muchos de los compuestos de la leche terminan fermentándose, lo que genera gases de fuerte olor.

Frecuencia en las deposiciones de un bebé intolerante a la lactosa

intolerante

En cuanto a la frecuencia en las deposiciones de tu bebé, debes saber que entre las 6 semanas y los 4 meses de edad, esta suele disminuir considerablemente. En algunos bebés, la frecuencia se fija en una deposición diaria, mientras que otros defecan cada 7 a 12 días. Este último caso no suele representar ningún problema, mientras el bebé se mantenga saludable, sus heces sean cremosas o suaves y gane peso de manera adecuada.

Signos de preocupación

intolerante

La frecuencia de las deposiciones de los bebés no suele ser tan importante como otros signos de alarma. Villines (2020), indica que se debe acudir al pediatra si el bebé muestra algunas de las siguientes señales:

  • Malnutrición, que se evidencia cuando el bebé no gana peso de manera esperada según su curva de crecimiento, además de pasar muchas horas sin mojar su pañal.
  • Diarrea. Esta condición se presenta cuando las heces son completamente líquidas y el bebé presenta síntomas de deshidratación (decaimiento, llanto sin lágrimas y pañales secos después de muchas horas).
  • Estreñimiento. Se evidencia por la producción de heces secas y signos de dolor al defecar.
  • Sangre y/o mocos en las heces. Estos suelen ser señales de infección intestinal por algún parásito o bacteria.

¿Cómo evalúo las heces de mi bebé?

intolerante

El aspecto general de las heces de nuestros bebés suele proporcionar información sobre su estado de salud general. Los expertos del Hospital infantil de Colorado, indican que entre las características relevantes de las heces de los bebés amamantados, hay que prestar especial atención al color y la consistencia.

Color de las heces

El color de las heces de los bebés puede variar dentro de un rango relativamente amplio. Esta característica depende de algunos factores como si el bebé recibe lactancia exclusiva y a libre demanda, suplementos vitamínicos, hierro y si consume las fases completas de la leche materna.

En general, las heces de los bebés amamantados de manera exclusiva suelen tener un color entre mostaza, amarillo y marrón claro. En algunos casos, puede ser verde, en especial si no consume la fase grasa de la leche o si no tiene aún un correcto agarre del seno. Los cambios entre estos colores no suelen representar ningún problema. Sin embargo, si presenta heces grises, blancas, negras o rojas, debes acudir a urgencias para descartar diversos problemas de salud.

Consistencia

La consistencia de las heces de los bebés suele ser entre líquida y cremosa. Asimismo, suelen presentar algunos pequeños grumos, en especial cuando no digieren correctamente algunos compuestos como la lactosa. Si, por ejemplo, la consistencia cambia de manera repentina entre semi líquido a sólido o de pastoso a muy líquido, además de verse alterado el color, deberás consultar con su pediatra si requiere de algunas pruebas para descartar problemas como infecciones intestinales.

Vitaminas y suplementos alimenticios

El consumo de vitaminas y suplementos suelen alterar aspectos como el color de las heces de los bebés. El consumo de hierro, por ejemplo, suele estar asociado a la producción de heces bastante oscuras. Asimismo, muchos de los compuestos contenidos en estos productos pueden alterar ligeramente la digestión y ocasionar la producción de gases con fuerte olor.

Esperamos que tu bebé se encuentre muy bien y crezca de manera saludable. Recuerda asistir a los controles pediátricos para monitorear su desarrollo y poder plantear tus inquietudes también con su médico especialista.

Más información en:

Soy LME pero me preocupan las flatulencias y el peso de mi bebé

¿Cada cuánto hacen deposiciones los bebés con LME?

Mi bebé es LME pero tiene pedos fétidos y tarda en deponer

Mi bebé es LME y tarda mucho en defecar ¿es malo?

Mi bebé tiene gases apestosos ¿debo preocuparme?

Mi bebé tiene gases fuertes ¿puede ser intolerante a la lactosa?

Creo que mi bebé es intolerante a la lactosa y al gluten

El lisolac y la intolerancia a la lactosa

Tablas de percentiles de peso de la OMS

Children’s Hospital Colorado. (2023). Baby Poop Guide (intolerante). University of Colorado School of Medicine

Raising Children Network. (2022). Lactose intolerance: babies, children and teenagers (intolerante). The australian parenting website

Villines, Z. (2020). How often should a newborn poop? (intolerante). Medical News Today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.